ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

ENSAYO TRATADO DE LOS DELITOS Y DE LAS PENAS


Enviado por   •  9 de Marzo de 2013  •  2.082 Palabras (9 Páginas)  •  827 Visitas

Página 1 de 9

TRATADO DE LOS DELITOS Y DE LAS PENAS

INTRODUCCIÓN.

En el presente ensayo hablare sobre la obra de Beccaria, el cual lleva por titulo: Tratado de los delitos y de las penas. Esta obra relata las formas tan bárbaras en que se aplicaba la justicia, que mas que aplicar justicia era una justicia criminal, ya que no había un balance entre las penas que se aplicaban a los reos, es decir como era posible que a un asesino se le aplique la pena capital, lo mismo que a un ladrón. En este caso a mi criterio diría que a un ladrón se le aplicara otro tipo de pena que no fuera la muerte… Acaso una persona tiene el derecho de quitar una vida a otra, yo creo que no, esto así se pensaba anteriormente que el que quitaba la vida a una persona, también se la quitaban.

DESARROLLO.

El autor nos hace mención sobre como surgieron las leyes, el cual dice que la sociedad sacrifico un poco de su libertad, para poder gozar de una tranquilidad, sacrificaron el bien de cada cual para formar la soberanía de cada nación, pero esto no era suficiente, sino que tendría que haber una forma para defenderlo de las usurpaciones de los hombres. De ahí que nacieron los motivos sensibles que son las penas establecidas contra los infractores. Esta ley obliga a las dos partes, el particular y la sociedad. Debido a los castigos tan atroces que establecía la ley, podría afirmarse que al crearse la sociedad hubiera establecido leyes perjudiciales a la felicidad, pero esto realmente es falso, porque no atenta contra la felicidad, sino protege los derechos y la libertad de una persona., aunque si hay que aclarar que las penas que se establecen como las penas de muerte y los azotes no son la manera correcta de frenar los actos delictuosos. Un dato muy importante que no quiero pasar por alto sin dejar de mencionar es: que “los antiguos legisladores impusieron la pena de muerte a los que propusieran alterar las leyes” el que quería proponer la innovación de una ley, tenia que presentarse en la asamblea del pueblo con un cordel al cuello y se le ahorcaba si su propuesta de ley era rechazada, los decretos eran perpetuos e irrevocables, de ahí que no se podían modificar las leyes para imponer castigos menos severos.

El impulso hacia los delitos se torna mayor el interés al agravar las penas. En lo personal soy de la idea que en vez de que se esté pensando con que tipo de penas se pueden castigar a los hombres que cometan infracciones, mas bien se debe pensar en una estrategia que ayude a que no se cometan mas delitos o a que sean menos frecuentes, y averiguar cuales son los estímulos que los inducen a cometerlos para extraer el problema desde la raíz, soy de la idea que estos motivos deben de ser mucho más fuertes.

El autor de esta obra nos dice que se aplicaban penas capitales tanto a los asesinos como a los ladrones, también hace hincapié en que en estos dos tipos de delitos hay una gran desproporcionalidad en la medición del delito, porque así como era grave el robo lo era aun mas el asesinato. Por lo tanto no debería de aplicarse la misma pena a ambos delitos, puestos que son totalmente diferentes, en esto estoy de acuerdo con el autor y pienso que el robo no merecía la pena capital sino una pena menos dura, se dice que hay ciento sesenta crímenes capitales, la pena capital es la muerte. Y sobre las penas de muerte, podrán los hombres castigar cuando Dios perdona, esta interrogante la estuve asimilando por unos minutos y llegue a la conclusión de que ningún hombre tiene derecho a privar de la vida a otro ser humano, o en dado caso como se relata en el libro el caso de una chica que se perdió y se rumoro que la habían matado, entonces el jefe del condado emprendió una búsqueda para dar con el asesino y en las orillas del lugar se encontró a un hombre el cual lo tomaron como sospechoso, este hombre fue torturado para que confesara su crimen, pero no confeso porque él no lo había hecho, se le siguió torturando hasta tal grado que se declaro culpable. Entonces el hombre fue ejecutado. Dos meses después la mujer apareció, grave error habían cometido los jueces contra el hombre que habían ejecutado, pero ya nada podían hacer para enmendar el daño provocado. Es por ello que se necesitaba una ley que al aplicarse y si como en este caso el indiciado no fuera culpable se pudiera reparar el daño. El fin de las penas no es atormentar, ni deshacer un delito ya cometido, su finalidad es impedir al reo causar nuevos daños a sus ciudadanos, es por ello que se aplicaban muchas penas capitales. Como ya lo he mencionado antes se debería guardar una proporción entre las penas más graves y las menos graves, en estas aplican las menos dolorosas para el cuerpo del reo.

Mucho se ha dicho sobre la pena de muerte, que se ha llegado a relacionar con el mismo acto que realiza un asesino. Sin embargo son dos términos totalmente diferentes, los comisionados reales son los que imponen la pena de muerte y los asesinos dan por si mismos e inmediatamente la de muerte. De ahí se deriva que los tribunales son llamados tribunales de sangre, donde no hay piedad, humanidad y mucho menos justicia que es para el fin que se busca en estos lugares, si el interés de la sociedad es que los delitos no queden impunes debe ser mucho mas importante que los inocentes no sean entregados a unos suplicios crueles porque en la mayoría de las veces los presuntos sospechosos se declaran culpable debido a las torturas que les aplican, que al ya no resistir mas y para que ya no los torturen se declaran culpables y así termina su sufrimiento con la pena capital.

Muchas veces el reo es inocente y prefiere declararse culpable para pasar directamente a ser ejecutado y no estar sufriendo los tormentos que se les aplica como son la tortura para obligarlos a confesar su delito. Beccaria nos pone en un dilema al ponernos la interrogante

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (11.5 Kb)  
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com