ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Perdoname Si Te Digo Que Te Quiero


Enviado por   •  14 de Enero de 2013  •  7.909 Palabras (32 Páginas)  •  298 Visitas

Página 1 de 32

Perdóname si te digo que te quiero.

El despertador sonó puntual a las 7:00 am, como siempre el autobús pasaría a recogerme a las ocho.

El tiempo pasó muy rápido y el autobús ya estaba en la puerta de mi casa, subí al autobús, como siempre ni un “Buenos días Ashley” o un “¡Hola!”, nada, nadie me decía nada, mi amiga Kate siempre iba en su coche al instituto así que no tenía a nadie con quien hablar. Me dirigí hacia el final del autobús, donde siempre me sentaba, nadie me dirigía palabra, estaban todos hablando con sus amigos así que me dispuse a repasar otra vez física. El autobús paró, pero no estábamos en el instituto, estábamos aún muy lejos ¿Por qué habíamos parado? Me preguntaba. Ví subir a un chico no sabía quién era hasta que… ¡Es Chaz! Decidí cubrirme con los apuntes de física, pero… ¿Por qué cubrirme si ni siquiera sabe que existo? Decidí dejar los apuntes, era extraño, el siempre iba en coche ¿Se le habría averiado el coche? De repente vi como me miró ¿Se habrá dado cuenta de que lo estaba mirando? Después de esto se dirigió hacia el asiento que hasta ahora ocupaba mi mochila y se paró delante de él.

Chaz: ¿Puedo? –Dijo señalando al asiento.

Ashley: Si… –Dije apartando la mochila del asiento y dejándola en el suelo.

Chaz: Gracias –Dijo mientras se sentaba.

Ashley: Eh… De nada –Dijo mientras fijaba la vista en sus apuntes de física.

Chaz: ¿Física? –Dijo mirando los apuntes de Ashley.

Ashley: ¿Eh? –Dijo muy nerviosa mientras pudo soltar un hilo de voz desde su boca.

Chaz: Estás estudiando física ¿No? –Dijo señalando los apuntes.

Ashley: Ah, esto… Sí –Miraba los apuntes.

Chaz: ¿Puedo ver lo que estudias? –Preguntó curioso,

Ashley: S-sí toma –Dijo mientras le daba los apuntes a Chaz.

Chaz: Yo estoy estudiando lo mismo ¿Vas a la misma clase que yo? No recuerdo haberte visto.

Ashley: Sí, en física, en química y en arte voy a tu misma clase. –Dijo desanimada.

Chaz: Hm… No recuerdo haberte visto… -Dijo extrañado.

Ashley: No suelo llamar mucho la atención –Bajó la cabeza.

Chaz: ¿Ocurre algo? –Preguntó.

Ashley: N-no, nada. –Dijo intentando disimular.

Chaz: Está bien, entonces… ¿Hoy representarás tu proyecto?

Ashley: Sí –Dijo mientras soltaba un suspiro.

Chaz: Hm… ¿No has estudiado suficiente? –Dijo un poco preocupado.

Ashley: N-no, no es eso… Odio hablar en público –Seguía agachando la cabeza, empezaba a sonrojarse, estaba hablando con él…

Chaz: Bueno tú tranquila que seguro que lo harás muy bien, si te soy sincero, a mí tampoco me gusta hablar mucho en público. ¡Pero todo sea por una buena nota! –Dijo mientras reía.

Ashley: Gr-gracias…

Chaz: Mira ya hemos llegado. –Dijo mientras se levantaba del asiento y salía del autobús.

Chaz: ¡Bueno pues nos vemos luego en física! ¡Adiós! –Dijo mientras bajada del autobús.

Ashley: A-adiós –Dije sonrojada.

Llegué, entré en clase y me senté en mi sitio, siempre igual, no podía parar de pensar en la conversación con Chaz a sí que sin darme cuenta acabó la clase, ahora tenía que dirigirme a clase de física. Llegué y me senté, parecía que Kate no había venido a clase, genial, un día más sola y sin nadie con quien hablar. De repente ví como Chaz empezaba a buscarme con la mirada, yo agache la cabeza, no quería que me viera, pero, vi como fue a sentarse a mi lado.

Chaz: ¿Lista para tu presentación? –Dijo sonriendo.

Ashley: E-h… S-í…

El profesor iba llamando a los alumnos en orden de lista y yo era una de las primeras en orden alfabético.

Profesor: ¡Ashley! Sal a presentarnos tu proyecto.

Ashley: E-h sí ahora voy.

Llegué hacia la mesa de prácticas, estaba muy nerviosa en mi proyecto, empecé a colocar las cosas en la mesa mientras iba explicando algunas teorías… Las palabras no me salían de la boca, empezaba a temblar. Todo empezaba a nublarse, intenté moverme para salir de clase pero…

Profesor: ¿Ashley? ¿¡ASHLEY!?

Me desperté en la enfermería no sabía que había pasado, estaba sola, me dolía mucho la cabeza. Decidí cerrar los ojos, pero escuché como se abría una puerta era Chaz ¿Otra vez?

Chaz: ¡Estás despierta!

Ashley: Sí, s-supon-go.

Chaz: Nos has dado un buen susto a todos –Dijo mientras se sentaba en una silla.

Ashley: L-lo siento –Dije intentando esconder mi cabeza entre las sábanas.

Chaz: No seas tonta, no tienes por qué disculparte.

Chaz: El profesor ha mandado un trabajo en parejas y dice, que si estás en condiciones de hacerlo, te pongas conmigo. ¿Te parece bien?

Ashley: ¿T-tu y… y yo? –Dijo nerviosa.

Chaz: ¡Sí! –Sonrió.

Enfermera: Chaz, necesito que te retires, necesito hablar con ella y puede que no esté en condiciones de hablar aún.

Chaz: Está bien ¡Adiós Ashley!

Espera un momento… ¿Por qué sabe mi nombre? Yo nunca se lo he dicho… Chaz salió de la enfermería mientras la enfermera me examinaba, la cabeza me seguía doliendo pero no tanto como antes, minutos después me pude ir.

La mañana acabó, cogí mi mochila me puse la chaqueta.

Chaz: Ashley ¿Vas sola a tu casa?

Ashley:

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (51.5 Kb)  
Leer 31 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com