ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Movimientos Sociales Mexicanos


Enviado por   •  4 de Julio de 2011  •  10.015 Palabras (41 Páginas)  •  1.914 Visitas

Página 1 de 41

COLEGIO MOTOLINIA

SECCION: PREPARATORIA

ALUMNO: GERARDO IVAN RAMIREZ GARCIA

MATERIA: ESTRUCTURA SOCIOECONÓMICA

DE MÉXICO

GRADO: 4° SEMESTRE

GRUPO: “A”

TEMA: MOVIMIENTOS SOCIALES

FECHA DE ENTREGA: 13/05/2009

Introducción

En este trabajo expondré breve pero detalladamente las 2 caras de la moneda en cuanto al movimiento ferrocarrilero. Por un lado tenemos las acciones principales del sexenio de Adolfo López Mateos; y por el otro tenemos el conflicto ferrocarrilero, las consecuencias del mismo y la forma en que fue reprimido por parte del gobierno mexicano.

Además, también hablaré sobre el Movimiento Magisterial que se dio en nuestro país al final de la década de los 60’s, el cual consistió en una serie de movimientos sociales, además de huelgas, encabezadas por intelectuales, maestros, obreros y profesionistas; y exigía, entre otras cosas, aumento salarial y mejores condiciones de vida para los implicados en este movimiento social, el cual, además, fue duramente reprimido por el gobierno.

Después analizare mas detalladamente el movimiento anticomunista encabezado por la iglesia católica al final de la década de los 50’s, ya que la iglesia se oponía a las doctrinas y a los partidos políticos comunistas pues, según tengo entendido, afectaban tanto a sus intereses como a su doctrina y enseñanzas.

Por último analizare exhaustiva y detalladamente, el Movimiento Estudiantil de 1968, las exigencias del mismo, los gobernantes implicados, así como la dura represión por parte del gobierno, la cual es conocida histórica y legendariamente como “La Matanza de Tlatelolco”.

Movimiento Ferrocarrilero

El sexenio de Adolfo López Mateos (1958-1964) se inició en plena efervescencia causada por la lucha sindical ferrocarrilera, que estuvo apunto de bambolear al sistema político mexicano, y que en medio de una difícil situación económica, amenazaban con frenar el crecimiento en años anteriores.

Por ello, el gobierno de López Mateos se propuso dos metas fundamentales: la primera: fortalecer al sistema político mexicano, cuya solución estribaba en suprimir de raíz todo movimiento sociopolítico que amenazara la estabilidad del régimen; y la reactivación de la economía, la cual estaba condicionada a que se cumpliera la primera meta.

Por ello, los nuevos dirigentes políticos, que tras las luchas protagonizadas por las clases trabajadoras en 1958 habían aprendido que la represión no era el camino adecuado, sino que al contrario agudizaban todavía más conflictos; optaron por buscar otro recurso para resolver el descontento de los trabajadores, y éste estaría encaminado a buscar la manera de mejorar el nivel de vida de los obreros como un factor que fue considerado muy importante para lograr la paz y la estabilidad social que permitiera el desarrollo económico del país.

El gobierno de Adolfo López Mateos se concentró entonces en un principio en la búsqueda de esa paz social, y tomó varias medidas dentro de la vía elegida, para empezar estimuló el mejoramiento de los salarios beneficiando sobre todo a los trabajadores del sector industrial y de las empresas paraestatales además, se esforzó por evitar que dentro de las organizaciones de masas adquirieran fuerza los líderes que no hubieran mostrado plenamente su lealtad al sistema político.

Represiones contra el Movimiento Ferrocarrilero de 1958-59

El movimiento ferrocarrilero, primero en busca de mejoras salariales, e inmediatamente después por la búsqueda de la democracia sindical, se inició el 2 de mayo de 1958 con la formación de la Gran Comisión Pro Aumento de Salarios, y se consolidó con la proclamación del Plan del Sureste el 12 de junio del mismo año y el estallido de paros a partir del 26 de ese mismo mes. El 28 de junio su primera gran manifestación en el Distrito Federal fue reprimida al terminar por la policía y los bomberos, muriendo los trabajadores Rafael Alda y Sotelo y Andrés Montaño Hernández, este último rematado en una delegación de policía. El ejército ocupó el mismo día todos los locales sindicales.

Siguieron los paros y tomas de locales sindicales por los trabajadores y el 2 de agosto el ejército y la policía tuvieron que intervenir tomando los cuatro locales de las secciones sindicales del DF, lo que motivó el estallido de una huelga por tiempo indefinido. El 4 de agosto se realizó otra manifestación en la capital la cual fue reprimida dejando un saldo de cuatro muertos, lo que provocó que se desataran paros y huelgas de solidaridad por parte de telegrafistas, maestros y trabajadores petroleros.

Ante la persistencia y ampliación de la lucha, las autoridades tuvieron que aceptar que hubiera elecciones sindicales, mismas que gana por abrumadora mayoría Demetrio Vallejo, quien toma posesión como secretario general el 27 de agosto de 1958.

El 25 de febrero de 1959 estalla la huelga en los Ferrocarriles Nacionales por la revisión contractual y se logra un acuerdo el cual consistió en un aumento salarial. El 25 marzo estalla la huelga en el Ferrocarril del Pacífico y en el Ferrocarril Mexicano demandando un aumento similar, que es declarada inexistente, y un paro de solidaridad de media hora en los Ferrocarriles Nacionales. Al día siguiente el sindicato propone al gobierno levantar los paros a cambio del cese a las violaciones al contrato colectivo, pero el 27 comenzaron los despidos y, cuando aún continuaban las pláticas con el gobierno, se procedió a la detención de Vallejo y los demás líderes sindicales.

El ejército ocupó todos los locales sindicales e instalaciones ferrocarrileras, aprehendió a casi 10 mil trabajadores y luego fueron despedidos casi 9 mil. El 3 de abril se reprimió en el DF una manifestación popular en apoyo a los ferrocarrileros y se detuvo a más de 300 personas.

El paro siguió desorganizadamente hasta el 12 de abril, pero el día 15 el gobierno logró instalar una directiva sindical "charra". La represión prosiguió con el asesinato en Monterrey del ferrocarrilero comunista Román Guerra Montemayor y la detención, el 17 de mayo de 1960, del líder del POCM Valentín Campa. Se mantuvo varios años en prisión a 800 ferrocarrileros, 150 de ellos

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (64 Kb)   pdf (292.3 Kb)   docx (38.3 Kb)  
Leer 40 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com