ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Actitud docente y del alumno ante la evaluación del aprendizaje


Enviado por   •  2 de Agosto de 2013  •  Trabajos  •  1.326 Palabras (6 Páginas)  •  245 Visitas

Página 1 de 6

ACTITUD DOCENTE Y DEL ALUMNO ANTE LA EVALUACIÓN DEL APRENDIZAJE

De acuerdo a la (RIEB 2011) La evaluación de los aprendizajes es el proceso que permite obtener evidencias, elaborar juicios y brindar retroalimentación sobre los logros de aprendizaje de los alumnos a lo largo de su formación; por tanto, es parte constitutiva de la enseñanza y del aprendizaje.

Con este concepto brindado por la RIEB podemos darnos cuenta de la gran necesidad que tenemos de evaluar, sin embargo evaluar es una palabra que tan solo escucharla en varias ocasiones provoca escalofríos, no solo en el alumno, sino en el docente y los padres. Tristemente se ha pensado por años que la evaluación se refiere a rigurosos exámenes, en los cuales se busca solamente reprobar al alumno.

Es pues el objetivo de este ensayo no solo ver la actitud del pasado ante una evaluación, sino la actitud actual y futura que se debe tener ante una evaluación. Tanto del alumno como del docente.

El docente por largos años ha tomado una actitud autoritaria, rigurosa y cruel. Infundiendo miedo en los alumnos y haciéndolo pensar que no logrará llegar a la meta idealizada. Por su parte los alumnos tiemblan al escuchar la palabra evaluación y optan por una actitud pesimista, lo cual lo lleva tristemente en muchas ocasiones a la deserción escolar.

Un buen ejemplo del resultado de este tipo de actitud es la del joven médico graduado de una universidad prestigiosa de nuestro país, llego el momento del examen profesional y entonces los temores infundidos desde sus primeros años de educación ante una evaluación, afloran en este momento y dominado por el temor decide no ingresar al examen, ni siquiera lo intento. ¿Habría pasado el examen si lo hubiera realizado? ¿Estaba difícil el examen? ¿Era fácil? Son preguntas que quedaran en su mente sin respuesta, pues no se dio la oportunidad de averiguarlo. ¿Tuvo la culpa el muchacho? ¿Es un joven sin visión? Pues ante esto la respuesta es que la responsabilidad recae sobre sus maestros, padres y el mismo. Sus maestros desde la infancia porque no le dieron la confianza ante las evaluaciones. Sus padres por la falta de motivación en la autoconfianza del joven. y el joven por su falta de confianza en sí mismo. Esto es una muestra real de lo importante que es la actitud del docente y el alumno ante la evaluación.

La RIEB nos menciona tres palabras importantes y claves en la evaluación “evidencias, juicios y retroalimentación”. Aunque hasta el momento tristemente ha caído solamente en juicios, es necesario que tomemos en cuenta que nos sirve para “evidenciar” los logros y conocimientos de nuestros alumnos, así como nuestro buen o mal desempeño. Nos permite emitir un “juicio” sobre el aprendizaje obtenido y sobre la enseñanza que hemos impartido. Y finalmente y tal vez lo más importante nos da una “retroalimentación” del aprendizaje obtenido, haciéndolo significativo.

Haciendo referencia (Walter Carrizo 2009) menciona. “Evaluar es asumir una actividad compleja, que pretende mejorar tanto los aprendizajes de los alumnos como los métodos de enseñanza de los docentes. De más está decir que se necesita, desde ambos lados de esta relación, tener una apertura mental que posibilite la autocrítica y, por qué no, la autoevaluación”.

Teniendo un concepto claro de lo que es evaluación podemos decir entonces que el docente debe adoptar una actitud positiva y empática ante una evaluación. Es necesario que antes de evaluar se plantee tres preguntas esenciales.

1. ¿Qué evaluamos?

No se trata solamente de realizar un examen con preguntas incoherentes y sin razón. Debemos tener capacidad de análisis, sentido crítico, coherencia teórico-práctica.

Si nunca se ha enfrentado al alumno a situaciones en las que debía analizar varias opciones y elegir críticamente la más conveniente, mal se le puede pedir en una evaluación que aplique tal conducta. De la misma forma, si solamente se ha enseñado conceptos sin su fundamentación y solo como un recitado, en una evaluación no se podrá pretender que el alumno justifique.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (8.1 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com