ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El safio del amor LIBRO


Enviado por   •  1 de Febrero de 2019  •  Ensayos  •  1.735 Palabras (7 Páginas)  •  13 Visitas

Página 1 de 7

Boletín del Ministerio de Niños

Volumen 11, Edición 11

Noviembre de 2006

¡Ofreciendo el Mayor de los Regalos!

Dirección Ministerial

¿Por qué proveer oportunidades para recibir el don de la salvación?

  • 85% de los cristianos fueron salvos cuando se encontraban entre las edades de 4 y 11 años.
  • Es la voluntad de Dios que cada niño sea salvo (Mateo 18:14).
  • Un alma salva en la niñez ofrece años de servicio cristiano y fructífero resultados.

¿Qué verdades bíblicas motivarán al niño a recibir el regalo de la salvación?

  • El amor de Dios para el niño. Juan 3:16.
  • La naturaleza del pecado y la necesidad del niño. Isaías 53:6 provee una definición simple acerca de la naturaleza del pecado. El pecado es optar por seguir tu propio rumbo en vez de seguir el camino de Dios. Romanos 3:23 le muestra al niño su necesidad personal de un Salvador estableciendo claramente que “todos han pecado”.
  • La obra de Jesucristo. Romanos 5:8. Cristo, quien vivió una vida libre de pecado, escogió morir por nosotros cuando estábamos en pecado y desobediencia.
  • El requisito de Dios para la salvación. 1 Juan 1:9, Juan 3:36, Hechos 3:19. El único requisito de Dios es que admitamos nuestra pecaminosidad y aceptemos a Jesús como nuestro Salvador del pecado.
  • Seguridad. 1 Juan 1:9, Juan 1:12, Hechos 3:19. Cuando admitimos nuestra pecaminosidad y aceptamos a Jesús como nuestro Salvador, Dios perdona y limpia.

¿Cómo puedo invitar a un niño a recibir el don de la salvación?

  • Establezca la invitación de forma clara: brevemente repase el plan de salvación.
  • Dependa de la convicción del Espíritu Santo. “Si el Espíritu Santo lo convence, el niño tomará una decisión para toda la vida”.
  • No enfatice el temor.
  • Comparta un pasaje de la Biblia con el niño que contenga la condición y promesa de salvación de Dios. Hechos 16:31, Romanos 10:13 y 1 Juan 1:9, son versos que claramente establecen tanto las condiciones como la promesa de salvación.
  • Instrúyalos. ¿Cómo usted desea que el niño responda a su invitación? ¿Quiere que el niño se quede luego de que la actividad haya culminado para asesorarlo? ¿Quiere que pase inmediatamente al frente para asesorarlo en ese momento?

¿Cómo guío al niño para que reciba el don de la salvación?

  • Determine POR QUÉ el niño respondió a la invitación preguntándole, “¿Qué es lo que quieres que Jesús haga por ti en este momento?”
  • Ayúdele a entender sus necesidades. ¿Qué es el pecado? Es optar por seguir nuestro camino y no el de Dios. ¿Cuál es el castigo de Dios para el pecado? Romanos 6:23 dice: “Porque la paga del pecado es muerte”.
  • Ayúdele a entender el plan de Dios. Dios hizo provisión para que tus pecados sean perdonados. ¿Qué fue lo que Él hizo?
  • Motive al niño a orar. Si él siente que no puede orar por sí mismo, usted puede ayudarle a orar, oración por oración.  
  • Bríndele al niño seguridad de salvación. Cuando el niño termine de orar evite decir, “¡ahora eres salvo!” Deje que su seguridad provenga del Espíritu Santo a través de la Palabra de Dios. Pregúntele, “¿qué fue lo que Jesús hizo por ti?” Utilice el mismo versículo para asegurarle que sus pecados son perdonados y que ha recibido el don de la salvación de Dios.

¡Ideas que Puede Utilizar!

El Corazón Transformado

PREPARACIÓN: Corte un orificio de 10x13 (25x33 cm) en forma de un corazón en el centro de la parte del frente de un sobre color marrón. (Si no tiene un sobre grande, haga uno utilizando dos páginas de papel de construcción, cartón o papel para hacer carteles, pegándolos en las orillas). Pegue una hoja de papel de construcción negro en la parte interior del sobre. Cuando el pegamento seque, asegúrese que las hojas rojas y blancas pueden ser introducidas en el sobre, para que el corazón parezca rojo o blanco.

Presentación: Cuando te miraste en el espejo esta mañana, ¿qué fue lo que viste? Sí, te viste a ti mismo. Revisaste que tu rostro estuviera limpio, que tu cabello estuviera peinado y si tu camisa estaba abotonada correctamente. Si hubieras mirado con detenimiento te hubieras percatado si te limpiaste los dientes correctamente.

Pero, ¿pudiste ver el interior de tu cuerpo? El médico puede ver algunas partes de tu cuerpo a través de rayos X. Él puede ver si tienes un hueso roto o alguna moneda que tal vez te hayas tragado. ¿Podría alguien ver el verdadero tú, la parte tuya que está contenta o triste, celosa o satisfecha? En la Biblia, esa parte de ti es llamada tu corazón. Solamente Dios puede mirar tu corazón. ¿Qué es lo que tú verías si pudieras examinar tu corazón tal y como Dios lo hace? (Sostenga el sobre marrón grande mostrando el corazón negro manchado.)

Sin embargo, Dios nos amó tanto que envió a Su Hijo, Jesús para tomar el castigo de nuestros pecados. ¿Alguno de ustedes conoce Juan 3:16? (Motive a los niños a recitar este versículo de la Escritura junto a usted.) Sí, Jesús vino a borrar nuestros pecados. Cuando Él murió en la cruz, Su sangre nos fue dada para limpiar nuestros pecados. La Biblia nos dice que “la sangre de Jesucristo nos limpia de todo pecado” (1 Juan 1:9). ¿Qué podemos hacer para que la sangre de Cristo Cubra y limpia nuestros pecados? Sí, podemos pedirle a Jesús que nos perdone de nuestros pecados. (Inserte la hoja roja; asegurándose que la hoja blanca se encuentra detrás. Entonces el orificio con forma de corazón se verá rojo.)

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10.2 Kb)   pdf (112.5 Kb)   docx (11.4 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com