ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Bebidas Energeticas


Enviado por   •  21 de Octubre de 2012  •  2.063 Palabras (9 Páginas)  •  390 Visitas

Página 1 de 9

Los riesgos y beneficios de las bebidas energéticas

La bebida energética o también conocida como energy drinks se define por ser una sustancia que mejora el rendimiento a la hora de practicar deporte, sobre todo en casos de jugadores de pruebas largas. Estas bebidas contienen estimulantes que poseen altas concentraciones de cafeína, guaraná y taurina. Este tipo de bebidas aceleran la hidratación, lo que es muy útil para los deportistas, sin embargo, su alto consumo puede provocar dolor de cabeza, insomnio, malestar gastrointestinal o incluso un efecto laxante, comentó el doctor Raúl Tovar, especialista en medicina familiar, que ha colaborado en laboratorios donde se estudian bebidas energéticas. El mundo de las bebidas energizantes no se limita al circuito deportivo. Hoy se venden como productos asociados a fiesta y recreación. “En realidad, estas bebidas no son otra cosa que una droga legal, por así decirlo, para tener un buen rendimiento”, agregó el doctor. Muchas veces desearíamos tener una cantidad extra de energía que nos ayudara afrontar el día o determinados esfuerzos físicos con más vitalidad y sin muestra de cansancio, pero si no se conoce su composición y para qué sirven, pueden producir un efecto no deseado en la salud, agregó el doctor Tovar. Debemos tener en cuenta que estos líquidos energéticos contienen suplementos como proteínas, vitaminas y minerales que en un momento determinado pueden resultar perjudiciales si el cuerpo registra una sobredosis. Las bebidas isotónicas, que solo contienen carbohidratos, sales, vitaminas y minerales, habitualmente pueden se utilizadas sin restricciones, pero debe tenerse en cuenta su aporte calórico y de azúcares, especialmente en obesos y diabéticos. VERDADES. Las bebidas energéticas sí aseguran un buen nivel de hidratación durante la actividad física, lo que solamente con el agua no se consigue. Además, aportan vitaminas y minerales que reponen los que vamos perdiendo. Son recomendables para cualquier persona que hace ejercicio y las que no, también se pueden tomar antes, durante y después de la actividad. Entonces se puede experimentar mucha energía y control, cuando realmente no los hay. RIESGOS. La mezcla de este líquido con drogas como la cocaína o la marihuana es extremadamente peligrosa, porque aumentan en forma dramática los riesgos cardiovasculares. Una persona que ingiere alcohol mezclado con una bebida energizante con altas concentraciones de cafeína, se siente con toda la euforia que se produce al ingerir el trago retardando el agotamiento y la fatiga, esto puede parecer un a bendición, sin embargo, su consumo abundante perjudica la salud. PRECAUCIONES. El especialista en medicina familiar recomienda: estas bebidas no deben ser consideradas ni consumidas como refrescos; no deben ser utilizadas por diabéticos, hipertensos y cardiópatas; si toma medicamentos, evítelas y solicite asesoría médica; no las mezcle con alcohol; los obesos deben evitarlas por la carga de calorías; si es deportista, debe verificar si contienen estimulantes. SU CONTENIDO Carbohidratos. La mayoría de las bebidas vendidas como energéticas contienen cierta concentración de carbohidratos (glucosa, sacarosa, maltodextrinas, fructosa o galactosa). Hay que tener cuidado con ellas porque si hay una alta acumulación puede producir la reducción de la tasa de líquidos absorbidos desde el intestino hacia la sangre y consecuentemente puede impedir la rehidratación durante el ejercicio, además de producir malestar gastrointestinal. Cafeína. Es un estimulante del sistema nervioso central que hace que pueda aumentar el rendimiento muscular e incrementar la utilización de los ácidos grasos como fuente de energía. Ello explica que el Comité Olímpico Internacional defina la cafeína como sustancia dopante. La cafeína, además, induce sensaciones de bienestar y alerta. Desafortunadamente, unas dosis altas de cafeína pueden producir ligeros dolores de cabeza y si se ingiere después de haber comenzado el ejercicio, la cafeína puede tener un efecto laxante y diurético. Hierbas. Muchas bebidas energéticas contienen hierbas como extractos de semillas de guaraná, nueces de cola y hojas de hierba mate. Son también estimulantes y muchas personas las prefieren antes que la cafeína porque las consideran más saludables que ésta. Proteínas. Las proteínas son empleadas como combustibles. Incrementan el almacenamiento de azúcar en los músculos durante la recuperación después del ejercicio. Vitaminas y minerales. Un aporte extra de vitaminas y minerales en la dieta nunca viene mal, y muchas bebidas de este tipo contienen ciertas cantidades, sobre todo las isotónicas. BEBIDAS comúnes. Estos son algunos de los ingredientes de los líquidos energéticos. Red Bull: contiene taurina, azúcares, cafeína, vitamina B12. Dynamite: con taurina, cafeína, vitaminas y sales minerales. Guaraná natural: no contiene taurina, pero con cafeína y extracto de guaraná. Por último debe tomar en cuenta que para tomar estas bebidas requiere un nivel aceptable de actividad física y una buena alimentación. Una bebida energética por sí sola nunca sustituirá a estos elementos, aunque puede ayudar al rendimiento.

Crece en México la demanda de bebidas energizantes

La demanda de bebidas energizantes crece en México, donde se comercializan más de 50 marcas con apoyo de eficaces estrategias publicitarias.

Sin embargo, esta tendencia —que en términos económicos es benéfica— no siempre resulta igual de provechosa para la salud humana, que podría verse muy afectada por el consumo desinformado de esa clase de productos, advierten especialistas en nutrición.

La ingesta de las también llamadas bebidas ergogénicas como Red Bull, Volt+440, Blue Shot, etc. —que contienen principalmente sustancias como la cafeína, además de carbohidratos y minerales— creció a una tasa de 500% entre 1998 y 2004 en México. Según Euromonitor, el consumo nacional de tales productos aumentó 64% entre 2003 y 2008, diez veces más que la demanda de refrescos, que durante el mismo periodo sólo se elevó en 6.7%.

Tal tendencia obedece a la imagen positiva que las industrias han forjado para estos productos desde su lanzamiento en 1997, al ofrecerlos como una alternativa saludable, con ingredientes exóticos naturales para mantener el rendimiento físico o mental del organismo aun en condiciones adversas de fatiga o estrés. Y aunque es cierto que elevan el rendimiento energético (por su contenido de calorías), los consumidores deben conocer también sus desventajas, señala la nutrióloga Verónica L. Ramírez Badía.

“Debe evaluarse el estado de nutrición y, de acuerdo con el tipo de actividad y alimentación del individuo, recomendarle el consumo de estas bebidas,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (13.4 Kb)  
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com