ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Lenguaje Juridico Aristoteles


Enviado por   •  4 de Agosto de 2014  •  8.084 Palabras (33 Páginas)  •  126 Visitas

Página 1 de 33

Categorías (griego antiguo: Κατηγορίαι, Katēgoriai, o περὶ τῶν κατηγορίων, perì tṓn katēgoríōn; lat.: Categoriae) es una obra del filósofo Aristóteles. En ella, el autor propone una clasificación mediante diez modos de predicar: estas son las categorías, conocidas también como los modos del ser.

El término categoría proviene de ámbitos jurídicos, donde se empleaba el verbo kategorein para acusar a alguien. Es desde Aristóteles que el verbo kategorein obtiene un nuevo significado. Es así quecategoría abandona su sentido de ataque para tomar un sentido más neutral y generar el sentido de predicación. El texto Categorías es así una teoría donde se "acusa" a la realidad. Por esto es que Aristóteles confecciona diversos géneros de predicados: 'Yo acuso a esta mesa de ser blanca" o bien "Yo acuso a Sócrates de ser un animal racional". Por esta razón tendremos diversas perspectivas para hacer nuestras acusaciones.

En este tratado, Aristóteles divide las expresiones lingüísticas en expresiones sin combinación (o sin enlace) por ejemplo "hombre", "corre" o "triunfa" y con combinación; por ejemplo "hombre corre" u "hombre triunfa". Las expresiones sin enlace, no afirman ni niegan nada por sí solas, sino solamente ligadas a otras expresiones. Asimismo las expresiones sin enlace (o sin combinación), son meramente términos o categorías. Aristóteles nombra 10:

• Sustancia: como "el hombre" o "el caballo"

• Cantidad: como "dos o tres varas"

• Cualidad: como "blanco"

• Relación: como "doble" o "mayor"

• Lugar: como "en el liceo" o "en el mercado"

• Tiempo: como "ayer" u "hoy"

• Posición: como "sentado" o "acostado"

• Posesión: como "armado" o "desarmado"

• Acción: como "corta" o "camina"

• Pasión: como "es cortado" o "es quemado"

Como en este tratado Aristóteles no siempre separa claramente las expresiones lingüísticas de sus respectivos objetos, parece que clasifica a la vez la realidad en los correspondientes tipos de objetos y de cualidades. Esta división es, según su concepción, la más general y completa posible. Y puesto que en último término no está claro si se trata de una clasificación del lenguaje, de la realidad, o de ambos, la obra tematiza aspectos lógicos, filosófico-lingüísticos, así como problemas de la clasificación fundamental de todo lo existente.

Las "Categorías" son incluidas tradicionalmente entre las obras lógicas de Aristóteles. Constituyen, en la lista transmitida de sus escritos, - que no procede del propio Aristóteles - el comienzo del llamado Organon. Como ocurre con la mayor parte de los escritos aristotélicos, tampoco parece que el texto de las "Categorías" estuviese destinado a la publicación, sino que pertenecería a los llamados escritos esotéricos, que es posible que fuesen originalmente notas o guiones de lecciones y agrupaciones de materiales de Aristóteles.

Las categorías circulaban en tiempos helénicos precedida de la Isagoge (introducción) que el neoplatónico Porfirio hizo a las mismas: "Introductio in Praedicamenta" las cuales, unificadas como un todo (la isagoge y las categorías) fueron tema obligado en el desarrollo de la lógica medieval.

Las categorías conforman el entramado lógico con el cual pensamos y hablamos. Con su ayuda ordenamos la experiencia, los recuerdos, los planes de futuro; gracias a ellas clasificamos el mundo, lo organizamos y nos movemos dentro de él. A nivel colectivo, utilizamos categorías cada vez que nos comunicamos.

Los sustantivos y adjetivos que utiliza un orador; las características típicas de un coche (potencia, peso, precio, color, número de puertas, etc.); las diferentes columnas en una tabla de una base de datos. Todas estas unidades, en tanto permiten clasificar un dominio de la realidad, son categorías.

Las categorías en la metafísica de Aristóteles

Desde que Aristóteles (siglo IV a.C.) les dedicara un opúsculo titulado precisamente Categorías, éstas han sido objeto permanente de discusión filosófica. Su origen es jurídico: kategoreîn en griego clásico significaba hablar en contra de algo o de alguien.

Por ampliación del significado, Aristóteles entiende que una categoría es una predicación de alguna característica con respecto a algo o alguien. En otras palabras, una categoría sería el referente de un predicado.

En su metafísica se entienden como modos de ser; pero no modos cualesquiera (como blanco, azul o incluso color), sino los modos más generales (como cualidad). Los escolásticos dirán más tarde que las categorías, a las que también llaman "predicamentos", son los géneros supremos del ente finito. Sin embargo, el modo en que Aristóteles las discute, y el hecho de que Categorías sea el primero de sus tratados de lógica, hace pensar que las categorías son modos lingüísticos de predicación antes que modos metafísicos de ser.

¿Formas de ser o modalidades de predicación? No hay una respuesta sencilla. El propio Aristóteles no parece darle importancia, influido quizás por una identificación ingenua (común en su época) entre el modo de ser de las cosas y el modo en que las aprehendemos.

La sustancia como categoría fundamental

Aristóteles distingue en todo ente una sustancia permanente de unos accidentes variables. La sustancia fundamenta la individualidad y unidad del ente, organiza sus accidentes y además justifica la permanencia del ente a través del cambio. Menos conocido es que a esta sustancia concreta se le llama "sustancia primera" y que hay además una "sustancia segunda".

En Categorías, II, Aristóteles formula dos distinciones que afectan a "las cosas que existen", como él mismo dice. Se trata de un intento de cruzar dos pares de conceptos con el fin de clasificar todas las realidades en cuatro tipos no vacíos y distintos entre sí. Las distinciones son éstas:

• Toda realidad puede o bien predicarse de un sujeto (será un universal) o bien no predicarse de ningún sujeto (será un particular). Los universales son realidades cuyo nombre puede

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (50.7 Kb)  
Leer 32 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com