ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Ensayo Ulrick Beck La Sociedad Del Riesgo


Enviado por   •  22 de Septiembre de 2012  •  1.675 Palabras (7 Páginas)  •  531 Visitas

Página 1 de 7

Instituto Profesional La Araucana

Área de Ciencias Sociales

Servicio Social

Nombre: Mia Carola Castro Ruiz.

Profesora: Sra.

Fecha: 30/09/2011

La Sociedad del Riesgo: Más allá de las Capas y las Clases

Ulrick Beck

Desde sus inicios los seres humanos se han agrupado según características afines, desarrollando así, un tipo de socialización estable, que no solo les permita desarrollarse según condiciones preestablecidas, sino que además les permita mantener características comunes, los cuales a su vez van creando lazos de compromiso y fraternidad. Es esta relación de los seres humanos con sus pares, lo que a través de los años, ha llevado a instalar la idea de castas y/o grupos sociales establecidos. Esta agrupación de los individuos a través de los años, ha condicionado que las diversas sociedades, indiferentemente de sus características culturales propias, establezcan fuertes desigualdades sociales. Desigualdad que se presenta, no como una agente de “pobreza pasajera” sino que se ha vuelto parte de la evolución misma de los individuos a lo largo de sus vidas y de su historia. Si bien, estas fuertes “desigualdades sociales” que hemos visto a lo largo de historia han sido motor de múltiples revoluciones , la brecha sigue existiendo, evidentemente, ha cambiado de forma, y se plasma con nuevo matices de empoderamiento y posesiones materiales, que muchas veces tienden a engañar. Lo central de todo esto radica, en ser capaz de identificar , que a pesar de la extensa evolución material y/o espiritual de los individuos y de la relación de estos , la desigualdad social ya existente se mantiene, solo que esta va cambiando según las nuevas proyecciones históricas que esta misma va dando.

Considerando lo anteriormente planteado, la sociedad de clases se presenta como un factor transversal a los individuos y a la historia de los mismos, y se muestra como la única forma de socialización, pero si se revisa la historia, las causas y los múltiples comportamientos de lucha de clases, se entiende que la “sociedad de clases” no existe por si misma, sino por la incapacidad de presentar una nueva y mejor alternativa viable de desarrollo y agrupación humana, dejando de lado eternas subyugaciones. Aunque es necesario reconocer en este punto, que es propio del ser humano las ansias de poder, las que determinan su comportamiento y en este caso, buscan la mantención de una “sociedad de clases” claramente segmentada, lo importante es que los grupos menos favorecidos, hayan sido capaces de avanzar con una lucha fuerte y permanente contra estos.

El nuevo mundo contemporáneo, se abrió paso a través de una revolución de tipo transversal, que si bien cambio las condiciones y formas de vida de lo que se entendía por “carácter social”, esta solo ha mutado, y no ha desaparecido. El descubrimiento y/o apertura del sector servicios, por ejemplo, se muestra como una de las principales características y motor de los cambios de consumo de los individuos. Grupos condenados a estar juntos eternamente, sin poder optar a un “nuevo bien material” o a círculos de socialización mas exclusivos, se fueron abriendo a estos nuevos “consumidores”, permitiéndoles no solo optar a estos de manera directa, sino que le dio la posibilidad a nuevas generaciones que estaban obligadas a continuar con el rubro familiar, a expandir y/o variar sus condiciones de vida, y por ende, su futuro. La democratización de estos bienes y servicios permitió que una nueva situación de “clase social” se fuera dando. “La elevación del estándar material de vida es solo una de las muchas posibilidades de cambiar las condiciones de vida de la gente habiendo desigualdades constantes… “(Beck Ulrick, La Sociedad del Riesgo, pg103), el autor en esta oración, plantea la importancia de los bienes materiales, dadas estas circunstancias de “desigualdad”. Si bien, esta democratización de los bienes de consumo abrió las puertas a nuevas formas de sociabilización, artefactos desconocidos agilizaron el proceso, como ocurrió por ejemplo con el automóvil, la televisión, la radio entre otros, dándole al fordismo una etapa de oro. Esta nueva clase trabajadora, era concebida bajo la posesión de estos artefactos, y si no se tenían, estos nuevos trabajos, daban las condiciones de que se pudiera ahorrar y así tener.

Se tiende a creer, que toda esta nueva clase social , llego a redimir las eternas diferencias sociales entre el grupos de los asalariados y los patrones, pero la verdad es que esto no es así, ya que si bien se evidencia un mejor estándar de vida, éste aumentó de manera proporcional (si es que no más) para lo siempre favorecidos patrones, por lo que la brecha social , sigue existiendo solo que ahora, con este nuevo mundo de posibilidades ya no “tan” evidente, o por lo menos, si lo es , el grupo asalariado, ya no siente ese desamparado que le producían las carencias

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10.1 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com