ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

VIOLENCIA JUVENIL, VIOLENCIA FÍSICA, VIOLENCIA MORAL, ACOSO SEXUAL


Enviado por   •  7 de Octubre de 2011  •  1.222 Palabras (5 Páginas)  •  1.632 Visitas

Página 1 de 5

RESUMEN

Los niños pueden ser objeto de dos tipos básicos de agresión, principalmente la física dirigida contra ellos en el interior del hogar y la sexual que incluye el abuso sexual tanto intrafamiliar denominado incesto como extra familiar llamado pedofilia, de igual forma las mujeres en muchas ocasiones son víctimas de agresión primeramente física en sus hogares y sexual en una gran variedad de formas que pueden ir desde el acoso hasta la violación, dentro de la agresión es importante reconocer algunos desordenes mentales pueden causar un problema de comportamiento agresivo y en este ensayo veremos algunas de las principales enfermedades que lo producen; así como los métodos conductistas y fármaco biólogos que contribuyen a su tratamiento.

Palabras claves: Abuso físico y sexual, agresión, violencia, niños, mujeres, pacientes.

Introducción

Moyer (1976) y Berkowitz (1993) ven a la agresión como “algo que siempre implica una conducta, ya sea física o simbólica, ejecutada con la intención de dañar a alguien”. Esta agresión puede presentar diversas y variadas formas y ser ejecutada en diversidad de circunstancias.

Tenemos por ejemplo el abuso físico que pueden sufrir los niños en el hogar, que es conocido como maltrato a los menores; o aquella agresión que se comete contra la mujer conocida como abuso conyugal. También se puede incluir la agresión sexual o violación cometida a niños y mujeres que pueden lesionarlos físicamente.

Dentro de la agresión no se puede dejar de reconocer aquella que existe en los pacientes internos en instituciones psiquiátricas que sufren de algún desorden mental que pueden causar problemas de comportamientos agresivos.

ABUSO FISICO Y SEXUAL EN NIÑOS Y MUJERES

Existe una gran variedad de definiciones y tipos de medición de la agresión hacia los niños que dificulta el análisis del problema del abuso infantil, algunas de estas incluyen el castigo físico como las nalgadas, otras el ser testigos de las peleas entre padres o la negligencia de estos.

Sin embargo a pesar de esto y en contraste con la época de los sesenta donde existía una tolerancia social y jurídica hacia la violencia familiar aplicada a los niños existió un cambio en la preocupación de la sociedad cuando Kenpe y colaboradores (1962) publicaron un estudio integral y un libro titulado el síndrome del niño maltratado; de tal forma que hacia 1973 la preocupación se extendió y se le definió como abuso infantil.

El termino abuso infantil no solo incluye lesiones físicas, sino también psicológicas, mentales, así como daño sexual, negligencia educativa, alimentaria y medica. Ha sido de gran interés para los investigadores la identificación de los agentes del abuso.

Straus y colaboradores (1980) mencionan que “en los varones incurre más agresión que en las mujeres”. Reid y colaboradores (1981) descubrieron que las madres estaban más inclinadas a agredir físicamente a sus hijos que los padres.

Diversos estudios correlativos examinados por Gelles (1982) revelan otros agentes relacionados con el abuso como “la condición socioeconómica, las tensiones prolongadas, problemas económicos, desempleo, subempleo, familias de madre o padre solteros, el aislamiento social, haber sido un hijo maltratado; así como hijos de padres que maltratan a sus esposas es más factible que sean perpetradores de abuso infantil”.

Diversas teorías intentan comprender el maltrato infantil como las psicológicas, las psicosociales, las sociológicas entre las que se incluyen la de los recursos de Goode, la de Straus o la evolucionista de Burgess.

La agresión sexual cometida contra los niños también se considera dentro del comportamiento agresivo y puede ser fuera de la familia que se le llama paidofilia o dentro de ella la cual se conoce como incesto. Abel y colaboradores (1981) desarrollaron un método para medir la excitación sexual masculina hacia niños o niñas. De igual desarrollaron un tratamiento a estos agresores que incluye la terapia de aversión con la técnica

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (7.9 Kb)  
Leer 4 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com