ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El Virreinato Y El Nuevo Orden

Ensayos de Calidad : El Virreinato Y El Nuevo Orden. Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 2.323.000+ documentos.

Enviado por   •  18 de Noviembre de 2012  •  1.561 Palabras (7 Páginas)  •  859 Visitas

Página 1 de 7

EL VIRREINATO Y EL NUEVO ORDEN

PILAR GONZALBO AIZPURU

De la urgencia por lograr la conversión de millones de indios se pasaba a la metódica catequesis y a la sistemática expansión de las misiones. Las autoridades fijaban el rumbo e incluso entre los frailes el entusiasmo cedía lugar al desaliento. Los concilios provinciales reunidos para ordenar la vida religiosa de la Nueva España fueron estableciendo los pasos sucesivos para definir la nueva orientación en la enseñanza de los indios, al mismo tiempo que disposiciones reales y decisiones del gobierno local impulsaban y organizaban los estudios de los criollos e intentaban controlar las costumbres de una población que se salía del molde previsto de los dos órdenes: la "reptiblica de indios" y la de los españoles.

La universidad de México, la segunda de fundación real en América, según las fechas de las cédulas fundacionales de Lima y de México, de 1551, fue la primera en impartir clases y otorgar grados, a partir de enero de 1553.

LA IGLESIA DOCENTE: EVANGELIZACiÓN Y CATEQUESIS

Para resolver dudas y planear estrategias, se reunieron juntas eclesiásticas en distintos momentos.

La tendencia fue progresivamente restrictiva; se criticó la ligereza con que se había aceptado como ayudantes de los misioneros a indios recién bautizados y se reprochó a los franciscanos que hubieran asumido una autoridad que no les correspondía, al castigar con azotes o encierro a los indios que no asistían a la doctrina o dejaban de cumplir los preceptos.

Se dispuso que la enseñanza de la religión a los neófitos se redujese a los temas esenciales: artículos de la fe, mandamientos, sacramentos y oraciones que todo cristiano debía saber y repetir, sin entrar en explicaciones de índole teológica, que además de innecesarias podrían ser peligrosas. Debían, pues, los maestros "dejar los Misterios y cosas arduas de nuestra Santa Fe, que ellos no podrían entender ni alcanzar, ni de ello tienen necesidad por ahora".

Además de la insistencia en cuestiones disciplinarias de la Iglesia mexicana, en estas reuniones se confirmaron las decisiones tomadas anteriormente y se concretó la forma en que debía enseñarse el catecismo a la población indígena, los horarios y los textos. Los niños de ambos sexos acudirían a la catequesis todos los días, acompañados por una persona responsable de reunirlos y aprenderían de memoria la doctrina cristiana según un solo texto, basado en el que había sido redactado en lengua latina y aprobado en Trento, y que sería traducido a lenguas indígenas, sin variaciones ni explicaciones adicionales. Los adultos acudirían los domingos y recibirían instrucción inmediatamente antes de asistir a la misa.

LA DIVERSIDAD DE LA SOCIEDAD NOVOHISPANA

Lo que se impuso como un cambio real, desde los primeros momentos y con notable arraigo, fue la enseñanza de prácticas cotidianas como las formas de vestir y, particularmente en el mundo rural, los nuevos cultivos y cría de animales domésticos, las técnicas de trabajo y los cambios en los hábitos de consumo, relacionados con la producción. En estas cuestiones no fueron los frailes los únicos educadores, aunque no faltó el entrenamiento en los huertos conventuales y en los trabajos necesarios para la erección y reparación de sus templos y claustros. Los cambios fueron más dinámicos en las ciudades y en los núcleos de población relativamente numerosos y cercanos a reales de minas, haciendas, encrucijadas de vías de comunicación y centros de promoción del comercio.

Las profundas diferencias entre la ciudad y el campo marcaron igualmente la educación en ambos espacios.

Los habitantes de las zonas rurales se educaron en las costumbres de sus antepasados y en las prácticas religiosas del catolicismo.

En las ciudades novohispanas, y muy en particular en la populosa capital, residían españoles e indios, mestizos y castizos, negros esclavos y libres. Se suponía que la enseñanza del catecismo era ineludible para todos y que sus normas los obligaban por igual; sin embargo no todos los niños y adultos llegaron a conocer realmente la doctrina cristiana, lo cual era básico para integrarse en forma adecuada a la sociedad, pero no suficiente para desarrollar cualquier actividad o dedicarse a diferentes profesiones.

los 300 años de dominio español no existió un verdadero sistema educativo, diseñado y controlado por una autoridad superior, tal como hoy lo concebimos en nuestros países iberoamericanos, sino que los estudios de todos los niveles se establecieron más o menos espontáneamente según lo requerían las necesidades.

LOS INDÍGENAS Y EL MUNDO RURAL

Comenzaron por estimular entre sus miembros el aprendizaje de las lenguas náhuatl y otomí, y por recibir en la orden a sacerdotes que ya las hablaban. El destino de estos sacerdotes "lenguas" fue durante algún tiempo asistir a los indios de la capital, confesarlos y administrarles otros sacramentos.

La mayor parte de la población indígena, que habitaba en las zonas rurales y no tenía acceso a internados,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Generador de citas

(2012, 11). El Virreinato Y El Nuevo Orden. ClubEnsayos.com. Recuperado 11, 2012, de https://www.clubensayos.com/Historia-Americana/El-Virreinato-Y-El-Nuevo-Orden/427749.html

"El Virreinato Y El Nuevo Orden" ClubEnsayos.com. 11 2012. 2012. 11 2012 <https://www.clubensayos.com/Historia-Americana/El-Virreinato-Y-El-Nuevo-Orden/427749.html>.

"El Virreinato Y El Nuevo Orden." ClubEnsayos.com. ClubEnsayos.com, 11 2012. Web. 11 2012. <https://www.clubensayos.com/Historia-Americana/El-Virreinato-Y-El-Nuevo-Orden/427749.html>.

"El Virreinato Y El Nuevo Orden." ClubEnsayos.com. 11, 2012. consultado el 11, 2012. https://www.clubensayos.com/Historia-Americana/El-Virreinato-Y-El-Nuevo-Orden/427749.html.