ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

EVALUACION (AUTORES)


Enviado por   •  10 de Agosto de 2012  •  1.923 Palabras (8 Páginas)  •  662 Visitas

Página 1 de 8

Línea del tiempo donde se presenta la evolución del concepto de evaluación después de los autores dados en clase

Tyler (1940-1950)

-Modelo en los objetivos externos propuestos en el programa

-Constatación de la coincidencia o no de los resultados obtenidos al final de un proceso educativo con los objetivos (evaluación como un fin o como un juicio)

-Evaluación: Proceso que termina en que grado han sido alcanzados los objetivos educativos propuestos

Cronbach (1963):

-Evaluación: Recolección y uso de la información para tomar desiciones sobre un programa educativo.

-Instrumento básico para la toma de desiciones.

-Medio al servicio de la educación con efecto retroalimentador sobre el objetivo evaluado.

Scriven (1967):

-Incluye en su definición la necesidad de valorar el objeto evaluado.

-Añade la ideología del evaluador y el sistema de valores imperante en la sociedad (riesgo subjetividad).

-Importante: formulación adecuada de indicadores de educación.

STAKE

Robert Stake toma como referencia, en su estudio de la evaluación del programa "Cities-in-Schools", el modelo que él mismo acuñó como "responsive evaluation". Aunque la traducción exacta del término "responsive" al castellano es "sensible" generalmente se emplea la expresión de "evaluación responsable" para referirse a este modelo. El autor apuesta porque en la evaluación se integren las opiniones de todos aquellos que tienen un interés en el programa, los llamados "stakeholders", en definitiva, porque la evaluación sea "sensible" a los deseos de los distintos destinatarios. Se decanta por los estudios evaluativos de carácter naturalista, en los que el objetivo fundamental es la comprensión de la unicidad o singularidad del caso, no la búsqueda de conocimiento generalizable ni la elaboración de teoría.

El modelo propuesto por Stake sigue la línea de Tyler, pero es más completo al considerar las discrepancias entre lo observado y lo esperado en los antecedentes y transacciones, y facilitar algunas bases para elaborar hipótesis acerca de las causas y los fallos en los resultados finales. A mitad de los setenta, este autor se aleja de la tradición tayleriana de preocupación por los objetivos y revisa su método de evaluación hacia un planteamiento que el lo denomina como “respondante”, asumiendo que los objetivos del programa pueden modificarse sobre la marcha. Este modelo hizo de Stake el líder de una nueva escuela de evaluación.

Las fases de este método son:

•Hablar con los clientes, responsables y audiencias.

•Alcance del programa.

•Panorama de actividades.

•Propósitos e intereses.

•Cuestiones y problemas

•Datos para investigar problemas

•Observadores, jueces e instrumentos.

•Antecedentes, transacciones y resultados.

•Desarrollo de temas, descripciones y estudio de casos.

•Validación.

•Esquema para la audiencia.

•Reunión de informes formales.

Podemos entonces entender el modelo respondante como un modelo de corte subjetivista, que busca captar la singularidad de las situaciones concretas, intentando comprender y valorar los procesos y resultados de los programas;

GUBA Y LINCOLN

Autores como Guba y Lincoln sitúan a la evaluación en la "cuarta generación" de su evolución, período que se caracteriza por la eclosión de modelos evaluadores (de los que identifican más de cuarenta) con una variada pluralidad conceptual y riqueza de matices que giran alrededor de los modelos inspiradores; pretendiendo superar lo que según estos autores son deficiencias de las tres generaciones anteriores. Esta alternativa fue denominada como respondante y constructivista, integrando el enfoque respondante propuesto por Stake (1975), y la epistemología postmoderna del constructivismo.

Desde esta perspectiva, el evaluador es responsable de determinadas tareas, que ejecutará de manera secuenciada o en paralelo, construyendo un proceso ordenado y sistemático de trabajo. Las responsabilidades básicas del evaluador de la cuarta generación son las siguientes:

<!--[if !supportLists]-->•<!--[endif]-->Identificar todos los implicados con riesgo en la evaluación.

<!--[if !supportLists]-->•<!--[endif]-->Resaltar para cada grupo de implicados sus construcciones acerca de lo evaluado y sus demandas y preocupaciones al respecto.

<!--[if !supportLists]-->•<!--[endif]-->Suministrar un contexto y una metodología hermenéutica para poder tener en cuenta, comprender y criticar las distintas construcciones, demandas y preocupaciones.

<!--[if !supportLists]-->•<!--[endif]-->Generar el máximo acuerdo posible sobre estas construcciones, deman¬das y preocupaciones.

<!--[if !supportLists]-->•<!--[endif]-->Preparar una agenda para la negociación sobre de temas no consensuados.

<!--[if !supportLists]-->•<!--[endif]-->Recoger y proporcionar la información necesaria para la negociación.

<!--[if !supportLists]-->•<!--[endif]-->Formar y hacer de mediador para un «forum» de implicados para la negociación.

<!--[if !supportLists]-->•<!--[endif]-->Desarrollar y elaborar informes para cada grupo de implicados sobre los distin¬tos acuerdos y resoluciones relacionados con los intereses propios y de los de otros grupos.

<!--[if !supportLists]-->•<!--[endif]-->Reciclar la evaluación siempre que queden asuntos pendientes de resolución.

Podemos citar igualmente los rasgos con los que Guba y Lincoln definen la evaluación: la evaluación es un proceso sociopolítico; un proceso conjunto de colaboración; un proceso de enseñanza-aprendizaje; un proceso continuo, recursivo y altamente divergente; un proceso emergente; un proceso con resultados impredecibles y un proceso que crea realidad.

En esta evaluación, se retienen las características del evaluador fruto de las tres primeras generaciones, esto es, la de técnico, la de analista y la de juez.

Desde esta concepción, la evaluación debe constituirse en un proceso integrado donde confluyan factores personales, sociales, conceptúales y prácticos.

SUCHMAN

Para E. Suchman (1967), la evaluación es la constatación del valor de una determinada realidad o resultado. La define como el proceso para juzgar el mérito de alguna actividad y de esa manera, conocer los procesos aplicados y las estrategias que permiten su comprensión y redefinición, en el caso de que ésta última sea necesaria.

Este autor profundiza en la convicción

...

Descargar como (para miembros actualizados) txt (14 Kb)
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com