ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Yo No La Maté


Enviado por   •  15 de Noviembre de 2014  •  4.552 Palabras (19 Páginas)  •  178 Visitas

Página 1 de 19

Ha sonado el despertador, son exactamente las 5:30 de la madrugada y ya empezó el martirio; salgo disparado al baño para un buen chorro de la regadera con agua fría tratando de hacer el mayor tiempo posible, desde afuera se oyen gritos cómo “apúrate” “muévete que se hace tarde” pero no parecen importarme.

Salgo con una lentitud y una somnolencia impresionante, veo la hora en mi celular y apenas duré 15 minutos en la regadera “que pinche hueva” me digo a mi mismo, no hay de otra, busco mi uniforme entre el desorden de mi cuarto, después de batallar lo encontré, está más arrugado que ayer pero qué más da, así me lo pongo.

Salgo al comedor y veo mi desayuno con una gran inapetencia, es solo un simple pan dulce, un vaso de leche y 3 hot cakes, termino y directo a lavarme los dientes. 6:20 dice el reloj, es tarde, creo que no llegaré y eso me pone muy feliz. Llegó a la parada del camión y en efecto, es tarde y lo perdí, por mero compromiso tomo el que sigue aunque sea de otra ruta, 1 cuadra de distancia, no es mucho.

Llegó a la puerta de la cárcel y me dicen, son las 6:57 pase, me quedo estupefacto, ¿qué acaso no llegaría tarde? Qué más da, es hora de entrar. Tengo 16 años, he pasado de lugares así en más de una ocasión, al principio hasta divertido era, ahora…monótono y aburrido, 11 años yendo de un lado a otro, mientras más crezco más me aburre y más tiempo al día estoy recluido ahí.

50 almas en un salón, 1 espíritu que nos “guiará” y varios burócratas por encima de nuestros ideales y sueños. Vamos, no puede ser tan malo, perder 8 horas del día en un lugar donde no te saben explotar o donde les importas un comino, tal vez lo ves erróneamente.

Empieza la primer clase, un tipo simplón llega con grandes ánimos, bueno, por al menos será divertida esta clase, suena el timbre, el maestro recoge sus cosas y se despide, a punto de salir del aula se detiene y dice…”si hoy tengo dos horas con ustedes” otros 50 minutos de bromas y risas, mejor que nada.

Pasa el tiempo se su segunda clase y te preguntas ¿dónde quedaron las risas? ¿Las cambió por aburrimiento masivo? si dijera que sí le creería. Es cuando decido simplemente ignorarlo, mirar por la ventana y perder mi mirada, es cuando oigo una voz que me dice:

-wey, te habla Chávez

Volteo y me fumo su sermón y después dice

-Damián, debes ponerme más atención para que sepas que hacer, a ver, dime la respuesta del problema.

“Menuda idiotez que está enseñando” pienso pero solo contesto

- x=12

Respondo e inmediatamente me vuelvo a perder en la nada pero ahora con la diferencia de que me pongo los audífonos y no escucho nada ni a nadie.

7, 7 malditas horas pierdo de mi día en ese lugar, me deprime, me aburre, me frustra, me acerca a mi amor…1 año completo y cada día solo tengo ánimo gracias a mi musa, a la persona que me hace escribir esto, ¿Es su sonrisa? ¿Su cabello? ¿Qué es lo que me enamora de ella?

-Hola Damián-escucho -¿cómo amaneciste?

-B-bien –contesto con unos nervios tremendos, nunca me había dirigido la palabra.

-¿tartamudeas siempre o te doy pena?- me pregunta.

Solamente me callo y de repente….

-Buenos días maestra –salvado por la profesora.

Llega el receso, por fin saldré a comer, pero solo a eso, me hablan por cortesía pero no por que quieran ser mis amistades; no le tomo importancia a la vida, me termino mi almuerzo y de nuevo a mi mundo, audífonos y música a todo volumen y nadie me molestará. Cierro los ojos, espero que llegue el timbre pero algo es diferente, noto algo raro en el ambiente, lo siento más ligero, perfumado, percibo olores agradables ¿qué será? No lo sé pero me agrada ¿será acaso eso que pienso? Abro los ojos y los cierro inmediatamente, ¿qué es este sentimiento? se siente extraño pero creo qué es normal, total, 16 años y que tu único amor desde la secundaria te de tu primer beso, no sé si llorar o reír, mejor solo le sigo la corriente.

Acaba el día escolar sin penas y con una inmensa gloria, me quedé quedo después de ese beso, ¿qué le diría? ¿Qué si quería formalizar? Por favor ¿ella conmigo? De seguro perdió una apuesta y así la pagó.

Miro el reloj y me doy cuenta de algo:

-las 4 –grito –en la madre, se me hizo tardísimo. Tomo el primer autobús sin darme cuenta de qué son es otra ruta a la que debería tomar.

-aceleré y le doy 30 pesos –le digo al chófer, el peor error.

-con gusto joven –me responde y acelera simultáneamente.

Tomo mi lugar, observo lugares diferentes a los que conozco… ¿dónde estoy? ¿A dónde me lleva este autobús? Carajo, me equivoqué de ruta.

-bajan por favor –grito y me bajó corriendo y pasa lo inevitable.

-¡una ambulancia por favor! –un grito desgarrador cimbra el lugar mientras veo mi cuerpo tirado en el asfalto, ¿Qué me pasó? ¿Qué me golpeó? ¿¡Por qué veo mi cuerpo tirado!? Esperen, veo borroso, mi vista se nubla ¿Ahora qué? Tengo mil interrogantes y ni rastro de una respuesta. Solo veo mi cuerpo en una ambulancia, usan un desfibrilador, tratan de salvarme mientras les grito.

-¡es inútil, déjenme ir, dejen que me valla en el mejor día de mi vida!

-vamos, no podemos perder al muchacho –dicen los paramédicos que luchan por salvarme, ignorando mis deseos. Un silencio sepulcral abunda en el lugar, solo los veo maldecir, preguntarse por qué la vida es así.

-¿hora de muerte? –pregunta uno de ellos.

-las 4:21 de la tarde –contesta secamente mientras se lleva las manos a la cara.

De repente todo se nubla, algo pasa, ¿qué será? necesito respuestas lo mas pronto posible. Un temblor sacude mi cuerpo, mueve mis ideas y todo se me mueve, desconozco que pasa, la niebla cubre mi vista.

De repente veo una luz, una voz que grita no nombre y al creer ser ya lo fin decido ir hacia ella. Entro a la luz y todo me parece tan conocido, tan real.

-Damián, por el amor de Dios ya levántate.- me decía una voz

-¿Mande?- pregunté aún son reconocer mi paraje y esa voz.

-Soy

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (25.4 Kb)  
Leer 18 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com