ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

SERIES COMPLEMENTARIAS


Enviado por   •  30 de Junio de 2011  •  1.909 Palabras (8 Páginas)  •  1.517 Visitas

Página 1 de 8

Dirección Gral. de Cultura y Educación

Dirección de Educación Superior

I.S.F.D. y T Nro. 5 . - Pergamino

Materia: Psicología Social

Carrera: Trabajo Social

Año: 2ª

APLICACIÓN DE SERIES COMPLEMENTARIAS

Sobre textos del libro

“HISTORIAS DE DIVAN”

del Lic. Gabriel Rolon

Fecha de presentación del trabajo: 24-5-2011

APLICACIÓN DE SERIES COMPLEMENTARIAS sobre textos del libro “HISTORIAS DE DIVAN” del Lic. Gabriel Rolon

Para la elaboración del siguiente trabajo se eligió el capítulo intitulado “La Mirada de Dios”

Ya desde el comienzo de la historia se hallan detalles sumamente interesantes, como parale-lismos entre la relación del analista con su propio analista (por los detalles que dá el autor, parecería cumplir un remedo de rol paterno para con éste), la relación del paciente con el Dios (donde se confunde con su madre) y la relación entre ambos, o sea del analista con el sacerdote analizado.

En el principio de la historia se relata la sesión del autor con su analista en donde “se confie-sa” su estado de perplejidad y sentimiento de inexperiencia al tratar a un paciente que es un sacerdote. Esos sentimientos se pueden interpretar como temor a ser él mismo “zarandeado” en sus convicciones, lo que se manifiesta al final del relato. A la vez expresa que el sacerdote en el contacto le dijo que “no sabía si estaba haciendo lo correcto”, se puede intuir que esa idea la compartía con Rolón. El también siente una especie de Tabú con respecto a este tratamiento. Estaba convencido que en “algún punto” iban a entrar en conflicto. Aquí se nota el miedo. También plantea dudas sobre el fin positivo del análisis y que “no puede” engañar a este hombre. ¿O no lo puede manipular fácilmente con técnicas de librito? Siente que la persona que está por analizar tiene una especie de “Omnisapiencia” y que es capaz de leer los corazones, es decir que tiene miedo de enfrentarse a “La mirada de Dios”. Acuerdan proponerle al sacerdote 7 entrevistas, por ser un “número bíblico”

En la primera sesión se dá una circunstancia particular: El sacerdote comienza a hablar di-ciendo que quiere compartir con el analista lo que cree que “ha hecho mal” como una confe-sión invertida Habla luego de su padre y del contexto de la infancia lo que como transferencia provoca en Rolón recuerdos y sentimientos (se emociona, contratransferencia) referidos a su propio pasado.

Habla de la culpa que siente por internar a su padre en un geriátrico, y de su madre dice que murió cuando él tenía 17 años. (Factor IV, desencadenante, pérdida). Acto seguido dice que su madre era hermosa, como “un sol” (atención con esto), y aclara: Pero vio usted cómo son los recuerdos, engañosos. A veces el tiempo y la memoria cambian un poco las cosas. Y dice también: Mi madre era muy religiosa. Su frase de cabecera era: “Nada escapa de la mirada de Dios”. (atención aquí también) Supongo que de allí proviene gran parte de mi fe.

Luego dice que le dá culpa el estar en sesión, “Porque es como si renegara de mi fe”.

En la segunda entrevista habla de que está agresivo y que eso le genera culpa, que está enojado todo el tiempo. Luego comenta que tipo de ministerio realiza: por la gente muy humil-de, de poca cultura y escasas posibilidades, y que siempre le importó estar cerca de los que sufren, ver si puede hacer algo por ayudar a los que han sido condenados por la sociedad a la marginalidad y la exclusión, y también a los que han perdido la huella, que se drogan o que delinquen. Aquí es clara la sublimación y un SUPER-YO fuerte. Dice que para eso había sido llamado por Dios, y que ahora no tiene paciencia para nada. Y que un sacerdote que no es capaz de tolerar las debilidades de los fieles no sirve para nada. (o de él mismo) eso lo hace sentir culpable. (La CULPA, ese sentimiento con el cual somos manipulados desde dentro de nosotros mismos y muchas veces desde fuera por pseudoreligiosos, que no entendieron o no quieren entender cuál es su verdadera misión: dar Libertad al espíritu humano, sobre todo de sentimientos destructivos como la culpa). Este no parece ser el caso del sacerdote analizado, que aparentemente comprende bien su función de ministro de Dios.

Luego Rolón le aconseja reflexionar sobre sus sentimientos de culpa, que probablemente enmascaran una “gran culpa”. Descubrir esa “gran culpa” es el camino a seguir, poder sacarla del inconsciente y hacerla consciente para desactivarla como generadora de angustia.

Entonces Rolón le aconseja trabajar comenzando por ese “enojo” lo que lleva a la historia de una de sus feligresas, que coordina el grupo de chicos con el que está enojado, que se llama “Mary”. Se pone muy suceptible y avanza sobre el tema atacando al analista con sus prejui-cios de creer que para los psicólogos, todo pasa por el sexo. Se pone muy nervioso y agresivo por esto. Le dice que “Está apuntando al lugar equivocado” (esta frase es muy reveladora) y que “no sabe con quién está hablando” y “Creo que me equivoqué al venir a verlo”.

Eso despierta en el analista su propios sentimientos de culpa y siente necesidad de pedirle disculpas por haberlo ofendido aquí vemos otra vez la CONTRATRANSFERENCIA Y LA CULPA. Cuando vuelve en sí y le pregunta cuando vió a su feligresa como mujer, acude a la negación, y contesta rápidamente: “No lo sé”. Por lo general, cuando un paciente se saca una pregunta de

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (11.2 Kb)   pdf (90 Kb)   docx (14.1 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com