ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

PROTOEVANGELIO DE SANTIAGO (RESUMEN)

Trabajos : PROTOEVANGELIO DE SANTIAGO (RESUMEN). Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 2.323.000+ documentos.

Enviado por   •  24 de Noviembre de 2013  •  2.309 Palabras (10 Páginas)  •  246 Visitas

Página 1 de 10

EL PROTOEVANGELIO DE SANTIAGO

INTRODUCCIÓN:

Presento esta síntesis acerca del Protoevangelio atribuido a Santiago , donde el autor expone un evangelio apócrifo, escrito probablemente hacia el año 150. Aunque nunca fue incluido entre los evangelios canónicos, es innegable que recoge datos y leyendas que han sido admitidas en algunos casos por algunas Iglesias cristianas, tales como la natividad milagrosa de María, la localización del nacimiento de Jesús en una cueva o el martirio de Zacarías, padre de Juan el Bautista. Destaca en este Protoevangelio los nombres de los padres de María Santísima, que se celebran en el santoral católico: Joaquín y Ana.

Se denomina protoevangelio porque narra hechos anteriores al nacimiento de Jesús. El humanista y jesuita francés Guillermo Postel, quien lo tradujo al latín y lo dio a conocer en Occidente, lo tomó por el prólogo del evangelio de Marcos . Aunque los libros Apócrifos son muy tardíos y, en general, su contenido es legendario. Puede admitirse que algún dato contenido en los mismos tenga valor histórico pero –como se llega a ver- son obras que carecen de él y que tienen más utilidad para analizar la evolución histórica del cristianismo que para proporcionarnos datos fidedignos sobre la vida de Jesús.

CUERPO DEL TRABAJO:

Dolor de Joaquín I: Joaquín, se contristó en gran medida al decirle Rubén: No te es lícito aportar tus ofrendas porque no has engendrado, en Israel, vástago de posteridad; y se buscó en los archivos de las doce tribus de Israel, diciéndose: Veré si de las doce tribus soy el único que no ha engendrado vástago en Israel. Y no se presentó a su mujer, sino que se retiró al desierto a ayunar.

Dolor de Ana II: Ana, mujer de Joaquín, vivió enlutada por la ida de su esposo y se deshacía en lágrimas. Llegado el gran día del Señor, en que no le era lícito llorar, sumamente afligida, se despojó de sus vestidos de duelo y se puso su traje nupcial. Bajó al jardín y rogó al Señor, diciendo: Dios de mis padres, bendíceme, y acoge mi plegaria, como bendijiste las entrañas de Sara, y le diste a su hijo Isaac.

Trenos de Ana III: Vio un nido de gorriones, y dijo: ¡Desventurada de mí! ¿A quién soy semejante? No a los pájaros del cielo, porque aun los pájaros del cielo son fecundos ante ti, Señor.

La promesa divina IV: Entonces un ángel se apareció y le dijo: el Señor te ha escuchado, concebirás, y parirás. Ana dijo: si yo doy a luz un hijo, sea varón, sea hembra, lo llevaré como ofrenda al Señor, mi Dios, y permanecerá a su servicio todos los días de su vida. Joaquín, avisado por un ángel, llegó a ella, y Ana, que lo esperaba en la puerta de su casa, le dijo: Ahora conozco que el Señor, mi Dios, me ha colmado de bendiciones; porque era viuda, y ya no lo soy; estaba sin hijo, y voy a concebir uno en mis entrañas.

Concepción de María V: Presentó Joaquín sus ofrendas, diciendo: Ahora sé que el Señor me es propicio, y que me ha perdonado todos mis pecados. Y salió justificado del templo del Señor, y volvió a su casa; y Ana dio a luz una niña a la que llamó María.

Fiesta del primer año VI: Cuando tuvo seis meses la niña, su madre le dijo: por la vida del Señor, que no marcharás sobre el suelo hasta el día que te lleve al templo del Altísimo. Cuando la niña llegó a la edad de un año, Joaquín celebró un gran banquete, e invitó a él a los sacerdotes y a los escribas y al Consejo de los Ancianos y a todo el pueblo israelita. Y la bendijeron, diciendo: Dios de nuestros padres, bendice a esta niña, y dale un nombre que se repita siglos y siglos, a través de las generaciones.

