ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

EVIDENCIA DE APRENDIZAJE Principios del comportamiento organizacional


Enviado por   •  9 de Mayo de 2018  •  Trabajos  •  1.682 Palabras (7 Páginas)  •  454 Visitas

Página 1 de 7

EVIDENCIA DE APRENDIZAJE

Principios del comportamiento organizacional.

ASIGNATURA

Comportamiento Organizacional

AET-ACOR-1801-B2-002

UNIDAD

Unidad 1. Contextualización del comportamiento organizacional

ALUMNO

Angela Judith Franco Sepúlveda.

PROFESOR:

Luz Alba Esquinca Castillejos

FECHA DE ENTREGA

Del 15 al 25 de Abril del 2018.

Unidad 1. Caso Evidencia de aprendizaje

Problemática del hotel Las Palmas

Caso. Se evalúa conducta individual, estilos de liderazgo y procesos de comunicación.

Otra de las problemáticas presentada por el Hotel Las Palmas fue que a  mediados de la década de los 90, con el retiro del Gerente General  y un deterioro en los términos de intercambio que derivaron en la pérdida de uno de sus mercados internacionales, comenzó a tener grandes problemas. [pic 1]

La crisis estalló poco tiempo después que el hotel decidiera realizar una importante inversión en remodelación, con el objetivo de mejorar sus instalaciones y ganar nuevamente mercado local y extranjero.

El crédito que habían tomado resultó imposible de pagar y Ana y Jorge, hijos del fundador del Hotel, decidieron venderlo. Una empresa ganadora del sector turístico adquirió todo el paquete accionario del Hotel, bajo el compromiso de respetar los compromisos de éste y mantener a un 80% del personal.

Los nuevos propietarios rápidamente se hicieron cargo del hotel. Enviaron a uno de sus principales ejecutivos, el Sr. Andrés Lara, como Gerente Interino.

El Sr. Lara había sido Gerente General de un hotel filial en España.

Anunciaron que, una vez que el Sr. Lara analizara la situación organizativa del hotel en México y estableciera los primeros ajustes, se nombraría un Gerente General local.

Andrés Lara se encontró con tres Jefes de departamento en la empresa Aurelia, Jefe de ventas de Ventas, tiene 45 años, es divorciada y tiene a su cargo a dos hijos ya mayores. Ingresó en la empresa hace 28 años, como ejecutiva de ventas. Al comienzo, estudiaba mientras trabajaba. Llegó a obtener así un título de analista de marketing. Luego se casó y, a pesar de que su esposo no quería que continuara sus estudios, logró obtener una Licenciatura en Comercio. Su matrimonio fracasó al poco tiempo y ella quedó a cargo de sus dos hijos, en ese momento muy pequeños. Durante muchos años, Aurelia fue la Jefa de Ventas Exterior. Al retirarse el anterior Gerente de Ventas, fue ascendida.

Aurelia cumple con su jornada de trabajo, es cuidadosa y dedicada. La honestidad y la dedicación al trabajo fueron los elementos valorados por el Gerente general para ascenderla, así como su alto grado de compromiso con la empresa. “Con dos hijos pequeños y todos los problemas que ha padecido, jamás faltó, jamás llegó tarde a trabajar, siempre que fue necesario se quedó fuera de hora... Se merece el cargo, estoy seguro que no nos defraudará” – dijo.

Sin embargo del Administrador  por su parte, no estaba conforme con el nombramiento: “Es mediocre... tiene poca iniciativa, no es creativa. Además, es una persona muy emocional. ¡Se angustia por todo! “Es una buena vendedora, pero no será una buena Jefa”. No obstante, la opinión del Gerente prevaleció y Aurelia permaneció en el puesto. Como Jefe de departamento, resultó ser justa con sus subordinados y procuró realizar su trabajo en forma cuidadosa y capacitarse. Pero no obstante sus esfuerzos, la caída de las ventas local y extranjera fueron inevitables.

Durante los años en que ocupó el puesto sufrió varios problemas de salud y, especialmente, dos quebrantos nerviosos. “Tú no sabes por lo que he pasado – le contaba a su hermana- No te das una idea de cómo me esfuerzo porque todo salga bien, como trato de contentar a la gente, de cumplir con los clientes, de ser justa y tolerante pero a la vez exigir... Trato de contemplar todos los detalles, pero siempre algo a último momento falla. Estoy todo el tiempo con el corazón en la boca! Mira, este último cierre de negocio, creo que estuve dos noches sin dormir por temor a que algo saliera mal. Esto solamente es comparable a los últimos momentos de mi matrimonio, ¿te acuerdas?

Su hermana se preocupaba genuinamente por su salud. “Aurelia, no puedes seguir así... al final te estás estropeando la salud. Y no me digas, como siempre, que lo que te estropea la salud es no llegar a las metas de ventas.

En lugar de pasarte 12 horas trabajando tendrías que salir y divertirte un poco” “Pero ¿cómo voy a poder divertirme mientras el Hotel donde trabajo que me ha dado todo en la vida se va a pique? Y además, las ventas son mi responsabilidad. ¡No me gusta fracasar! Lo que si me pasa que a veces preferiría seguir siendo empleada y no Jefe. Cerrar un buen trato de ventas es lo que más me gusta.

Delia es contadora, tiene 43 años y es la Administradora desde hace diez años, anteriormente había sido Jefa de Contaduría. Es casada y tiene tres hijos. Tiene una gran capacidad técnica y, si el Hotel logró sobrevivir durante los momentos más duros de la crisis, fue gracias a su cuidadosa planificación financiera.

En particular, Delia no estuvo de acuerdo con la remodelación y, tras los problemas que esto ocasionó, lo hizo notar en forma reiterada. Delia es incansable y exige a todos sus empleados igual dedicación.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10.4 Kb)   pdf (189.7 Kb)   docx (41.5 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com