ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Síntesis Del Texto: "Vivir Bien Y NO Mejor" Por David Choquehuanca Céspedes:


Enviado por   •  23 de Abril de 2013  •  4.169 Palabras (17 Páginas)  •  381 Visitas

Página 1 de 17

Síntesis del texto: “Vivir bien y NO mejor” por David Choquehuanca Céspedes:

Los paradigmas de vida dominantes conceptúan al individuo como el único sujeto de derechos y obligaciones, instituyéndolo como el único referente de vida. Por lo tanto, los sistemas jurídico, educativo, político, económico y social se adecuaron a estos paradigmas y responden a los derechos y obligaciones meramente individuales.

La visión del capital como valor fundamental del pensamiento occidental generó enormes brechas entre ricos y pobres. Estos referentes de vida han propiciado un escenario de desencuentros y han ido profundizando cada vez más, los abismos entre los seres humanos y todo lo que los rodea, llevando a la humanidad a un alto grado de insensibilización. Más allá de lograr (una mejor calidad de vida), cual fuera la promesa de la modernidad, la humanidad avanza cada día más hacia la infelicidad, la soledad, la discriminación, la enfermedad, el hambre y, más allá de lo humano, hacia la destrucción de la Madre Tierra.

Ante esta realidad, surge como respuesta y propuesta “la cultura de la vida”, que corresponde al paradigma ya no individualista sino al paradigma comunitario, el cual llama a reconstituir la visión de comunidad (común-unidad) de las culturas ancestrales. Esa herencia de las primeras naciones de la humanidad considera a la comunidad como estructura y unidad de vida, es decir, constituida por toda forma de existencia, y no sólo como una estructura social (sólo conformada por humanos), en la lógica comunitaria esto no implica una desaparición de la individualidad, sino que la individualidad se expresa ampliamente en su capacidad natural, pero en un proceso de complementación con otros seres dentro de la comunidad.

En estos tiempos en que la modernidad está sumergida en el paradigma individualista y la humanidad está en crisis, es importante escuchar y practicar la herencia de nuestros abuelos, esta cosmovisión emergente que pretende reconstruir la armonía y el equilibrio de la vida, con la que convivieron nuestros ancestros, y que ahora indudablemente es la respuesta estructural de los pueblos indígena originarios que es el horizonte del vivir bien o buen vivir.

Reflexión Personal:

Ellos diferencian vivir mejor de vivir bien. La modernidad, el desarrollo, el progreso occidental, motivan el vivir mejor, que tiene una connotación de tener más, de ahorrar más, de acaparar más bienes materiales. Es un sistema de competencia entre seres, entre pueblos. Si antes el principio era "pienso, luego existo", ahora la premisa de occidente, de la modernidad, es "compito, luego existo". Esa es la característica de vivir mejor.

Ellos no quieren vivir mejor, no quieren competir con nadie. Para ellos la premisa de vivir bien significa vivir en armonía o equilibrio, ese es el concepto básico de la vida. Para el capitalismo el capital es lo más importante, para el comunismo el hombre es lo más importante, pero para la comunidad, para el pueblo indígena originario, la vida es lo más importante.

Vivir bien es equilibrio y armonía, y ese equilibrio y armonía tienen acciones específicas concretas en sus familias, sus vidas y la sociedad. Vivir bien también significa despertar en el contexto de relacionamiento con la vida, complementándonos con todas las formas de existencia.

Deberíamos hacer una visita a esos pueblos indígenas originarios y preguntar si en su vocabulario está la palabra "crisis", seguro que no la conocen o tendría otro significado. Deberíamos aprender de estos pueblos, donde las necesidades no son exponenciales; saben vivir bien y en armonía con su entorno y no viviendo mejor pero en permanente sobresalto.

"Vivir bien significa vivir en armonía o equilibrio" como mencioné con anterioridad, ese es el camino de la verdadera felicidad, ya que la satisfacción que dan los bienes materiales no llegan a colmar en plenitud, sino que deja el ansia hacia un escalón superior, siempre de avaricia y no solo avaricia, también corrupción, guerras, el querer vivir mejor quiere decir que habrá otros que lo hacen peor, de ahí que hayamos dividido el mundo en ricos y pobres.

Por lo que tengo entendido (por muchos familiares que han viajado y otros tantos que viven allí) en los pueblos de Castilla (España) la gente vive con mucho menos, ahorra y no gasta ni la mitad de lo que se gasta en la capital. Y en Extremadura, Andalucía y Galicia existen, pero no lo tienen asumido como una forma de vida. Algo de ello se puede ver en algunos pueblos abandonados donde colectivos de personas jóvenes están adoptando esta forma de vida, pero en un continente capitalista que te ofrece todo a cambio de dinero, resulta difícil que la gente distinga cuales son la necesidades reales y cuáles son las necesidades superfluas, sin sentido alguno.

Qué palabras más certeras las de David Choquehuaca Céspedes que sin duda provienen de una sabiduría ancestral que nosotros hemos perdido en pos del confort consumista.

Tenemos que hacer que para nosotros sea una prioridad el vivir bien. Considero que estamos abocados en ello unos cuantos.

Hablan aquellos que saben distinguir lo necesario de lo superfluo, nosotros hemos hecho necesarias gran cantidad de cosas que no sirven para nada.

Hay mucha gente que se conforma con vivir en paz y armonía, como pregonan algunas tribus y religiones. Lo que ocurre es que hay otra cantidad, tal vez mayor, que prioriza, la riqueza, los placeres y demás,

para tratar de demostrar al mundo que es más feliz, quién más tiene en la vida, aunque les falte lo más querido que es el bienestar personal, una mejor calidad de vida y el corazón.

Lo más difícil de toda esta situación, es teniendo dónde elegir, diferenciar entre lo útil y lo inútil.

Creo que el indio define perfectamente entre vivir bien y vivir mejor, que no son formas opuestas de vivir, más bien son dos filosofías de vida.

Pienso que si uno está bien consigo mismo y con su entorno, vive bien, que no significa tener abundancia material.

Si el progreso es lo que estamos viviendo en el mundo llamado "civilizado", prefiero la sabiduría aborigen en todos los sentidos: económicos, políticos, culturales y humanos.

De todos modos nada es perfecto, seguramente ellos también deberán tener sus imperfecciones o contradicciones en esta filosofía de vida planteada pero no es lo que más nos compete a nosotros al menos en esta reflexión.

Lo mejor es estar de acuerdo con nuestro

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (25.9 Kb)  
Leer 16 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com