ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Resumen Sobre La Batalla De Puebla


Enviado por   •  19 de Mayo de 2012  •  1.527 Palabras (7 Páginas)  •  7.736 Visitas

Página 1 de 7

Aunque el verdadero aniversario de la Independencia de México es el 16 de septiembre de 1810, muchos sienten el Cinco de Mayo como una fiesta importante donde se conmemora la garra puesta por el ejército mexicano al mando del Gral Ignacio Zaragoza, al vencer en la Batalla de Puebla al ejército francés, aún en condiciones de inferioridad de número y armamento.

Para entender el contexto, en aquel entonces, por el año 1861, México atravesaba una crisis económica importante y Benito Juarez - presidente de México - declaró que se postergarían los pagos de deuda externa por dos años. España, Gran Bretaña y Francia no se conformaron con la promesa presidencial, y Francia, el más duro de todos para aceptar el aplazamiento propuesto, decidió "cobrarse" el dinero por su cuenta. Napoleón III, Emperador de Francia designó a Maximilian, Archiduque de Austria, como autoridad en México. Cuando Maximilian intentaba avanzar sobre la Ciudad de México, el 5 de mayo de 1862, recibió la resistencia aguerrida y tenaz del ejercito mexicano.

Así pues, el 5 de Mayo es el día para conmemorar el coraje e hidalgía de los luchadores contra la opresión. Después de este acontecimiento y de otras batallas, los franceses terminaron de retirar sus tropas en 1867 enfrentando una terrible resistencia mexicana y la presión de los Estados Unidos.

La Batalla de Puebla fue un combate librado el 5 de mayo de 1862 en las cercanías de la ciudad de Puebla, entre los ejércitos de la República Mexicana, bajo el mando de Ignacio Zaragoza, y del Segundo Imperio Francés, dirigido por Charles Ferdinand Latrille, conde de Lorencez, durante la Segunda Intervención Francesa en México, cuyo resultado fue una victoria importante para los mexicanos ya que con unas fuerzas consideradas como inferiores lograron vencer a uno de los ejércitos más experimentados y respetados de su época. Pese a su éxito, la batalla no impidió la invasión del país, sólo la retrasó. Los franceses finalmente regresarían y lograrían avanzar hasta la Ciudad de México, lo que permitió establecer el Segundo Imperio Mexicano.

En octubre de 1861, Francia, Inglaterra y España suscribieron la Convención de Londres, en la cual se comprometieron a enviar contingentes militares a México para reclamar sus derechos como acreedores por una deuda que ascendía a alrededor de 80 millones de pesos,1 luego de que en julio de ese año el presidente Benito Juárez suspendió los pagos por los siguientes dos años. En diciembre arribó al puerto de Veracruz el contingente español dirigido por Juan Prim, y los ingleses (al mando del comodoro Hugh Dunlop) y franceses (liderados por el almirante Edmond Jurien de la Gravière) en enero de 1862. Apenas se reunieron, los representantes de las tres países enviaron un ultimátum al gobierno mexicano en el que pedían el pago de sus deudas; de lo contrario, invadirían el país. Juárez, quien gobernaba a un país que apenas empezaba a levantarse de la postración económica, respondió con un exhorto a lograr un arreglo amistoso, y los invitó a conferenciar. Acompañó ese mensaje con la derogación del decreto que suspendió los pagos. Al mismo tiempo, en vista de la posibilidad real de una invasión militar que buscara llegar hasta la Ciudad de México, ordenó el traslado de pertrechos y la fortificación de Puebla, así como crear una unidad, a la que se designó como Ejército de Oriente, que fue puesta bajo el mando del general José López Uraga. En vista del desempeño deficiente de este mando, fue removido y en su lugar se designó a Zaragoza, quien dejó el Ministerio de Guerra y se dirigió a Puebla para organizar la oposición al avance francés con cerca de 10,000 hombres; cantidad mínima si se toma en cuenta el vasto territorio que debía cubrirse.

Reproducción de los Tratados preliminares de la Soledad. Al calce se observan las firmas de Manuel Doblado, Juan Prim, Dubois de Saligny y Charles (Carlos) Wyke

Los representantes aceptaron el llamado y en febrero de 1862 se reunieron con los ministros juaristas del Exterior, Manuel Doblado, y de Guerra, Ignacio Zaragoza, en la hacienda de La Soledad, cerca de Veracruz. Gracias a la habilidad como negociador de Doblado se firmaron los Tratados preliminares de La Soledad, en los que se obtuvo el reconocimiento como interlocutor para el gobierno de Juárez y se garantizó el respeto a la integridad e independencia del país. Además, se convino que las negociaciones sobre la deuda se realizaran en Orizaba, donde se establecerían las fuerzas aliadas, además de Córdoba y Tehuacán, para evitar el rigor del clima tropical del puerto; si no se llegaba a un acuerdo, se retirarían a la costa para así comenzar las hostilidades.

El

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (9.3 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com