ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Relación entre el psicoanálisis y la religión


Enviado por   •  4 de Julio de 2011  •  Monografías  •  2.160 Palabras (9 Páginas)  •  721 Visitas

Página 1 de 9

Introducción.

En el presente trabajo se intenta establecer la relación existente entre el psicoanálisis y la religión, teniendo en cuenta los cuestionamientos y los desafíos que le propone esta nueva disciplina a la Iglesia Católica, desde dos dimensiones:

• Mediante una nueva imagen de hombre, reconociendo el papel del inconsciente

• Y por el otro, por los elementos que brinda para profundizar en el análisis acerca del funcionamiento de la institución eclesiástica y poder ahondar en los funcionamientos de la propia fe (encontrando de este modo un punto de encuentro con la teología fundamental en su objetivo de dar razones sobre los fundamentos que sostienen su fe).

El psicoanálisis sucumbió todas las creencias que se consideraban como verdaderas y absolutas hasta ese momento. Si bien en sus inicios Freud con su teoría demostró su repudio hacia la religión cristiana considerándola como un instrumento de alienación de los seres humanos en el libre curso de sus impulsos, hoy en día mediante una mirada más conciliadora, podemos descubrir la riqueza del aporte que el psicoanálisis le dio a la religión.

En este sentido Domínguez Morano realiza un recorrido por la teoría psicoanalítica para buscar los elementos que ayuden a comprender y a construir esta nueva imagen de hombre que se le presenta a la iglesia: un hombre que por medio de su lenguaje ¨no dice exactamente lo que dice, ya que el sentido captado manifiestamente en lo inmediato transmite otro sentido más fuerte que circula de modo latente. La conciencia dice siempre más de lo que quiere decir, y en otro sentido menos de lo que querría ¨. (1)

Uno de los conceptos principales de la teoría psicoanalítica es el de omnipotencia entendida como el sentimiento primordial y primitivo, que aparece en la vida de todo ser humano. Tiene que ver con el poder ilimitado e indiscutible que se le atribuye a toda expresión o idea que provenga de los propios deseos, sentimientos o pensamientos del individuo. En este sentido encuentra relación con otro concepto que es el de narcisismo, entendido como estadio infantil de la evolución libidinal, motor que moviliza toda la vida del individuo. En este sentido el hombre alcanza la madurez cuando es capaz de renunciar a este mundo interno donde reinan sus propios deseos para salir al encuentro con la realidad. Esta renuncia por los sentimientos infantiles de omnipotencia, trae como consecuencia un duelo ya que el sujeto debe resignar parte de sus deseos para poder ponerse en función de la cultura.

Pero este duelo no es ¨ gratuito ¨, sino que el hombre vive este duelo como una pérdida de sí mismo; es aquí donde aparecería la iglesia con la función de resguardar y mantener la ¨ilusión¨ protectora de todo aquello que una vez fuimos.

Este poder ilimitado que experimenta el niño durante su estadio infantil, es interrumpido por el complejo de Edipo, estructurante del psiquismo humano. Como bien sabemos el niño durante sus primeros años de vida, idealiza la figura de sus padres, por ser estos lo que acuden a el cada vez que su deseo irrumpe y requiere ser satisfecho, cuando experimenta un malestar, desequilibrio o tensión. Pero llegado un momento en el desarrollo psico-sexual se empiezan a despertar en el niño ciertos deseos de posesión por su madre, fuente de toda satisfacción y placer, en este sentido la figura del padre resulta el tercero en discordia representando el modelo ideal a seguir, en el sentido de querer ser y ocupar el lugar del padre. Aparece así un sentimiento de ambivalencia hacia este padre, por un lado generador de hostilidad, rivalidad, por la posesión de la madre y por otro lado el deseo de querer ser como él.

Sin embargo lo que plantea Freud es que el hombre incapaz de renunciar a ese objeto que ¨nunca¨ va a poder tener, reemplaza y deposita en la imagen de Dios la figura idealizada de su padre para salvaguardar su omnipotencia: ¨en algún lugar existe el todo poder, el todo saber y la ilimitación de la inmortalidad¨; y en la iglesia delega la función protectora ante ese padre que implanta el limite ¨ que dice lo que no se puede ¨ ser. Como dice Borges: ¨ cada hombre es un órgano que proyecta la divinidad para sentir el mundo¨ ¨ quizás contaminados por los monótonos imaginaron que todo hombre es dos hombres y que el verdadero es el otro, el que está en el cielo¨. (2)

La imagen de los padres que queda internalizada tras el sepultamiento del complejo de Edipo, constituyen la base afectiva y los modelos fundamentales sobre los que se identificara posteriormente la imagen de Dios de cada ser humano: en este sentido parece valioso citar a Ana Maria Risutto que en su libro El Nacimiento del Dios vivo plantea: ¨… el Dios que el niño creo en sus esfuerzos por superar la situación edipica regresará a la memoria cada vez que los enigmas de la vida, la muerte y la concepción de bebes, con su insondable realidad, salten nuevamente a la vista…¨

Uno de los puntos más polémicos de la teoría psicoanalítica de Freud fue el papel fundamental que le otorga a la sexualidad humana entendiéndola no ya como una fuerza biológica cuyo único fin es la reproducción de los seres; sino que la considerada como una fuerza pulsional que parte del individuo y que aspira en última instancia a la satisfacción de un deseo imposible: un encuentro fusional totalizante y placentero, tal como el que lo unía a su madre en los primeros meses de vida. Este deseo al considerarse inalcanzable nunca encuentra un objeto real que lo complete, por lo que lo sustituye por un objeto imaginario. Es por este motivo que la sexualidad humana está destinada a la frustración, en el sentido de que nunca va a recuperar esa fusión total con otro ser como cuando era bebe.

Junto al psicoanálisis otras disciplinas se han centrado en el concepto y la experiencia de la sexualidad; como la psicofisiologia mostro que la actividad sexual va dejando de estar ligada a la reproducción para convertirse en una función vital que tiene un contenido más amplio.

Estas nuevas teorías sobre la sexualidad son debido a transformaciones socio culturales y económicas, permitiendo que la sexualidad se fuera independizando poco a poco de su ligazón con la procreación. Una de las causas de esto se ha dado gracia a los avances de la medicina, biología y otras ciencias que han posibilitado mejorar la calidad de vida de la población, en especial de la mujer, que

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (12.8 Kb)   pdf (93.5 Kb)   docx (14.2 Kb)  
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com