ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Aborto Em Mexiico


Enviado por   •  26 de Julio de 2011  •  6.945 Palabras (28 Páginas)  •  1.149 Visitas

Página 1 de 28

INTRODUCCION

La época en la cual se encuentra la humanidad está llena de cambios sin precedentes, basta con mirar alrededor y descubrir que la evolución en la que estamos envueltos ha sido trascendental.

Anteriormente la práctica de los abortos era un método generalizado para el control de la natalidad. Después fue restringido o prohibido por la mayoría de las religiones, pero se consideró una acción ilegal hasta el siglo XIX.

Y es así como este tema ha ido cobrando mucha importancia, debido, principalmente, al alto contenido ético que conlleva, además que recientemente fue clasificado como un problema de salud pública al ser considerado la tercera causa de muerte en la Ciudad de México.

Por tal razón, durante el desarrollo de la presente investigación se darán a conocer no sólo conceptos ligados directamente al aborto sino también algunos tópicos que guardan relación, como los métodos anticonceptivos y la educación sexual, pues hemos considerado que son las mejores vías para ayudar a disminuir los grandes problemas que está causando entre nuestra población la gran demanda de abortos.

Se incluirán distintas definiciones del término aborto y su clasificación, para que el lector conozca que tipos de aborto se practican y así pueda darse cuenta que la mayoría de estos son un gran riesgo para la salud de la persona en quien se lleva a cabo. De acuerdo con las disposiciones legislativas, el aborto puede llamarse legal cuando se provoca por motivos reconocidos por la ley.

El aborto plantea diversos problemas a la moral católica. Se presenta a veces como una solución para prescindir, por diversas razones. Se habla también del aborto terapéutico cuando la perspectiva clínica, por el examen del líquido de amino ático, podría llevar a prever deficiencias congénitas, en cuyo caso se aducen a una razón de piedad para curarlo.

Se eligió este tema porque genera mucha controversia en la sociedad, están los que lo promueven, y quienes están en contra, están los que se abstienen, y los que en realidad no saben de qué se trata. Es por eso que se elaboró la investigación, con el fin de informar a las personas acerca de este procedimiento médico.

Debido a que la investigación va dirigida a todo el sector poblacional, es recomendable que utilicé el método de análisis y de deducción. Un análisis deductivo es un método que está basado en los puntos de vista subjetivos de una persona y la teoría.

ESTADO DE ARTE

Cuando interesan a la Justicia, guardan relación con los problemas legales referentes al embarazo, a la violación, el infanticidio –si éste se ha producido–, a la determinación de la paternidad, y por supuesto, en el caso del aborto, cuando éste ha sobrevenido de forma criminal. Quiere decir, que todos reconocemos la necesidad de que el aborto pueda producirse de forma terapéutica o justificada.

El abordaje del aborto del que alude la Iglesia tiene que ver más con la práctica del aborto que con el examen jurídico del mismo, para lo cual queremos presentar algunas teorías ampliamente difundida en la literatura jurídica moderna. Las sociedades modernas que han separado la Iglesia del Estado, a veces apuntando en direcciones contrarias a las órdenes religiosas, han tenido mayor éxito, ya que le han prohibido a la iglesia incidir en la educación sexual, no agruparse políticamente, y no interferir en la legalidad o no del aborto. Pero antes de referirnos a estas teorías debemos señalar que el tema en cuestión es un asunto del Estado, y que si éste está penalizado no debe tolerarse. No es asunto de la institución de la Iglesia, porque entre otras cosas cerrar las puertas al aborto sólo conduce al “aborto clandestino”, que es una de las realidades más atroces de que puede ser objeto una sociedad, hoy en día.

Refiriéndose a América Latina, Carlos Monsiváis (2003,P.14), opina que “la sociedad ya ha despenalizado (efectivamente) el aborto”. Digamos que tiene y que no tiene razón, al menos en lo que concierne a México. Si bien todas las encuestas coinciden en que los mexicanos no creen que se deba penalizar a la mujer que recurre al aborto, ellos exigen sin embargo la penalización de los médicos que lo hacen posible. Obsérvese que el condenar a los médicos, mas no a la mujer, implica que la población desea mantener la prohibición del aborto y a la vez transgredirla sin mayores consecuencias legales para quienes deben recurrir a él.

La población, sin embargo, se esfuerza por no pensar el asunto de manera coherente: prefiere simplemente tomar a los médicos como un chivo expiatorio de sus propias culpas morales o legales.

Entonces: si bien Monsiváis tiene razón en que la sociedad ya ha despenalizado el aborto en términos efectivos (además, pocas se veces se encarcela a un médico por este delito), esto no quiere decir que ella lo haya justificado de manera ética y que por lo tanto esté dispuesta a su despenalización pública, simbólica. Es más, puesto que los seres humanos no parecen interesados en lidiar con la inconsistencia de su deseo (la inconsistencia de desear transgredir y a la vez preservar la prohibición legal del aborto), es perfectamente posible que persistamos en un limbo ético y legal que permita que cientos de miles de mujeres aborten en condiciones riesgosas.

El escritor y penalista LUIS JIMÉNEZ DE ASÚA(1984, p.102), quien señala lo siguiente: “Teniendo en cuenta que hay casos excepcionales de violación en que la ultrajada que queda encinta vera en el hijo, concebido por fuerza, un recuerdo amarguisimo de los instantes mas penosos de su vida, puede formularse un articulo, que podría instalarse en los códigos penales de toda América hispana, concediendo al magistrado la facultad de otorgar a la mujer violada que lo solicite, por excepcionales causas sentimentales, un permiso para que un medico de solvencia moral y científica le practique el aborto liberador de sus justas repugnancias.”

Un ultimo argumento que se da en esta postura es aquel que dice relación con que, en aquellos casos en los cuales la madre pudiese afectar con alguna enfermedad venérea al hijo a través del embarazo es preferible que se produzca el aborto para evitar tal sufrimiento a la madre, a su familia y a su hijo. En estos casos es preferible privar antes del nacimiento la vida del feto ya que si no lo hace el hombre lo hará la naturaleza, esto ocurre por ejemplo en aquellas madres portadoras del SIDA, las cuales existe la posibilidad que puedan transmitir la enfermedad a sus hijos y en estos casos es preferible ejecutar un aborto para prevenir una triste vida.

Otro destacado penalista y autor Chileno es GUSTAVO LABATUT GLENA,(1954,p.111)

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (42.9 Kb)   pdf (216.2 Kb)   docx (32.2 Kb)  
Leer 27 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com