ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Revolucion


Enviado por   •  13 de Febrero de 2014  •  6.061 Palabras (25 Páginas)  •  181 Visitas

Página 1 de 25

REVOLUCIÓN MEXICANA (1910-1920)

ANTECEDENTES E INFLUENCIAS

El Gobierno de Díaz envejeció después de treinta años y entró en decadencia. Para evitar su derrumbe total, se restableció la figura de la vicepresidencia, cargo que ocupó Ramón Corral, quien asumiría el poder en caso de faltar el titular del Poder Ejecutivo.

En los últimos años del porfiriato, la situación era difícil no sólo por los problemas internos, sino también por las relaciones poco cordiales que se tenían con los Estados Unidos, entre otras causas, por dos incidentes: el primero consistió en que Díaz dejó de arrendar a los norteamericanos la Bahía Magdalena (Baja California Sur); el segundo, en que apoyó al Gobierno de Nicaragua, que dirigía el general liberal José Santos Celaya, cuando éste fue víctima de un levantamiento propiciado por Estados Unidos.

Por estos tazones, entre otras, el Gobierno estadounidense fue tolerante con los opositores a la dictadura porfirista y les permitió que realizaran algunas

actividades dentro del territorio norteamericano.

En 1908, Díaz hizo algunas declaraciones al periodista norteamericano Creelman, en el sentido de que la población mexicana estaba preparada para ejercer la democracia. También afirmó que estaba dispuesto a dejar el poder. Esta entrevista animó a algunos opositores de Díaz, quienes se organizaron para participar en las elecciones.

Sin embargo, para los próximos comicios, el Partido Reeleccionista postuló a Díaz para presidente y a Ramón Corral para vicepresidente. El contendiente principal de Porfirio Díaz fue Francisco 1. Madero, quien pertenecía a una rica familia de Coahuila. Madero había participado en algunos intentos de elegir libremente autoridades locales de su estado, apoyando candidatos independientes, pero en esos intentos había fracasado. A finales de 1908, Madero publicó La sucesión presidencial en 1910, obra en la cual criticaba al gobierno, planteaba la conveniencia de organizar partidos políticos para acabar con la dictadura y también animaba a la población a participar en las elecciones que se debía efectuar en 1910.

En 1909, Madero organizó el Centro Anti reeleccionista, y más tarde proclamó la no reelección, el respeto a la Constitución de 1857 y el sufragio efectivo. En 1910, fundó el Partido Anti reeleccionista y empezó su campaña política con el lema "Sufragio efectivo, no reelección". El 15 de abril de 1910, en la ciudad de México se inauguró la Convención Anti reeleccionista, en la cual Madero no participó porque estaba detenido. A pesar de ello, se le proclamó candidato a la presidencia, ya Francisco Vázquez Gómez para la vicepresidencia.

A finales del mes de mayo de 1910, Díaz se reunió con Madero, quien le dejó saber al entonces presidente sus pretensiones de apoyarlo en su reelección a cambio de que se garantizara el sufragio libre y que, además, Madero fuera candidato a la vicepresidencia. Díaz, seguro de que aún tenía la fuerza para vencer a su opositor, rechazó la propuesta.

Madero prosiguió su campaña el 4 de junio en San Luis Potosí, y posteriormente en Monterrey. Realizó giras por diversos estados del país para atraer la opinión pública, y casi por todo el territorio nacional surgieron grupos simpatizantes del antireeleccionismo. Sus éxitos y el incremento de sus partidarios inquietaron al Gobierno.

Poco antes de las votaciones, Díaz mandó detener a Madero en Monterrey, Nuevo León, bajo la acusación de incitar al pueblo a la

rebelión. De ahí fue trasladado a San Luis Potosí, donde fue recluido en la penitenciaria del estado.

El 26 de junio de 1910, se celebraron las elecciones. Francisco 1. Madero no pudo participar en los comicio s porque se encontraba aún preso en San Luis Potosí. El 22 de julio abandonó la prisión, pero se le dio esta ciudad por cárceL Porfirio Díaz y Ramón Corral ganaron las elecciones. Los fraudes, :os ataques a los simpatizantes del Partido Antireeleccionista y la presión ejercida durante la campaña provocaron el disgusto de amplios sectores de la población. En algunos lugares hubo brotes de violencia.

Sin embargo, la actividad política se aminoró durante las festividades del Centenario de la Independencia. El Congreso de la Unión declaró válida la reelección de Díaz y de CorraL E14 de octubre se publicó el Bando Solemne que los proclamada como presidente y vicepresidente, respectivamente, para el periodo 1 91 0-1916.

EL PLAN DE SAN LUIS Y LA LUCHA ARMADA CONTRA PORFIRIO DÍAZ

El 06 de octubre, Madero escapó de San Luis Potosí y se refugió en San Antonio, desde donde lanzó el Plan de San Luis, que había sido ármado elS de octubre de 1910. En el Plan, Madero declaraba nulas las elecciones para presidente y vicepresidente de la república, magistrados a la Suprema Corte de la Nación, diputados y senadores, desconocía al obierno de Díaz y convocaba a la población a levantarse en armas en ontra de Díaz.

El 18 de noviembre, fue descubierta una conspiración en Puebla y el ejército porfirista atacó la casa de la familia Serdán, que era el cerro de reunión de los antireleleccionistas, asesinando a sus moradores .\fáximo y Aquiles Serdán, entre otras personas, bajo el argumento de que tenían en su poder armamento para la lucha.

El llamamiento revolucionario tuvo muy pocas respuestas para el 20 de noviembre, sin embargo, más tarde los levantamientos armados tuvieron eco por casi todo el país. Al poco tiempo sobresalieron por sus acciones militares, en el norte, Pascua! Orozco y Doroteo Arango, conocido como Pancho Villa, y, en el sur, Emiliano Zapata.

Madero ocupó El Paso, Texas, importante centro de reunión porfirista. El 13 de febrero de 1911 ingresó al país y, en virtud del Plan de San Luis, se autodesignó presidente provisional y organizó su gabinete apoyado por Pascual Orozco, José de la Luz Blanco, Francisco Villa, Venustiano Carranza y otros.

Ante la convocatoria maderista, hubo levantamientos armados en Chihuahua, Durango, Sinaloa, Veracruz, Coahuila, Zacatecas, Sonora, Puebla, Morelos e Hidalgo, sin embargo, el Gobierno seguía dándole poca importancia porque sentía que aún tenía fuerzas suficientes para acabar con él, lo que permitió que el movimiento creciera, extendiéndose a Jalisco, Guerrero y Nayarit. Aunado a ello, el Gobierno de los Estados Unidos ya no veía con agrado al Gobierno de Díaz, pues

consideraba que ya no garantizaba seguridad para los intereses de

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (38.1 Kb)  
Leer 24 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com