ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Gestion Social En Venezuela


Enviado por   •  6 de Noviembre de 2011  •  1.570 Palabras (7 Páginas)  •  1.097 Visitas

Página 1 de 7

El proceso revolucionario del Presidente Chávez, cambió el rumbo económico, social, político y cultural de la nación. Desde el año 1998, fue necesario confrontar dos visiones distintas de país y construir como mecanismo para el avance del proceso, un proyecto cuya mayor fortaleza se encuentra en la participación activa de los ciudadanos.

Durante mucho más de 50 años, le fue negado al pueblo su derecho a participar en las decisiones que definieron el camino que hasta el 98, llevaba el país. Tal rumbo significó, no sólo la exclusión en la toma de decisiones importantes en aspectos políticos y económicos, sino también, la inhumana negación al bienestar, la salud, el hábitat, la educación, la vida, la paz, la identidad a la mayoría de venezolanos, quienes también en número muy alto vivían en pobreza crítica.

Así mismo, se desconocía a los pueblos indígenas y se utilizaban estrategias de coerción como la desaparición forzosa de los disidentes, para evitar alzamientos que pusieran en peligro el régimen establecido. Ante estas circunstancias nuestro país, más que un cambio de gobierno, requería un cambio de rumbo. Hacer conciencia de estos desmanes y hacer conciencia de clases, tardo. Sólo hasta 1989, cuando el pueblo enardecido dijo a gritos su primer no, al abuzo, a la barbarie, a la mordaza mediática, a la manipulación, al descalabro del tesoro nacional en detrimento de las clases más desposeídas, sólo a partir de allí, el pueblo hace uso del derecho a participar.

Hasta entonces, participar significaba enterarse de los abusos a la nación, presenciar la exhibición opulenta de los lujos mal habidos por una clase política corrupta, que se confundía con una clase alta empresarial que se aprovechaba de sus debilidades. Un Estado burgués, al servicio de las clases más ricas. Luego del caracazo se suceden un sin número de hechos que acumulados, logran el salto cualitativo hacia la revolución. Participar adquiere un nuevo significado. Desde entonces, participar es participar.

De esta manera, los cambios significativos en muchos sentidos, son en parte impulsados con la creación de las misiones educativas, de salud, alimentación, entre otras, que se van incorporando paulatinamente a medida que las estructuras tradicionales no favorecen el avance del proceso y sus intentos se ven frenados por trámites burocráticos y redundantes.

No obstante la creación de estas formas de intervenir con soluciones menos burocráticas, se requiere la participación del pueblo organizado, al decir de Kisnennan, Natalio y otros, referido por D’Angelo, O. (2005) se requiere “… ser sujeto en todo un proceso, por lo tanto la participación es la estrategia esencial en toda promoción comunitaria”. De la misma manera, se requiere cada vez mayor madurez ideológica, compromiso y responsabilidad y una mayor conciencia social, todo ello, en el entendido de que estas son las vías para alcanzar desde la solidaridad y la justicia, elevados niveles de equidad, conciencia y de bienestar para todos. En ese camino va el proceso.

Muchos son los estudiosos del proceso actual venezolano y latinoamericano, entre otros encontramos la opinión de Arenas, Patricia y otros (2001), referido por D’Angelo, quienes afirman que la participación representa la alternativa “… a través de lo cual se debe generar un paulatino, pero constante crecimiento, responsabilidad y capacidades, colectivas e individuales”. Estas capacidades deben ser cultivas desde el proceso educativo, desde la discusión y el acuerdo. Se requiere así el hombre nuevo, que se emerge a partir del hacer colectivo, con el necesario sentido de pertinencia, con la responsabilidad colectiva y en una acción compartida, consciente de que“… su crecimiento en última instancia está vinculado con la socialización del poder, progresión de la autonomía y reconocimiento del otro”, sólo será posible desde la construcción colectiva, desde los procesos conjuntos.

En el ciudadano venezolano, indistintamente de su tendencia, actualmente se evidencian grandes avances en este sentido, convencidos que “el ejercicio de la democracia protagónica” referido en la carta magna, garantiza el cumplimiento de otros derechos. Son ejemplos: el derecho a la información, con lo cual se tiene conocimiento de la verdad y se actúa en consecuencia. Todos estamos llamados a participar y en un número que se incrementa cada vez más, existe la manifestación de la voluntad popular. Desde las comunidades organizadas, se formulan los proyectos orientados a solucionar los problemas ampliamente discutidos en asamblea de ciudadanos, considerando las necesidades más sentidas de la comunidad en general y en particular a cada uno de sus habitantes, lo cual garantiza también la participación y la corresponsabilidad.

Así mismo, debido a la necesidad de profundizar el proceso, corregir errores y omisiones, así como, responder a nuevas necesidades de la comunidad se reimpulsa el proceso a través de los «cinco motores constituyentes» de los cuales, la nueva geometría del poder y la explosión revolucionaria del poder popular, a nuestro

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10.1 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com