ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Gobierno De Belaunde Y Garcia


Enviado por   •  14 de Abril de 2012  •  1.074 Palabras (5 Páginas)  •  3.730 Visitas

Página 1 de 5

Al finales del gobierno de Belaunde el PBI bajo a 12.2% (1985), la economía peruana tubo un crecimiento negativo debido principalmente a la caída de los precios de los productos de exportación. El FMI consideró como principal problema el déficit fiscal culpando de ello a la balanza comercial obligando al gobierno de Belaunde a reducir el presupuesto del estado, incrementar las tarifas publicas y devaluar la moneda nacional. La devaluación frena las importaciones y ocasiona una fuerte recesión lo cual repercute en el bolsillo de los ciudadanos. El ingreso per cápita cae se reduce en un 14.8%, el aumento de tarifas publicas empobreció aun mas a los ciudadanos, lo cual empobrece al estado ya que los ciudadanos al consumir menos pagan menos impuestos. El gobierno entra en mora con la deuda externa desde ese momento.

En 1985, entra Alan García al gobierno. Intenta reducir la inflación provocada por la devaluación de la moneda en el gobierno anterior con medidas como la incrementación del precio de la gasolina en un 30% y su congelamiento hasta diciembre del mismo año. Incremento de las tarifas de servicio postal, telefónicas (20%), eléctricas (12%) y agua potable y de alcantarillado. Aumento y congelamiento, hasta diciembre de 1985, de los precios de un gran número de bienes y servicios, como los del arroz, la leche, el maíz, los alquileres, etc. Devaluación del dólar en 12%, el dólar MUC se fija en 13.95 y el financiero en 17.5 intis por dólar, y se congelan hasta diciembre de 1985 entre otras medidas.

La idea era anticipar la inflación venidera y, a largo plazo, darle al consumidor más poder adquisitivo. Evitando de esta manera el alza de precios, los consumidores tienen más dinero para gastar en otras cosas y, por ende, contribuyen a la reactivación económica en otros sectores.

En un comienzo, las medidas adoptadas dieron resultados positivos. Ya en setiembre de 1985, la inflación bajó a 3,5 % (comparado con 12,5 % en abril del mismo año). Hacia el segundo trimestre de 1986, la economía dio señales de clara recuperación. Los sectores que dependían de la demanda interna (manufactura, construcción, agricultura) crecieron, no así los sectores dedicados a la exportación (minería, pesca). En 1986, la economía creció 10 %. Fue el mayor crecimiento desde los años 50.

Pero también surgieron problemas que irían agravándose con el pasar del tiempo: A pesar de la reactivación económica, el Estado casi no percibía mayores ingresos. Aunque en 1985 el déficit del sector público sólo había sido del 2,7 % del PBI, el nivel más bajo desde 1979, en 1986 una vez más llegó al 5,1 %. Esto no se debió a un aumento del gasto. De hecho, a pesar de su fama de ser una administración despilfarradora y populista, el gasto total (corrientes e inversiones) del sector público cayó del 49 % del PBI, en 1985, al 29 %, en 1986. Sin embargo, los ingresos corrientes totales también cayeron, del 46 % del PBI, en 1985, hasta 33 %, en 1986.

Después del gran crecimiento de 1986, la capacidad productiva de la modesta industria nacional estaba llegando a sus límites. Hacían falta inversiones para instalar nuevas capacidades y así continuar con la reactivación. Para ello, era necesario recurrir a inversiones y préstamos extranjeros.

Comercial volvió a ser negativa hacia fines de 1986.

...

Descargar como (para miembros actualizados) txt (7 Kb)
Leer 4 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com