ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Entorno Sociopolitico De Mexico


Enviado por   •  23 de Julio de 2013  •  10.236 Palabras (41 Páginas)  •  728 Visitas

Página 1 de 41

Antecedentes

La conquista de América en el Siglo XVI, fue un acontecimiento violento que permitió a los españoles saquear los grandes yacimientos de oro de América, principalmente de México y Perú.

El enfrentamiento armado entre los españoles y los nativos mexicanos tuvo repercusiones en todos los aspectos de la forma y condiciones de vida vigentes en aquel momento, entre las principales están: dominio militar y cultural español, la gran mezcla de razas y las restricciones del mercado interno, en virtud de que la economía se basaba fundamentalmente en la explotación minera.

El interés por extraer metales de nuestras minas –aunado al débil desarrollo tecnológico- generó el sometimiento indígena y la aplicación de largas jornadas de trabajos forzados. La división política consistía en provincias, capitanías, o virreinatos, que respondían a las reglas impuestas por el dominio español.

La religión de los indígenas caracterizada por ser politeísta se vio transformada al monoteísmo de la Iglesia católica, como una extensión de su evidente poder en España, pero también significó la adopción de alfabetizadores por parte de religiosos como Fray Bernardino de Sahagún, quienes contribuyeron a difundir la cultura española y, obviamente, su idioma.

Durante el proceso de colonización de la Nueva España los indígenas representaban la mayor parte de la población y tuvo lugar una gran mezcla de razas, reconociéndose básicamente:

• Españoles peninsulares (nacidos en España).

• Criollos (españoles nacidos en América, en este caso México).

• Mestizos (mezcla de español con indígena).

• Mulatos (de origen africano)

• Las consecuentes derivaciones de la mezcla de las razas anteriores.

2.1. Formación del México independiente

Discriminación y poder

De acuerdo con esta diversidad de razas, había diferencias importantes conforme al lugar que cada una ocupaba en la escala social y la estructura de poder: los españoles controlaban las decisiones, en muchos casos derivadas de la Corona de España; en cambio, los negros estaban confinados a los trabajos físicos más fuertes y no existía posibilidad de otras expectativas, es decir de movilidad social. Conforme a la ley vigente en ese tiempo, los miembros de las castas (quienes descendían de europeos, africanos, asiáticos e indios) no podían desempeñar cargos públicos y eclesiásticos; tampoco tenían posibilidades de vivir en los mismos barrios que los europeos ni ejercer ciertas ocupaciones o profesiones.

Los criollos, quienes estaban relegados del acceso al poder, cumplieron un papel importante al apoyar y promover que el pueblo se levantara en armas, como es el caso del cura Miguel Hidalgo y Costilla. De hecho, un gran número de personas que se unieron a la lucha por la Independencia pertenecían a los distintos sectores sociales y razas, su objetivo común fue dejar de depender de la Corona Española.

Economía y migración

Otro hecho que necesitamos considerar es el cambio de las condiciones económicas y el modo de producción.

España había sido una potencia en el ámbito de la navegación, comercio de esclavos, saqueo de las colonias y acumulación de metales preciosos, actividades propias para el intercambio de bienes.

No obstante, fue quedando a la zaga en el aspecto productivo, donde otras naciones se desarrollaron más velozmente, por tanto, el oro de España fue utilizado para pagar bienes que requerían mayor elaboración y no podía generar.

A esto se agregó el interés de mucha gente de Europa por emigrar con la idea de volverse rico en América, lo que contribuyó a debilitar notablemente la economía de la nación colonizadora. Dichas condiciones modificaron el entorno social de la época, lo que se sumó a los ideales independentistas registrados en México, pero cobraron mayor realce en 1808, cuando Napoleón ocupó España, haciendo más difícil que la Corona brindara apoyo a sus colonias y, especialmente, distrajera a un sector de sus fuerzas militares, concentradas en ese tiempo en garantizar la defensa de su país.

Ante la usurpación del trono español por parte de José I, hermano de Napoleón, y al no saber a quién reconocer como autoridad en ausencia del rey, en México comenzaron las disputas entre peninsulares y criollos para asumir el control del gobierno.

Miguel Hidalgo

El movimiento de Independencia contemplado originalmente para iniciar el 2 de octubre de 1810, tuvo que ser adelantado para el 15 de septiembre ante el descubrimiento de la conspiración, por lo que Miguel Hidalgo, Aldama y Allende decidieron incitar al pueblo a luchar contra el yugo español; esto se conoce como el Grito de Dolores, por la ciudad en que se hizo el llamado.

“En la mañana del 16 de septiembre de 1810, Hidalgo reunió a los indios y mestizos que asistían al mercado del domingo, para convocarlos a luchar en defensa de la religión católica –que consideraba amenazada por la invasión napoleónica a España-; se sacudieran el yugo español… y pusieran fin a los tributos y otras tantas obligaciones impuestas por la Corona. Al final, Hidalgo gritó: ‘¡Viva Fernando VII! ¡Abajo el mal gobierno!’ y proclamó a la Virgen de Guadalupe guardiana y protectora de la rebelión”. (Urrutia, 2001, p.137)

Durante la primera etapa de la lucha se acordó: decretar que los indígenas fueran dueños de las tierras; suprimir los tributos2 y liberar a los esclavos. A finales de octubre de 1810, ya sumaban 80 mil los seguidores de Miguel Hidalgo. A mediados de 1811 el jefe del movimiento libertador en Coahuila traicionó a los dirigentes del movimiento insurgente, lo que posibilitó el arresto y fusilamiento de Miguel Hidalgo, Ignacio Allende, Juan Aldama y Mariano Jiménez, a quienes se decapitó para exponer su cabeza en las cuatro esquinas de la Alhóndiga de Granaditas, en Guanajuato.

Mientras tanto, España estaba sufriendo desde 1808 una invasión francesa, que produjo una revolución liberal para terminar con la monarquía y promulgó la Constitución de Cádiz en 1812. Para elaborar esta constitución se invitó a representantes de las colonias americanas a fin de que externaran sus propuestas. Y si bien las demandas de los representantes de la Nueva España no fueron concedidas, se logró introducir varios cambios importantes:

• Establecer una monarquía constitucional,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (67.4 Kb)  
Leer 40 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com