ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Se Puede Enseñar


Enviado por   •  19 de Noviembre de 2012  •  1.921 Palabras (8 Páginas)  •  333 Visitas

Página 1 de 8

Los niños del segundo ciclo de nivel inicial elaboran conceptos primarios mediante procesos inductivos; los niños son capaces de categorizar objetos en un nivel básico y elaboran conceptualizaciones en la medida en que pueden iniciar dentro de una categoría genérica a objetos, eventos y situaciones.

1) Comprender la formación de conceptos en los niños de 4 y 5 años.

Piaget caracteriza al niño en edad preescolar como un pensamiento pre conceptual, atribuyéndole una falta de competencia lógica y, por lo tanto, carente para poder realizar conceptualizaciones.

La intencionalidad educativa de conceptualizar ayuda al niño a comprender y organizar el mundo que lo rodea; los conceptos proporcionan

- Acerca de los contenidos conceptuales.

Los conceptos son ideas o representaciones de carácter general de cierto nivel de abstracción que abarcan e incluyen en una misma clase propiedades y características esenciales de seres objetos fenómenos y hechos

Según Ausbel los conceptos son objetos, eventos, situaciones o propiedades que poseen atributos de criterio comunes y que se designan mediantes algún símbolo o signo.

Para Novak los conceptos son regularidades percibidas en acontecimientos u objetos.

Los datos son informaciones necesarias para desenvolverse en la vida cotidiana, los hechos son sucesos, cosas que ocurren y tienen un carácter particular y los principios son enunciados que describen como los cambios que se producen en un objeto o situación se relacionan con los cambios que se producen en otro objeto o situación.

- El lenguaje y la formación de conceptos.

En la formación de conceptos el lenguaje juega un papel muy destacado ya que las palabras no se refieren a un objeto aislado concreto si no a la particularidad o característica formal configuracional o funcional que es como a una serie de objetos o hechos de la realidad de abstracción de las propiedades comunes se agrega a la capacidad humana denominación: es decir el uso de etiquetas o palabras adecuadas para identificar a cada categoría de objetos.

La estructura de un lenguaje y las categorías conceptuales y sintácticas que contengan, influirán en los procesos perceptuales y cognitivos del individuo en desarrollo

Ausbel plantea que el lenguaje desempeña un papel facilitador primordial en la adquisición de conceptos

- Algunas investigaciones en torno a la formación de conceptos

Estos trabajos aportan datos interesantes respecto a la capacidad que tiene el niño para poder categorizar y organizar el mundo mediante representaciones conceptuales.

Como el sujeto no puede absorber toda la información ejerce una acción selectiva, eligiendo y organizando parte de esta información. Sobre lo real establece cortes, clasifica y categoriza, regulando por partes un estimulo continuo la información seleccionada se fija mediante esquemas que podrá conservar aun en ausencia a los objetos o acontecimientos referentes

E. Rosch considera que los conceptos posee una estructura vertical en la cual cada ejemplo o conjunto de ellos se encontraría en uno de los tres niveles siguientes: supra ordenado (por ejemplo mueble), básico (silla), subordinado (silla plegable); y poseen también una estructura horizontal (dentro de un mismo nivel jerargico habrá ejemplares más prototipos que otros.

Según esta autora desde los 3 años los niños son capaces de categorizar objetos en un nivel básico y posiblemente tratan de construir dominios conceptuales de las ciencias de “abajo hacia arriba” (camino inductivo) considerando los caracteres específicos de los individuos en sus niveles básicos antes de agrupar los caracteres de esos individuos en niveles supraordenados.

Ausbel sostiene que los niños pequeños (de 4-6 años) forman conceptos primarios. Los conceptos primarios cuando sus significados son aprendidos en relación con la experiencia empírico completa. Son aquellos conceptos cuyos atributos de criterio, ya sean descubiertos o representados, producen significados genéricos durante el aprendizaje, y relacionan primero de manera explícita con los ejemplares particulares múltiples de los cuales se derivan, antes de que los atributos solos se relacionen con las estructuras cognoscitivas del sujeto. Este tipo de conceptos es formado por los niños mediante procesos inductivos

En cambio los adolecentes y adultos forman conceptos secundarios. Los conceptos son secundarios cuando el sujeto aprende su significado no en relación con la experiencia empírico concreta, si no cuando los atributos del concepto se relacionan con estructuras cognitivas.

Rosch explica que el proceso de formación de conceptos se ponen en juego dos mecanismos clave:

• la diferenciación progresiva se produce cuando una idea nueva que va a ser asimilada, se haya jerárquicamente subordinada a una idea ya existente en las estructuras cognitivas. Este proceso se enmarca dentro del aprendizaje subordinado y supone ampliar y/o diferenciar conceptos ya existentes en varios conceptos de nivel inferior por ejemplo un niño puede conocer distintos tipos de animales (perro, gato, vaca) y, sobre las bases de experiencia con diferentes perros, ampliar sus conocimientos sobre la raza de los perros

• la reconciliación integradora: supone un proceso más complejo, en donde el niño complejiza sus estructuras de conocimiento a partir de la asimilación construcción de un concepto de orden superior se produce así un aprendizaje supraordenado; así estos conceptos ya existentes se reorganizan y adquieren nuevos significados.

- Una conclusión provisional

Podemos concluir que el niño va ampliando y complejizando progresivamente los conceptos que construye, conceptos que en muchos casos son rudimentarios, porque aun no a tenido la suficiente experiencia empírico concreta como para poder formar y complejizar dicho concepto.

En la medida que el niño vaya abstrayendo cualidades comunes, a la vez que diferencias existentes entre los objetos, ira construyendo unidades de significado cada vez más generales y utilizando las palabras de forma cada vez más acorde con la realidad.

En efecto, la adquisición del vocabulario o el acto de aprender nuevas palabras supone una regularización entre la denominación del objeto y su significado. Es decir, en la medida que el niño tiene nuevos conocimientos del objeto, el significado de este se modifica, y por consiguiente varia su denominación, ya que este supone una formación verbal de la construcción conceptual

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (12.9 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com