ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Reorganizaciones El Territorio Venezolano


Enviado por   •  8 de Julio de 2011  •  2.115 Palabras (9 Páginas)  •  842 Visitas

Página 1 de 9

Reseña histórica de los intentos de reorganizar el territorio venezolano.

Varios han sido las ideas de una nueva territorialidad nacional. Desde la geografía de Codazzi en 1841, hasta la idea planteada por Uslar Pietri, en 1945, de equilibrar a Venezuela (Costa-montaña, Llanos, Guayana) Pero es sólo durante la década de los años sesenta cuando comienzan los estudios sobre polos de crecimiento, ejes de desarrollo y zonas de desarrollo integrado, bajo la influencia de la escuela de economía regional, particularmente francesa. A raíz de la fundación del Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables en 1977, empieza a elaborarse el plan nacional de ordenación del territorio y, una década después, ya existía un proyecto que, sin ser aprobado por el Ejecutivo Nacional, sirvió de macro-referencia para los planes regionales de ordenación. Sin embargo, a inicios de los años noventa, la idea de que el Estado regulase la localización de la población, la producción, la infraestructura y los equipamientos, fue cuestionada fuertemente por el pensamiento neoliberal que se instaura en la esfera del poder.

Una concepción voluntarista y espacialista de la ordenación territorial, la escasa precisión en el manejo conceptual de los desequilibrios territoriales y una especie de fobia hacia las grandes ciudades, debido a la falta de un buen sistema económico en algunas de ellas, son cuestionadas por las concepciones de libre mercado, privatización de empresas públicas y apertura a las inversiones externas. Finalmente, el plan nacional es revisado, adecuado, sometido a un intenso proceso de consulta pública y, finalmente, aprobado en 1998. El país debía, entonces, encaminarse hacia un modelo de desarrollo orientado hacia la globalización, utilizando sus ventajas comparativas y competitivas y manteniendo los principios de sustentabilidad y equidad. De este modo, el espacio nacional quedaba organizado en cinco ámbitos de ordenación:

• El espacio marino-costero, con las siguientes prioridades: soberanía nacional, investigación científica y aprovechamiento sostenible de los recursos del mar.

•

Espacio centro-norte-costero, donde se priorizan economías de aglomeración, reducción de des economías, saneamiento ambiental, servicios públicos y competitividad internacional.

•

El espacio de Xa. Faja intermedia, donde cobran importancia los Andes, los Llanos y el Oriente del país, para la creación de las condiciones necesarias para las inversiones nacionales e internacionales.

•

El espacio de Guayana, al sur del río Orinoco, cuyo aprovechamiento hidráulico, minero, forestal y agropecuario estaría sujeto a las investigaciones ambientales y a la disponibilidad de tecnologías ecológicas.

•

El espacio aéreo, al cual se le reservó el sistema aéreo-comercial nacional, el resguardo de la soberanía y la conservación del ambiente atmosférico.

Respecto a las ideas precedentes que se tenían sobre la ordenación del territorio, el plan de 1998 redujo considerablemente la visión ecologista del uso de la tierra, la fobia hacia las grandes urbes del centro-norte y los controles ambientales anti-mercado, favoreciendo la inversión extrajera y la liberación de la economía. Este plan no pudo ser ejecutado, puesto que fue relegado por la nueva administración que se inicia un año después 1999.

Actualmente rige en Venezuela un gobierno autoproclamado revolucionario y anti neoliberal, cuya evolución reciente tiende hacia un proyecto político, resumido bajo el lema de Socialismo del siglo XXI. Desde sus inicios, en 1999, el gobierno consideró que la actual distribución de la población era el resultado de la orientación neoliberal bajo la cual se había conducido el país durante las últimas décadas, lo que habría beneficiado a un número reducido de núcleos urbanos, y castigado al resto del territorio.

El Plan Nacional de Desarrollo Regional 2001-2007, resalta de manera particular lo que se considera la causa fundamental de los problemas nacionales en materia territorial, un proceso de ocupación del país con marcada tendencia hacia la concentración de la población y las actividades productivas en un número reducido de núcleos urbanos localizados en la franja centro-norte-costera, en contraste con el resto del país, una gran extensión semidespoblada con un enorme potencial en recursos. Esta desequilibrada ocupación del territorio nacional creó graves problemas sociales y ambientales en sus principales ciudades y restó dinamismo a la provincia.

También atribuye a los desequilibrios regionales la gravedad de diversos problemas tales como: el estancamiento económico, las migraciones, la marginalidad, la pobreza y el deterioro ambiental, todo lo cual habría afectado sensiblemente al desarrollo general del país. Paralelamente, también critica severamente el proceso de descentralización política y administrativa que se había desarrollado desde 1989, ya que supuestamente contribuía a mantener los desequilibrios territoriales y a favorecer las entidades federales de mayor población y desarrollo económico.

A objeto de promover una ocupación equilibrada del territorio, el Plan Nacional de Desarrollo Regional presentó una estrategia de descentralización desconcentrada basada en la conformación de ejes y áreas de desarrollo: dos ejes de desarrollo territorial con orientación norte-sur en los extremos del país y un eje transversal o intermedio con orientación este-oeste.

El eje occidental, está destinado a fortalecer el crecimiento industrial y agroindustrial. Comprende la cordillera andina y la cuenca del Lago de Maracaibo: aproximadamente 10% del territorio nacional y 23% de la población del país en el 2001.

El eje oriental tiene como objetivo el desarrollo de actividades agropecuarias, turísticas, forestales y mineras. Integra los territorios de la fachada atlántica, desde el estado Nueva Esparta hasta el oriente de Guayana: 21% del territorio y 17% de la población.

El eje transversal o Apure-Orinoco es el "proyecto bandera", que abarca un territorio de más de 300.000 kms2, escasamente poblado, destinado a desarrollar especialmente la agricultura, la ganadería y la explotación forestal. Ocupa aproximadamente el 30% del territorio y el 12 % de la población

La estrategia de descentralización desconcentrada persigue equilibrar la distribución territorial del ingreso, de acuerdo al aprovechamiento de las potencialidades regionales, la distribución equilibrada de las actividades productivas y la ocupación racional y eficiente del territorio.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (14.6 Kb)   pdf (98 Kb)   docx (14.4 Kb)  
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com