ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El Romanticismo literario del siglo XIX


Enviado por   •  10 de Enero de 2019  •  Resúmenes  •  10.062 Palabras (41 Páginas)  •  10 Visitas

Página 1 de 41

Literatura.

Tema 2. El Romanticismo literario del siglo XIX.

1. Contexto histórico, social y cultural:

El romanticismo surge porque se empieza a poner en duda el proyecto ilustrado. Se pone en dudas tras llevar 100 años intentando mejorar la sociedad con el progreso, los puntos del proyecto no se cumplen y por tanto la ilustración fracasa. Esta crisis comienza en 1789 con la Revolución, por la insatisfacción del pueblo, que pide el cambio mediante la violencia. Pero esta revolución no da soluciones. Los revolucionarios fracasan, ya que toda revolución se vuelve en contra de los revolucionarios. Se instaura el terror en la población. Danton, que fue un revolucionario cuenta una anécdota que ocurre en las calles de París, donde un hombre sucio, saca un pañuelo para limpiarse la nariz. AL verle hacer eso, los revolucionarios le acusan de contrarrevolucionario por no utilizar el pañuelo para reparar su ropa y muere por ello.

Los ciudadanos están dispuestos a ceder parte de su libertad a cambio de protección, porque se sienten inseguros con los reaccionarios, que son revolucionarios que se acusaban entre los propios revolucionarios. En este momento Napoleón ofrece cumplir esas peticiones, ocupa el poder, se gana a la gente y gracias a él vuelve el orden en el país y se desarrolla y enriquece la nación, es decir, consigue imponerse como dictador de un sistema que alcanza un buen nivel. Ante este gran progreso Napoleón decide expandir su territorio (en Europa salvo Rusia e Inglaterra) comenzando las guerras napoleónicas que duran hasta el 1814.

En 181 Napoleón es derrotado en Waterloo, y en 1815 se pone fin a su expansión con el Congreso de Viena, donde las potencias europeas pactan una serie de condiciones para evitar futuras revoluciones firmando la “Santa Alianza”, pacto que aseguraba el apoyo mutuo entre las grandes potencias europeas frente a posibles revoluciones. Esta alianza aumentaba e poder de las monarquías absolutistas de Europa, impidiendo el desarrollo del proyecto ilustrado. En 1830 Y 1848  se dieron revoluciones en Europa, esta vez entre la burguesía, pero debido a el pacto se reprimieron rápidamente.

Los románticos representan la generación que hereda la ilustración del siglo XVIII. Ellos han sido educados con los valores de libertad, de progreso, del ideal, etc. Pero se dan cuenta por el contexto histórico y la situación que todo eso en lo que fueron educados no existe, no ven en la sociedad ninguna base de la Ilustración. El estado no está a su servicio, el dinero no ha llegado a la sociedad y  se puede apreciar una revolución científico-técnica con la Revolución industrial pero no una revolución económico-productiva propia del ideal de progreso. La situación es muy cruel, mucho peor que antes, con jornadas laborales de 14 horas, con unos sueldos miserables debidos a el paso del campo a la ciudad. Deciden reaccionar y eligen entre dos posturas (romanticismo nihilista-liberal o romanticismo católico-conservador).

2. Tendencias dentro del movimiento romántico.

Esta frustración se puede representar de dos maneras:

  • Romanticismo nihilista-liberal: (Son los revolucionarios). Románticos que siguen luchando (por la fuerza) para no dejar que no sirva para nada el proyecto ilustrado por el que habían luchado sus padres. No respetan ninguna autoridad, ni norma ética ni política. No creen en nada, tampoco en Dios y como Dios no existe después de la muerte no hay otra vida. Por lo tanto hay que vivir esta vida, sin someter la existencia a una norma. El único criterio es la fuerza, es el único límite. Si no hacen algo es porque su fuerza se lo impide. Para ellos no existe nada más que el presente.

Son: José de Espronceda, Mariano José de Larra y Ángel de Saavedra o Duque de Rivas.

  • Romanticismo católico-conservador: Son chicos moderados, tranquilos. Románticos que tiran la toalla ya que han perdido toda esperanza en el proyecto, piensa que si sus padres no lo consiguieron, ellos tampoco. En el ámbito político y público no son felices y en el mundo externo se sienten marginados, solo les queda volcarse en su interior, buscan tener una felicidad doméstica y huir del dolor y del mundo y buscar el amor de puertas para dentro. Su única esperanza es Dios, su meta es alcanzar el cielo donde podrán ser felices.

Son: Gustavo Adolfo Bécquer, José Zorrilla y Rosalía de Castro.

(José de Espronceda- 1809).

José de Espronceda fue un escritor muy célebre de la época del Romanticismo, el más revolucionario, considerado como el más representativo del Romanticismo nihilista-liberal.

Nació en Extremadura, aunque toda su familia es de Madrid. Su padre era militar y estaba destinado allí, luchando contra los franceses. Para Espronceda su padre era un héroe, aunque creció sin él. En este momento en España, gobernaba Carlos IV, que abdicó en Fernando VII, presionado por los franceses. Napoleón le pidió la corona a Fernando VII y este se la entregó a cambio de permitirles a él y su padre refugiarse en Francia. En 1814 España gana a Francia y la familia de Espronceda vuelve  Madrid cuando este tenía 5 años.

Al volver  España, Fernando VII quiere recuperar la corona, a cambio firma una constitución de carácter liberal que luego no cumple. Durante este periodo el padre de Espronceda sufre muchas transferencias por todo el territorio español. Esto provoca que Espronceda se ponga en contra del rey llegando incluso a planear con unos amigos (forma los numantinos), asesinar al borbón, pero le pillan y encarcelan con 14 años.

En lo personal se enamora de Teresa Mancha, una mujer casada, pero como él es nihilista-liberal (nihil significa nada en latín, estos románicos no creen en nada, no creen en ninguna ley cívica o religiosa, no creen en Dios, solo creen en la fuerza y quieren disfrutar al máximo su vida), le da igual que esté casada y se fuga con ella a Portugal, Londres, París… siendo perseguidos por el marido de ella. En París Espronceda habla con el marido y le ofrece tenerla por el día para aparentar y el autor se la quedará por las noches.

3. Código estético:

Las dos corrientes, por muy contrastadas que estén, comparten el mismo código estético. Cuando hablamos del tipo de literatura que se va a escribir durante esta época, hablaremos del cambio que tuvo lugar desde la poética de la imitación a una poética de la imaginación.

Ese mismo código estético es la poética de imaginación que es la novedad radical que aporta el Romanticismo en Europa, gente muy joven cambia la manera de hacer literatura y el arte que se hacía en Europa hace siglos.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (56.4 Kb)   pdf (249.6 Kb)   docx (44 Kb)  
Leer 40 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com