ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

ENSAYO. "De Los Delitos Y Las Penas"


Enviado por   •  25 de Noviembre de 2012  •  520 Palabras (3 Páginas)  •  618 Visitas

Página 1 de 3

*DE LOS DELITOS Y LAS PENAS*

Cesare Beccaria.

Es realmente interesante la forma en que Cesare Beccaria nos adentra en la lectura De los Delitos y las Penas, siendo el primer capítulo de el Origen de las Penas, en donde se nos habla sobre el cansancio que tenían los hombres, de vivir en un continuo estado de guerra, siendo éste el principal punto por el cual se crearon las leyes, buscando mejorar la convivencia en sociedad. Pero para que ésta convivencia mejorara era necesario que Todos cumplieran las leyes establecidas; y es aquí en donde por ese motivo se establecieron penas contra los infractores de las leyes. Siendo esta la primera necesidad que obligó a los hombres a ceder parte de su libertad propia, surgiendo de esto el Derecho de Castigar. Y es en el Capítulo VI en donde el autor nos explica que debe existir una "proporción entre los delitos y las penas"; y se da esta proporción ya que no todos los delitos dañan de igual manera a la sociedad; entonces cuanto mayor sea el delito, mayor deberá ser la pena correspondiente. Y es aquí en donde se da la existencia de una escala de delitos, cuyo primer grado consiste en aquellos que destruyen inmediatamente la sociedad, y el último en la más pequeña injusticia posible cometida contra los miembros particulares de ella. Por ese motivo, también debe existir una escala de penas, que deben ser proporcionales a los delitos cometidos. Según Cesare Beccaria, la verdadera medida de los delitos es el daño hecho a la sociedad. Hay distintos tipos de delitos; en el caso de que los clasificara en tres grupos, según la gravedad, se puede decir que los más graves son aquellos que destruyen inmediatamente a la sociedad o a quien la representa; en el segundo grupo se encontrarían los delitos que ofenden la privada seguridad de un ciudadano en la vida, en los bienes o en el honor; y es en el tercer grupo en donde estarían las acciones contrarias a lo que cada uno está obligado a hacer o no hacer. Y es justo en el Capítulo XLI, en donde puse mayor atención, ya que es en él en donde se explica que el fin de toda buena legislación no es castigar los delitos. Sino, evitarlos y que no hiciera falta castigarlos. Al igual se nos explica que por cada motivo que lleva a los hombres a cometer un verdadero delito, hay mil que nos llevan a cometer acciones indiferentes que son definidas como delitos por las malas legislaciones. Puntualizando que un buen método de prevenir los delitos es el de interesar a la corporación de los ejecutores de las leyes más en la observancia de estas que en su corrupción; así como el de recompensar la virtud, de modo que el ciudadano sienta que no sólo cumple para ser castigado, sino para ser premiado. Y es aquí en donde concluyo estando totalmente de acuerdo con Cesare Beccaria, diciendo que; “El mejor método para Prevenir el Delito es el de perfeccionar la educación”. Señalando que es éste el Método más seguro, pero también

...

Descargar como (para miembros actualizados) txt (3 Kb)
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com