Consagración de María en el templo VII: Cuando la niña tuvo tres años, Joaquín dijo: Llamad a las hijas de los hebreos que estén sin mancilla, que tome cada cual una lámpara encendida para que la niña no vuelva atrás, y para que no se fije en nada que esté fuera del templo del Señor. Y ellas hicieron lo que se les mandaba. Y el Gran Sacerdote recibió a la niña en el templo, y abrazándola, la bendijo, y exclamó: El Señor ha glorificado tu nombre en todas las generaciones. Y en ti, el Señor, hará ver la redención concedida a Israel.

Pubertad de María VIII: Cuando llegó a la edad de doce años, el Gran Sacerdote entró en el Santo de los Santos, y rogó por María. Y un ángel se le apareció, diciéndole: Zacarías, sal y reúne a todos los viudos del pueblo, y que vengan con una vara, y a quien el Señor envíe un prodigio, de aquel será María la esposa.

José, guardián de María IX: José tomó la última vara. Una paloma salió de ella y voló sobre su cabeza. El Gran Sacerdote dijo a José: eres el elegido para custodiar a la Virgen del Señor. José, lleno de temor, recibió a María bajo su guarda, diciéndole: te he recibido del templo del Señor y te dejo en mi hogar.

El velo del templo X: Los sacerdotes se reunieron y dijeron: Hagamos un velo para el templo del Señor e introdujeron a las jóvenes en el templo del Señor, y el Gran Sacerdote dijo: Echad a suertes sobre cuál hilará el oro, el jacinto, el amianto, la seda, el lino fino, la verdadera escarlata y la verdadera púrpura. Y la verdadera escarlata y la verdadera púrpura tocaron a María.

La anunciación XI: Un ángel de nombre Gabriel se le apareció, diciéndole: No temas, María, porque has encontrado gracia ante el Dueño de todas las cosas, y concebirás su Verbo. Y María respondió: ¿daré a luz como toda mujer da? Y el ángel dijo: No será así, porque la virtud del Señor te cubrirá con su sombra, y el ser santo que de ti nacerá se llamará Hijo del Altísimo. Y le darás el nombre de Jesús, porque librará a su pueblo de sus pecados. Y María dijo: He aquí la esclava del Señor. Hágase en mí según tu palabra.

La visitación XII: María fue a visitar a Isabel, su prima. Isabel, habiéndola oído exclamó: ¿De dónde que la madre de mi Señor venga a mí? El fruto de mi vientre ha saltado dentro de mí, y te ha bendecido. María dijo: ¿Quién soy, Señor, que las generaciones de la tierra me bendicen? María tenía entonces dieciséis años.

Vuelta de José XIII: Al sexto mes de embarazo de la virgen José descubrió que estaba en cinta y lloró amargamente, diciendo: ¿Qué plegaria le dirigiré a Dios con relación a esta jovencita? Porque la recibí pura de los sacerdotes del templo, y no he sabido guardarla. ¿Es que se repite en mí la historia de Adán? Que en la hora en que glorificaba a Dios, llegó la serpiente y, encontrando a Eva sola, la engañó, así me ha ocurrido a mí.

José, confortado por un ángel XIV: José, lleno de temor, se alejó de María. Pero un ángel se le apareció en sueños,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (13.2 Kb)  
Leer 9 páginas más »
Generador de citas

(2013, 11). PROTOEVANGELIO DE SANTIAGO (RESUMEN). ClubEnsayos.com. Recuperado 11, 2013, de https://www.clubensayos.com/Religión/PROTOEVANGELIO-DE-SANTIAGO-RESUMEN/1294061.html

"PROTOEVANGELIO DE SANTIAGO (RESUMEN)" ClubEnsayos.com. 11 2013. 2013. 11 2013 <https://www.clubensayos.com/Religión/PROTOEVANGELIO-DE-SANTIAGO-RESUMEN/1294061.html>.

"PROTOEVANGELIO DE SANTIAGO (RESUMEN)." ClubEnsayos.com. ClubEnsayos.com, 11 2013. Web. 11 2013. <https://www.clubensayos.com/Religión/PROTOEVANGELIO-DE-SANTIAGO-RESUMEN/1294061.html>.

"PROTOEVANGELIO DE SANTIAGO (RESUMEN)." ClubEnsayos.com. 11, 2013. consultado el 11, 2013. https://www.clubensayos.com/Religión/PROTOEVANGELIO-DE-SANTIAGO-RESUMEN/1294061.html.