ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Convivencia Inclusiva Y Democrática. Una Perspectiva Para Gestionar La Seguridad Escolar


Enviado por   •  25 de Septiembre de 2013  •  8.729 Palabras (35 Páginas)  •  360 Visitas

Página 1 de 35

ConvivenCia inClusiva y demoCrátiCa.

una perspeCtiva para gestionar la seguridad esColar1*

Eber Alarcon Nuñez

Currículo: doctora en Ciencias con especialidad en Investigaciones Educativas. Investigadora de la Universidad Iberoamericana León. Sus líneas de investigación versan sobre práctica docente, gestión escolar, innovación y valores.

La confianza es el fundamento de toda relación social que no está basada en la fuerza ni en el temor. De ahí la importancia de poner en práctica en las escuelas una verdadera pedagogía de la confianza, que sugiere la institucionalización de ciertos mecanismos para generar este valor en los estudiantes (Ricardo Hevia,

2006, p. 74).

Recibido: 18 de octubre de 2012. Aceptado para su publicación: 17 de noviem- bre de 2012.

Como citar este artículo: Fierros, C. (enero-junio, 2013). Convivencia inclusiva y democrática. Una perspectiva para gestionar la seguridad escolar. Sinéctica, 40. Recuperado de http://www.sinectica.iteso.mx/articulo/?id=40_convivencia_ inclusiva_y_democratica_una_perspectiva_para_gestionar_la_seguridad_escolar

Resumen

Las reflexiones aquí expuestas se orientan a argumentar que gestionar la se- guridad escolar es un asunto que puede ser entendido como eminentemente educativo y cuya realización tiene como núcleo principal la manera en que se estructura y organiza la propia escuela y sus tareas, involucrando la decisión y la actuación de los distintos estamentos que participan en ella: alumnos, do- centes, directivos, padres y madres de familia. Las principales conclusiones y hallazgos de estudios dedicados a analizar las estrategias desarrolladas en dis- tintos países para prevenir y atender la violencia en las escuelas serán aquí re- tomados para puntualizar lo que desde la escuela es posible y necesario hacer en la prevención de la violencia.

Palabras clave: convivencia inclusiva, gestionar, seguridad escolar, violencia.

Abstract

We present a series of reflections aimed to discuss that school safety is an is- sue that can be primarily considered as an educational one. It is through the school´s structure and organization and the work within it, that we can un- derstand the decision and actions of the various stakeholders that are involved in it: students, teachers, administrators and parents. Our conclusions and fin- dings focus on analyzing the strategies developed in other countries to prevent and address violence at schools. We underscore what actions are possible and must be launch from the school to prevent violence.

Keywords: inclusive coexistence, manage, school safety, violence.

1* Texto basado en la conferencia presentada en el Congreso Nacional de Gestión de la Seguridad Escolar. Identificación y transferencia de buenas prácticas. Ciudad de México, 5 de diciembre de 2011.

Introducción

travesamos una grave crisis de convivencia civilizada en el país; es el balance que ofrece el análisis de la Encuesta Nacional de Valores (ENUV), realizada en México en 2011 a la luz de los valores y la cohesión comunitaria (Bazbaz,

Bohórquez y Castellanos, 2011). Los niveles de violencia, inseguridad y criminalidad que afectan todos los ámbitos de la vida pública y privada dan cuenta de un alto grado de descomposición social y, a la vez, de la condición de fragilidad en que se encuentran actualmente nuestras instituciones en diversos aspectos relacionados con la cultura de la legalidad. La deuda social en México alcanza dimensiones incal- culables, y hace patente niveles cada vez más extremos de miseria y exclusión.

Las escuelas de ninguna manera pueden sustraerse de una dinámica que per- mea todos los ámbitos de la sociedad. Hay desconcierto y preocupación creciente entre los docentes, directivos y autoridades educativas. Diversos programas, cur- sos y conferencias orientados a ofrecer información sobre temas relacionados con la seguridad escolar y la prevención de distintos tipos de violencia en las escuelas tienen hoy un lugar prioritario en las agendas de investigadores y responsables de la formación de docentes.

Espacios de esta naturaleza permiten hacer notar que la información disponi- ble no sólo resulta contradictoria en cuanto a las cifras que se manejan, sino que presenta un sesgo sensacionalista, y exhibe episodios de violencia que no necesa- riamente reflejan las situaciones que se viven día con día en las escuelas.

En este contexto, como educadores, no podemos dejar de preguntarnos a qué nos referimos cuando hablamos de la escuela como espacio seguro. ¿Qué tipo de “seguridad” podemos y debemos promover en las escuelas?, ¿seguridad para qué?, ¿qué modelos de seguridad escolar están detrás de las distintas propuestas que circulan en el sistema educativo?

Responder estas preguntas evidencia la necesidad de reconocer y nombrar adecuadamente los fenómenos que enfrentamos. Así también, de clarificar cues- tiones básicas relativas a la violencia y sus distintas manifestaciones, y diferenciar- las de otro tipo de alteraciones del trabajo en la escuela, como son la indisciplina y las incivilidades, lo que permite ver que no es lo mismo distraerse en clase que agredir a un compañero o destruir el mobiliario escolar (Furlán, 2003). Esto su- pone aumentar la precisión teórica, buscar categorías que delimiten de manera adecuada y rigurosa el análisis sobre los fenómenos estudiados, y ampliar las pers- pectivas interpretativas para intervenir en contextos problemáticos con niveles de certidumbre más altos y con mejores criterios orientadores (Pasillas, 2010, p. 43).

Las reflexiones aquí expuestas se orientan a argumentar que gestionar la seguri- dad escolar es un asunto que puede ser entendido como eminentemente educativo y cuya realización tiene como núcleo principal la manera en que se estructura y organiza la propia escuela y sus tareas, involucrando la decisión y la actuación de los distintos estamentos que participan en ella: alumnos, docentes, directivos, padres y madres de familia. Esta perspectiva cuestiona como insuficiente, y aun riesgosa, una visión bastante extendida en el medio que considera que la seguridad escolar con- siste en imponer, desde fuera, “el orden” en las escuelas. Si bien podemos reconocer que en ciertas condiciones se hace necesario contar con apoyos que provienen de otras instancias, gestionar la seguridad escolar es un asunto que,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (58.4 Kb)  
Leer 34 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com