ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Asilo De Ancianos, Panorama Histórico


Enviado por   •  4 de Julio de 2011  •  1.363 Palabras (6 Páginas)  •  4.351 Visitas

Página 1 de 6

Panorama Histórico en México Asilo de Ancianos

En costumbres de pueblos prehispánicos, el anciano siempre tuvo lugar dominante en la vida familiar y política; disfrutaba de sus últimos años de su vida apacible y llena de honores, si había sido parte del estado, ejército o funcionario; recibía alojamiento, alimentos en calidad de retirado e, incluso, siendo campesino, formaba parte en los consejos de barrio.

En el siglo XVI, Bernardino Álvarez fundo el hospital de convalecientes y desamparados. Hacía el año de 1763, Fernando Ortiz Cortez percibiendo el problema que representaba en la nueva España el gran número de menesterosos existe en la capital del virreinato, pensó en proporcionar un albergue a todos aquellos niños, adultos y ancianos indigentes que deambulaba en la calle. Adquirió un terreno propiedad del convento de la asunción y empezó a edificar el asilo de menesterosos. El edificio se comenzó en 1764 y se termino en 1767, fue inaugurado oficialmente 1774 dando lugar al primer edificio de asistencia social del cual se tenga conocimiento. Se encuentra ubicado en la antigua calzada del calvario (hoy avenida Juárez de la ciudad de México). En su principio dio albergue a 250 ancianos dedicados a la mendicidad y perduro aun después de la guerra de independencia, convertido a veces en hospital. Posteriormente al observar el gran problema derivado de la promiscuidad en que vivían los niños en contacto con los ancianos enfermos y abandonados, el capitán Francisco Zúñiga fundo la escuela Patriótica para niños con cupo para 800 aislados.

El viejo desamparado fui recibido por la parroquia. Así es como aparecen los primeros asilos a cargo de religiosas; el dato más antiguo es con la llegada de una congregación denominada “Hermanitas de los Ancianos Desamparados”, quienes provenían de España y que fueron solicitados por la Señora Luz Romero en 1899. Este grupo de 6 religiosas, fundo provisionalmente en Tacuba, D.F. el 21 de noviembre del mismo año una casa de ancianos; al año siguiente se cambiaron a una nueva que la llamaron “Matías Romero”. Poco tiempo después, se creó una segunda casa a instancias de la señora Guadalupe Sánchez a la que llamaron “El buen retiro del Salvador”, con las mismas religiosas.

Con la llegada a América de otra expedición de nuevas hermanas, en 1901 se fundó en México la Beneficencia española. En el mismo año se estableció otra casa en Popotla (Tacuba, D.F.) con cuatro religiosas y 2 ancianas, de 69 y 100 años de edad.

En el siglo XIX, con la reforma y la guerra de Independencia y las conmociones sociales, la asistencia queda paralizada por un lapso de un siglo; se rompen los antiguos moldes de “caridad”, se proporciona a los ancianos una atención sostenida por el estado. Así nace la asistencia pública. El concepto de Beneficencia Pública se mantiene durante todo un siglo y se prolonga buena parte del Porfidiato. Es hasta el año de 1910 en que se establece oficialmente la Asistencia Pública.

Con el establecimiento de la Asistencia Pública e inspirados en principios eminentemente sociales. Protege la senectud mediante el artículo 123 de la constitución; crea el Instituto Mexicano del Seguro Social, el estado jurídico de los trabajadores al servicio del estado y la integración de funciones particulares con la sola finalidad de tutelar a los ancianos con el seguro de la vejez y de la jubilación.

El único cambio que hubo en realidad, fue en cuanto a sostén económico, mas no en relación a su estado de confinamiento.

En el año de 1919; en un local anexo a la cárcel de Belem, un grupo de personas establece una Institución de beneficencia de tipo, entrada por salida, en donde los ancianos que vagaban por la ciudad pasaran la noche y se les proporcionara cama y comida.

En 1920 se inicio una campaña contra la mendicidad, la fundación proporciono el edificio de Zaragoza 10, en la entonces Villa de Guadalupe (hoy Gustavo A. Madero), para concentrar ancianos dedicados a la mendicidad. Una vez reparado, se inauguro el 1 de enero 1933, y se dedico al servicio de ancianos incurables con el nombre de asilo Nicolás Bravo; atendía un promedio de 200 personas diarias.

En

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (8.3 Kb)   pdf (78.1 Kb)   docx (12 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com