ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Juego Pensamiento Y Lenguaje


Enviado por   •  19 de Octubre de 2012  •  781 Palabras (4 Páginas)  •  2.454 Visitas

Página 1 de 4

Jerome Bruner:

Juego, Pensamiento y Lenguaje

Bruner plantea el enorme impacto de los gestos en el desarrollo posterior del lenguaje en el niño. Se concentra en la cultura como proveedora de elementos que el individuo incorpora para su propio desarrollo y su constitución como sujeto. El Enactivo (el Juego), el Icónico (el Pensamiento) y el Simbólico (el Lenguaje).

En sus investigaciones son de suma importancia los conocimientos del mundo real previos al lenguaje que posee el niño. Bruner, en primera instancia, explica en qué consiste la adquisición del lenguaje: se trata del dominio de tres facetas inseparables en cuanto al tiempo de dicha adquisición: la sintaxis, la semántica y la pragmática del lenguaje.

El lenguaje y el juego mantienen estrecho parentesco entre sí; ambos representan la realidad, la trasponen; son su ficción. El juego y el lenguaje serían, pues, el anverso y el reverso de una misma actividad, consistente en distanciar lo real mediante la ficción. El lenguaje corresponde al orden del juego, es un sistema de reglas carentes de sentido, pero necesarias. Y el juego es lenguaje.

El dialogo, entre quienes investigan sobre el desarrollo infantil y quienes se dedican al trabajo diario con niños en guarderías y preescolares, tiene una enorme importancia y debe ser renovado continuamente.

Vivimos una época en la que se esta produciendo una convergencia de intereses respecto a la infancia, tanto teóricos como prácticos, y me honro en poder participar en dicha convergencia.

Las funciones fundamentales del juego infantil; En primer lugar, el juego supone una reducción de las consecuencias que pueden derivarse de los errores que cometemos.

El juego es una actividad que no tiene consecuencias frustrantes para el niño, aunque se trate de una actividad seria.

Es, en cierto modo, una actividad para uno mismo y no para los otros y, por ello, es un pedio excelente para poder explorar. Es mas, el juego es en si mismo un motivo de exploración.

En segundo lugar, la actividad lúdica se caracteriza por una perdida de vinculo entre los medios y los fines, ni que dejen de utilizar los medios para llegar a ellos, si no que muy a menudo cambian estos fines para que encajen con medios que acaban de descubrir, o modifican estos medios para que se adapten a fines nuevos.

Los niños modifican aquello que están tratando de lograr, y permiten a sus fantasías que sustituyan esos objetivos. Si estas modificaciones no son posibles, el niño se aburre enseguida con la actividad.

En tercer lugar, y a pesar de su riqueza, el juego no suceded al azar o, por casualidad. Se desarrolla más bien en función de algo a lo que he llamado un escenario.

Ciertamente

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (4.8 Kb)  
Leer 3 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com