ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Sistemas Gestion De Calidad


Enviado por   •  13 de Septiembre de 2011  •  4.797 Palabras (20 Páginas)  •  1.113 Visitas

Página 1 de 20

Criminalidad urbana y Narcomenudeo

El presente texto intenta responder la pregunta sobre las causas que impulsan el aumento de la criminalidad en las principales ciudades del país, partiendo de cinco factores que explicarían este ascenso. Varios de ellos se han convertido en circuitos de ilegalidad de reciente formación, o profundización en zonas urbanas: 1) Narcomenudeo. 2) Anarquía de rentas o circuitos económicos ilegales. 3) Descentralización de la criminalidad. 4) Desmovilización fallida. 5) Extorsión: ya sea la denomina micro extorsión o la extorsión a gran escala.

El Narcomenudeo: la nueva locomotora de la criminalidad Recientemente se ha utilizado el concepto de microtráfico para explicar la venta en pequeñas dosis de algunos alucinógenos. A este fenómeno le adjudican en gran parte las autoridades locales y la Fuerza Pública el aumento de la criminalidad. Sin embargo, el concepto es problemático a la hora de entender el impacto del narcotráfico en zonas urbanas, ya que concentra la atención en el último eslabón de la cadena del circuito ilegal. Por el contrario el concepto de Narcomenudeo, permite entender el fenómeno como una cadena con múltiples eslabones y agentes participantes. Si bien, dentro de dicho mercado ilegal, la parte más visible son los consumidores y el pequeño expendedor, estos no representan el mayor desafío a la seguridad institucional. A pesar de ello las políticas o la casi totalidad de ellas atacan estos eslabones. Por el contrario, los agentes que controlan el negocio no han sido focos de las acciones de seguridad ciudadana desarrolladas para controlar el Narcomenudeo. Al descomponer el mercado del Narcomenudeo queda claro que no es micro, sino que es amplio y en expansión. En él participan 11 tipos de agentes en una cadena compuesta por cuatro nodos. El siguiente esquema muestra los eslabones básicos de este circuito ilegal. La cadena comienza desde el punto de procesamiento de pasta base hasta llegar al consumidor final. En este camino intervienen tres tipos de trasportadores diferentes, tres o hasta cuatro grupos de seguridad y uno o dos grupos de cobranza. Además, se encuentran tres tipos de distribuidores. De hecho, en gran parte de los mercados masivos, como el Narcomenudeo, los eslabones no necesariamente mantienen relaciones directas entre sí, en una buena parte de los casos son diferentes tipos de intermediarios los que juegan el papel de enlazar los nodos.

Gráfica 1. La cadena del narcomenudeo

Adicionalmente, se podrían distinguir otros tipos de agentes que proveen información y permiten la impunidad. La investigación logró determinar que al menos en los dos primeros circuitos de trasporte de drogas los niveles de corrupción son supremamente altos, donde se presentan tipos de acuerdos para dar los llamados “positivos”, o incautaciones negociadas. Fundamentalmente en las zonas urbanas existen diferentes tipos de “líneas” o marcas de drogas ilícitas. Por ejemplo en Bogotá, las líneas de ‘Los Caleños’, ‘Los Paisas’, ‘Los Llaneros’ y la muy fortalecida de ‘Los Boyacos’, entre otros, son los distribuidores mayoristas. En total son 9 líneas, las más tradicionales llamadas “Gancho Blanco”, “Gancho Amarillo” y “Gancho Rojo”, estas últimas tres en decadencia. Marcas que a su vez manejan la exportación hacia mercados internacionales. Los mayores centros de procesamiento de cocaína se encuentran en Casanare, Cundinamarca, y Vichada. En lo corrido del año se han incautado siete laboratorios móviles en Cundinamarca y Casanare, este último es tal vez el departamento donde se procesa la mayor cantidad de cocaína en la actualidad. Es una zona considerada paraíso para esta labor, pues los índices de violencia son bajos y el dominio territorial no está marcado por estructuras criminales visibles y en general al Fuerza Pública lo muestra como ejemplo de la victoria de la Seguridad Democrática.

De “El Cartucho” a otras ollas Estas líneas manejan contactos en las diferentes ciudades del país, por supuesto que algunas predominan en determinadas ciudades. Con todo, las líneas poseen un tipo de distribución mayorista popularmente conocidas como “ollas” a gran escala, dividiendo una determina ciudad por sectores de venta. Así por ejemplo, en Bogotá el principal centro mayorista era “El Cartucho.” Una vez las autoridades intervienen El Cartucho, el negocio del narcotráfico se fragmenta y se crean cinco grandes ollas o expenderos de droga en toda la ciudad. En los barrios de la ciudad comienzan a crearse pequeños centros distribuidores u ollas a pequeña escala, que son auspiciadas por estas ollas matrices.

Para 2008 no había en Bogotá una sola localidad que no mantuviera estos centros de distribución de alucinógenos5. En 2009 todas las Unidades de Planeamiento Zonal -UPZ-, tenían presencia de ollas y las disputas territoriales en Bogotá comenzaban a ser comunes entre las estructuras de seguridad de las ollas. El proceso de descentralización ha sido tan alto que la línea llamada Gancho Blanco fue duramente golpeada recientemente en Bosa y Kennedy, cuando hasta hace unos años su centro de acopio se encontraba en El Cartucho. La forma de operar igualmente era bastante descentralizada. “El modus operandi de la banda era disponer de varios expendedores para que éstos llevaran la droga a lasdenominadas "ollas", y así comercializarla bajo la modalidad de distribuidores ambulantes, en las mismas casas o a través de la entrega de la mercancía a domicilio”6. Cada una de las líneas es manejada desde la zona rural o desde ciudades intermedias. Luego la mercancía es trasladada a las principales ciudades del país y puestos en determinados centros de acopio, que son casas normales a la que llega la mercancía, allí es dividida y distribuida a las ollas grandes de una ciudad. El traslado de la zona rural a la casa de acopio es realizado por estructuras ilegales dedicadas al trasporte de todo tipo de mercancías, que a su vez prestan los servicios de seguridad. En muy pocas ocasiones, el trasporte lo hace el personal al mando del jefe de la línea. En dicho trayecto se presenta el primer gran foco de corrupción, pues estas estructuras criminales deben garantizar la llegada de la mercancía a las ciudades. Este paso que es llamado Trasporte 1 en el anterior diagrama, no requiere de control territorial por parte de ilegales, solo del manejo de contactos estables con la institucional y mantener una red de trasporte. Esta red presta servicios a todo tipo de organizaciones criminales, no se encuentra supeditada a ninguna.

Cuando la mercancía llega al centro de acopio o al punto dos de la cadena, se requiere una vigilancia estable de dicho lugar.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (29.5 Kb)  
Leer 19 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com