ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Jesús y los niños (y niñas)


Enviado por   •  25 de Junio de 2020  •  Monografías  •  1.684 Palabras (7 Páginas)  •  53 Visitas

Página 1 de 7

[pic 1][pic 2]

[pic 3]

UNIVERSIDAD CATOLICA DE CUYO

FACULTAD FILOSOFÍA Y HUMANIDADES

TEC. EN ACOMPAÑMIENTO TERAPEUTICO

        “JESÚS Y LOS NIÑOS (Y NIÑAS)”

Alumnos: Galleguillo, Federico Martin

                Gentilini, Dulce María

Profesor titular: Daniel Sánchez           



INDICE

INTRODUCCIÓN        4

VISION HACIA EL  NIÑO ANTES DE CRISTO        5

VISIÓN HACIA EL NIÑO EN EL TIEMPO DE CRISTO        6

CONCLUSIÓN        8

BIBLIOGRAFÍA        9


INTRODUCCIÓN

“Niño: ser humano que aún no ha alcanzado la pubertad. Por lo tanto es una persona que está en la niñez y tiene poco años de vida”

La sociedad en general ve al niño de la manera que esta definición establece. Dada su corta longevidad se asume que el niño carece de herramientas para aportar significativamente a la sociedad, tan fuerte es este pensamiento que se tiende a prescindir de ellos, por las características que presentan, sin ver todo lo que pueden aportar.

El niño posee una filosofía libre de prejuicios, de manera sencilla, abierto a amar a todo aquel que lo rodea y con una curiosidad infinita.

A lo largo de toda la historia, cuando se trasciende a la edad adulta, la sociedad va reprimiendo todas estas cualidades y las juzga negativas e inservibles.

A lo largo de este escrito iremos comparando la visión que se tenia del niño antes de Cristo, después de la llegada de Cristo y en la actualidad, haciendo énfasis en todo aquello que Jesús profeso acerca de los niños y de lo que aún tenemos que seguir aprendiendo.


VISION HACIA EL  NIÑO ANTES DE CRISTO

Desde el antiguo testamento se vivenciaba un desprecio e indiferencia de parte  de los adultos a los niños y jóvenes. En relatos importantes se observa que se omitía su presencia, como se puede observar en el siguiente texto bíblico:[pic 4]

Tan grande era el rechazo que la gente adulta se sentía superior a ellos y con más derechos, los catalogaban como imperfectos e insuficientes para lo que la sociedad de la época ameritaba. El niño era visto como un ser inmaduro, en proceso de formación, con conductas repudiables. Por lo tanto si un adulto se comportaba de manera similar a un niño o se relacionaba demasiado con ellos era juzgado duramente por la sociedad.

A raíz de la poca importancia que se le brindaba a la niñez en la época, todo lo referido a los primeros años de vida de Jesús es información escasa y casi nula.

También cabe destacar que todos los niños, pero especialmente a los huérfanos, eran percibidos de la misma forma que la gente pobre. Tal es la carencia de empatía que sufrían por parte de los adultos que Yahvéh se proclama como su defensor. [pic 5]

Aunque no todas las perspectivas que se tenían eran negativas respecto al niño, cuando se hace referencia al nacimiento de un niño los padres lo esperan con ansias y alegría y toman la llegada de un hijo como una bendición de Dios, aunque vale aclarar que se deseaba más la llegada de un niño que una niña. Se puede ver la fuerza de este deseo cuando Raquel le dice a Jacob “dame hijos porque si no me muero” (Gn 30,1). Esta obsesión se podría analizar con el mandato social impuesto en la época de continuar un linaje, inclusive sin darle importancia a como esto se podría obtener, por ejemplo cuando Sara le propone a Abraham que, al ser ella es estéril, Abraham busque otra mujer para poder tener un hijo. (Cfr. Gn 16, 2)

El amor de un padre a su hijo es tan fuerte que se asemeja al amor que Yahvéh tiene por su pueblo, se puede apreciar en los siguientes versículos:[pic 6]

VISIÓN HACIA EL NIÑO EN EL TIEMPO DE CRISTO

En el comienzo del nuevo testamento continuaba la desvalorización del niño y de su vida. Esto se contempla con claridad cuando el rey Herodes al enterarse de la llegada de un nuevo rey de los judíos (Jesús), temiendo por la caída de su poder decreta matar a todos los varones recién nacidos y menores de dos años para poder resguardarse un futuro rey.

Como mencionamos anteriormente, debido al rechazo hacia los niños, lo poco que se conoce de la niñez de Jesús son hechos que debían transcender (la circuncisión e imposición del nombre, la adoración de los reyes magos, la presentación en el templo, la huida a Egipto y, por último, la perdida y hallazgo del niño Jesús en el templo) y las características de su crianza expresadas elocuentemente por Lucas: “crecía en sabiduría, edad y gracia” (Lc 2, 51).

Jesús desde su llegada mostró un afecto especial por los niños y los débiles. Sus obras y milagros fueron dedicados a ellos con el propósito de que la gente  les diera el reconocimiento y respeto que merecían, y especialmente  sus discípulos, para que transmitieran ese mensaje, ya que ellos no quedaban fuera de él pensamiento generalizado de que los niños no eran "significantes" y solo lo serían al llegar a la edad adulta.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10 Kb)   pdf (265.3 Kb)   docx (48.9 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com