ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

ANÁLISIS CRITICO DEL LIBRO: "Un Mundo Feliz".


Enviado por   •  28 de Mayo de 2013  •  1.508 Palabras (7 Páginas)  •  671 Visitas

Página 1 de 7

INTRODUCCION:

Este trabajo fue realizado con el fin de llevar a cabo las prácticas de los conocimientos obtenidos en la materia de Desarrollo Humano, uno de ellos fue el reforzamiento de la lectura a través de dicha materia, en este trabajo se presenta de una manera breve el tema principal de este libro llamado “Un mundo Feliz”, en el que se refleja además una conclusión de dicho material.

En este libro, la trama principal se basa en la gran desviación que el significado de felicidad ha tomado, es decir, en esta obra de Huxley se presenta a la felicidad como la satisfacción de una persona mediante la obtención de objetos materiales, y ya no como la satisfacción de llevar a cabo una meta, o de conseguir algún propósito además nos muestra como la sociedad empieza a perder el sentido original de la vida, y se empiezan a olvidar sentimientos y principios, para adueñarse de costumbres o malos hábitos.

En esta pequeña introducción se menciona solo la trama central del desarrollo del análisis de este texto, espero y esto nos de ansiedad por continuar leyendo esta interesante historia, y nos motive a practicar la lectura, para desarrollar mejores habilidades en la adquisición de conocimientos y la mejora del conocimiento literario.

En el libro “Un mundo feliz”, Huxley describe un mundo gobernado por unos pocos mediante un sistema totalitario. La tecnología ha avanzado enormemente hasta convertirse, junto con las drogas de diseño, en el principal medio para conseguir la felicidad.

La novela se ambienta hacia el año 700 después de Ford aproximadamente, en una sociedad altamente tecnificada, que alcanza la categoría de tecnópolis.

Los miembros de esa sociedad no nacen, sino que son decantados, fabricados en serie. La sociedad está dividida en castas, en orden decreciente de categoría (que implica inteligencia, habilidades, capacidad emocional, atractivo físico, etc.). Esas castas son denominadas Alfa, Beta, Gamma, Delta y Epsilon.

Los Alfas son individuos inteligentes, y su papel social consiste en ocupar cargos de dirección en la tecnópolis y en realizar (la mayoría) las tareas más complejas y que requieren mayor habilidad mental.

La casta siguiente son los Betas. Estos también cuentan con una inteligencia avanzada, pero menos que la de los Alfas. Su trabajo consiste en hacer tareas complicadas, pero que no requieren tanta agudeza como las de los Alfas.

Los siguientes en la escala son los Gammas. Estos no son muy inteligentes, y su misión es normalmente trabajar en fábricas, hospitales, etc.

En cuarto lugar se encuentran los Deltas, individuos de escasa inteligencia que trabajan en fábricas y apenas se interesan por ningún asunto.

Por último se encuentran los Epsilones, humanos estúpidos con inteligencia casi animal y sin capacidad alguna de racionar que realizan las tareas más sencillas en la comunidad: servir a las demás castas, subir y bajar ascensores, etc.

Los Alfas y los Betas eran todos genéticamente variados. Sin embargo, los Gammas, Deltas y Epsilones estaban divididos en grupos Bokanovsky. A partir de un óvulo fecundado bokanovskificado se podían conseguir hasta 96 individuos exactamente iguales. A esos grupos de individuos se les llamaba grupos Bokanovsky.

Los embriones eran embotellados en frascos y alimentados mediante un nutritivo sucedáneo de la sangre, más abundante y mejor oxigenado en los miembros de las castas más altas. Los frascos eran colocados en unas estanterías que se desplazaban lentamente a lo largo de un recorrido, durante el cual les eran suministrados alimentos, vacunas, etc. A lo largo de ese recorrido se les acondicionaba, según la casta a la que pertenecieran, a la vida que iban a llevar. Los individuos de las clases inferiores recibían alcohol y otras sustancias que no les permitían desarrollarse con normalidad, para disminuir las posibles facultades que pudieran desarrollar los embriones.

Una vez los individuos eran decantados, comenzaba su acondicionamiento.

Mediante el aprendizaje neo-pauloviano las personas eran condicionadas a amar el modo de vida que les había tocado vivir, y mediante la hipnopedia les inculcaban las lecciones elementales de moralidad, sexualidad, etc.

Cuando crecían un poco más, podían tomar soma, una droga que curaba sentimientos negativos y que les proporcionaba unas felices vacaciones de la realidad.

En ese mundo todas las personas eran felices, pero esa felicidad estaba claramente manipulada. La sociedad estaba muy unida y todo el mundo era de todo el mundo. La esperanza de vida no era muy larga (de unos 60 años), pero la gente era feliz.

En aquel “mundo feliz” vivía un hombre llamado Bernard Marx. Era un Alfa-más, pero fisicamente era

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (9.4 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com