ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Vivir Y Morir Soñando.


Enviado por   •  23 de Julio de 2013  •  1.790 Palabras (8 Páginas)  •  220 Visitas

Página 1 de 8

VIVIR Y MORIR SOÑANDO

quien era esa persona que causo tal reacción en mi, era un total desconocido, pero las casualidades no existen y cada capítulo de nuestras vidas tienen un propósito y una razón, en el transcurso de mi jornada tan solo pensé en aquel joven , ya sentía el apuro de salir y volvérmelo a encontrar, no se su nombre, no sé nada de él cómo me lo volvería a hallar, eso era un misterio, yo soy de esas personas obstinadas y valientes que se lanzan a la vida sin utilizar un paracaídas que nos frene y nos ayude a ir más despacio, me gusta las cosas a la ligera y tener una vida salvaje, vivir de mis sueños, me gusta que el destino me sorprenda y no planear mi vida. Así que seguí imaginándome a aquel joven, caminaba sin buscarlo, pero quería encontrarlo. Ya era la ultima hora de clase, la cual para todo estudiante resulta infinita, tan solo a una hora estaba de salir de vuelta a mi casa, tan solo a una hora estaba de tener la posibilidad de encontrarme con lo que parecía una de las casualidades más bellas de mi vida, Miraba el reloj, un gota de sudor caía a un costado de mi frente, mis pies temblaban, mis manos estaban frías, el tiempo se pudo haber detenido en ese momento, tan solo faltan 5 minutos , los mas eternos que jamás había vivido, miraba a mi alrededor, todo estaban flemáticos pero a la vez ansiosos, con sus miradas fijas en ese mismo reloj que definía el transcurso de cada segundo recorrido, todo era tan raro todo parecía tan tranquilo, hasta que por fin, sonó el timbre, mis pies sin mandar ninguna orden se levantador y apresurados corrieron hacia la salida, no sabía lo que hacía tan solo caminaba, caminaba con la mente a mil pensamientos, no oía nada, absolutamente nada, no sabía lo que pasaba, aparentaba estar despierta pero mis sentidos se habían marchado… Oí un grito, decía. OYE QUE HACES TEN CUIDADO! Me agarraron de mi brazo derecho y muy fuertemente me jalaron hacia tras, caí, sentí que volvía a ser yo de nuevo, me pare con ligereza y me había dado cuenta que por poco, tan solo por unos segundos, mi vida aquí había terminado, por poco soy atropellada por el autobús escolar, mire quien me había dado el privilegio de seguir en este mundo, muy sorprendida me di cuenta que era él, el que había esperado con tanto anhelo en toda la mañana.

Tan solo le dije:

Gracias, el con una voz que para mí parecía la quinta sinfonía de Beethoven, la cual era una bella música para mis oídos, dijo: Tranquila pero para la próxima ten más cuidado, si quieres te acompaño hasta tu casa, al parecer no has tenido un buen día, ya nos hemos tropezado en dos veces. Le dije con una gran sonrisa en mi cara: Si, perdona mi estupidez, no ha sido un buen dia y a propósito mi nombre es Elizabeth. El me respondió con gran amabilidad, mucho gusto Elizabeth mi nombre es Eduard.

Los dos tomamos juntos el autobús que hacía la ruta hacia mi casa, nos sentamos en el mismo asiento, y platicamos todo el camino, no recuerdo lo que decía estaba en un extraño trance, parecía que alguno de esos locos magos o como les llamen me hubiera hecho algún tipo de brujería, pero no era así al parecer estaba enamorada, pero la pregunta más ignorante que me he hecho, ¿Que es el amor? Alrededor de esta palabra se han creado miles de hermosas historias, algunas que terminan en un final feliz, pero otras que terminan con ilusiones rotas y sueños destruidos, el amor no es teñir todo de color de rosa, es un sentimiento que nos aferra a otra persona, es lo que te hace sonreír cuando estas agotado, es una esperanza, es una promesa, pero hay que tener cuidado con la palabra Amor, hoy en día a perdido su significado es la palabra usada y mas manoseada.

Yo me preguntaba como en tan poco tiempo me enamoraría, tal vez era su sonrisa, era su mirada o simplemente lo que parecía amor era el apuro de sentir algo, no lo sabía, no tenía muy claro mis sentimientos, tenía la sensación de que estaba pasando por una dura etapa de la adolescencia, estaba tan confundida, nunca en mi vida había sentido esto por alguien, nunca en mi vida me había pasado esta vacilante situación. Yo solo tengo un problema en mi vida. Me preocupo demasiado, siempre soy muy sensible, muy nerviosa, pero esto debe ser alguno de los pequeños obstáculos del amor, pero por el no nos debemos desvelar demasiado, no nos debemos inquietar por hacerlo perfecto, solo por hacer que el amor y la pasión jamás termine, y que todo quede tan solo en un recuerdo vacio.

Al pasar los días, nos fuimos conociendo mucho mas, y como cosa rara me iba enamorando incluso más de lo que me encontraba aquel extraordinario día que lo conocí, tan solo al pasar un minuto a su lado mi día mejoraba, inmediatamente daba un giro inesperado, quería refugiarme en sus brazos, que me calmaran sus labios, que me mirara y mi hiciera sentir tranquila y segura, permanecer con él a

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (9.7 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com