ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

ENSAYO DE CIENCIAS SOCIALES GIDDENS V/s HABERMAS


Enviado por   •  30 de Agosto de 2011  •  2.811 Palabras (12 Páginas)  •  1.554 Visitas

Página 1 de 12

Habermas es uno de los pensadores más importantes de la filosofía de fines del siglo XX, el pensador Alemán presenta un interés metodológico por una fundamentación de las Ciencias Sociales realizando no sólo una propuesta de transformación y actualización de la teoría crítica de la sociedad, sino que además, ha incorporado ideas filosóficas y sociológicas modernas, principalmente los aportes realzados por la filosofía del lenguaje ordinario, las corrientes fenomenológicas y hermeneúticas de la sociología y los conceptos y categorías de la filosofía clásica.

.

Habermas es un pensador moderno que pretende retomar el “Proyecto Ilustrado”, para ello desarrolla la Teoría de la Acción Comunicativa, “teoría que permita un plexo de la vida social, con la que pueda dar razón de las paradojas de la modernidad” .

La gran diagnosis de Habermas es la “Colonización del mundo de la vida por parte de los sistemas racionales instrumentales”, por lo tanto, parte analizando:

La Teoría del conocimiento

Habermas señala que la sociología, desde los clásicos (aporte que el no descarta por cierto, entendiendo por clásicos todos aquellos pensadores que aún nos tienen algo que decir), hasta Parsons (pensador vinculado a los paradigmas positivistas), asumen como principio la relación entre un sujeto cognomento tomado como separado ontológicamente del objeto cognoscible. A partir de esta relación se construye el mundo.

Se adopta entonces, un modelo instrumental de la acción social realizada por un actor concebido de manera aislada como unidad de análisis para la sociología.

Básicamente, la gran crítica que plantea Habermas en torno a la teoría del conocimiento que estaba desarrollando la sociología es que estaba quedando afuera la dimensión intersubjetiva del conocimiento, donde los sujetos se reconocen a sí mismos como iguales generando una conciencia compartida del mundo, por lo tanto, plantea una acción humana fundada en representaciones comunes acerca del mundo.

Frente a la dimensión instrumental de acuerdo a fines que se estaba manejando en la esfera sociológica, Habermas antepone una acción fundada en representaciones comunes acerca del mundo.

Lo que caracteriza a la modernidad nos dice Habermas es esta “Colonización del mundo de la vida por parte de los sistemas racionales instrumentales”, por lo tanto, esta visión intersubjetiva incorporada implica una racionalidad distinta.

Esto es lo que se conoce como giro Lingüístico de la sociología de Habermas, al abandonar el proyecto de una filosofía social del conocimiento para meterse en la corriente pragmática de la filosofía del lenguaje.

Giro lingüístico de la sociología de Habermas

Habermas considera que la reformulación de la Teoría Crítica de la sociedad debe realizarse desde el lenguaje, este permitiría por un lado, rastrear los procesos de reconocimiento intersubjetivo lo que originaria un molde lo de acción y de racionalidad no instrumental.-

Teoría de la Verdad

El concepto de verdad que se venía planteando desde la teoría crítica era la dimensión instrumental de la razón, aquí Habermas plantea un nuevo concepto de verdad considerando un modelo de acción social orientada con base en elementos no instrumentales sino práctico morales.

Si bien Habermas reconoce la existencia en la historia de la filosofía dos modelos de verdad, el legado por la teoría metafísica y la teoría positivista de verdad, las considera como no aptas para sustentar su proyecto normativo.

No viene al caso profundizar sobre estas teorías, pero en términos muy reducidos podemos afirmar que las Teorías metafísicas afirman que los valores y normas sociales construidos por el hombre son susceptibles de verdad igual que las afirmaciones acerca de los valores del mundo, las teorías Positivistas en cambio parten de la distinción entre hechos y valores afirmando que la verdad sólo es condición de los enunciados referidos a los hechos del mundo y que los referidos a valores y normas sólo reflejan estados de cosas subjetivas y emotivas, por lo que son irracionales.

Habermas se aleja de estas posiciones tradicionales señalando que la verdad no es propiedad de los objetos sino de los enunciados por lo que se funda en razones y no en experiencias del mundo, la verdad por lo tanto, es intersubjetiva pues diferentes sujetos pueden predicar algo de las cosas y cuestionarse mutuamente las pretensiones de verdad de sus afirmaciones.

Por último, la verdad de un enunciado se funda en el consenso racional que con base en argumentos puedan alcanzar los sujetos involucrados en un contexto de acción.

Lo que propone Habermas no es menor, su objetivo es fundamentar un modelo de razón no instrumental, una suerte de razón argumentativa que sirve de sustento a los procesos discursivos a través de los cuales los sujetos alcanzan consensos y orientan sus acciones al logro de objetivos comunes y no de acuerdo a intereses particulares.

Con respecto a este enunciado podemos concluir que si tomamos en cuenta la teoría de Habermas y la ubicamos en nuestro campo de intervención en trabajo social, podemos suponer que esta razón argumentativa se puede alcanzar en la mediación de nuestra intervención para con los agentes, ya sea con el agente experto o agente lego alcanzando un objetivo que representaría nuestro telos de intervención que es modificable mediante el proceso.

La verdad de Habermas. Es una verdad por argumentación en tanto que son producto del acuerdo comunicativo entre los participantes de los mismos.

Por lo tanto, en lo que se concentra Habermas y a lo que le da una categoría de primer orden, es concentrarse en los “Actos de Habla”, estableciendo como principio una situación ideal de habla, es decir, una situación donde la comunicación establecida entre los participantes de un proceso discursivo no se encuentra distorsionada por factores contingentes o coacciones.

En este aspecto, creemos que si bien los actos de habla en nuestra disciplina son de real relevancia y es nuestro lenguaje el que nos distingue y hace compleja nuestra intervención, no estamos en completo acuerdo con este ideal ya que en toda realidad y contexto que se nos presente surgirán factores contingentes que lograrán una coacción en nuestro fin pero también estamos en total concordancia cuando Habermas nos dice que todos los sujetos o participantes tienen las mismas oportunidades de expresarse, que todos podrán

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (18.2 Kb)  
Leer 11 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com