ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

"Casa de muñecas" Henrik Ibsen acerca de las diferencias entre los sexos


Enviado por   •  23 de Noviembre de 2011  •  Trabajos  •  1.371 Palabras (6 Páginas)  •  889 Visitas

Página 1 de 6

LA MUJER: MITOS Y ALCANCES

INTRODUCCION:

Podemos apreciar como el género masculino y el femenino se enfrentan y confunden para obtener como resultado diferencias e igualdades.

En el siguiente análisis “La mujer: mitos y alcances” que nos ayudaran a ver las diferencias entre ambos géneros.

Principalmente este análisis pretende sacar a la luz una barrera social que enjaula a lo femenino en un mundo aparte, llegando incluso, a consecuencias extremas como la autodestrucción.

Analizaremos estas dos grandes obras literarias para ver los mitos de la mujer:

En “Casa de Muñecas” de Henrik Ibsen, describe la situación en la que se encuentra la protagonista Nora y de la cual intenta salir. Su padre es un hombre conservador y bien situado socialmente, sin embargo trata a Nora como si fuera su propiedad. Su marido, Torvald Helmer, no se diferencia mucho del padre y la considera también simplemente un objeto más de su propiedad.

Su trama expone el rechazo de una mujer a ser un objeto sin autonomía ante su marido e hijos transformándose así el personaje principal, Nora, es 'símbolo' de las libertades femeninas que intentan realizarse dentro de una sociedad autoritaria.

Ibsen es el precursor del género dramático, causó enorme controversia con este libro, que algunos tildaron de un "atentado contra la institución de la familia", los mismos que aceptan que una mujer viva muerta en vida porque las reglas de la sociedad así lo prefieren.

Ibsen abogó por la causa feminista en favor de la autorrealización de la mujer y del ser humano.

En “Arráncame la vida” se ve reflejado el machismo en la actividad de Andrés Ascencio, respetado político que prepara sus candidaturas para ascender social y políticamente. “lo otro” se aprecia con la presencia de Catalina, abnegada esposa de Andrés, ante la sociedad “de gente bien” y amante radical de algunos otros hombres. Lo sexual pasa entonces a ser una herramienta de vigencia dentro del mundo femenino.

En el tema erótico descubrimos que en la obra adquiere una connotación negativa. Por ejemplo para Catalina la sexualidad no es sólo una forma de relación, sino que también es el medio para “aprender a sentir” como se puede apreciar en su primera relación sexual, pues su principal motivación era el hecho de conocer el mar y no el placer.

La infidelidad es recurrente en el libro y está presente para demostrarnos que tanto lo masculino como lo femenino encuentran más placer en la infidelidad que dentro de la vida conyugal. La moral sólo se preocupa de recalcar valores obsoletos y que son aceptados solo como cínica pantalla de la realidad.

Lo masculino rechaza a la mujer que tiene un grado de independencia claro, más alto que otras, le desagrada y repele aquellas que tienen algo que decir y que son capaces de opinar, no acepta a la mujer que es capaz de tener un proyecto de vida distinto al de las labores hogareñas y crianza de los hijos y de surgir tanto o más que el hombre. Debido a esta alta limitación la sociedad puede tener como consecuencia lo que muchas veces se menciona en el libro, la llamada “infidelidad femenina”. Es posible que este acto sea necesario para que la mujer se valide como tal, deje de ser una maquina útil para el hombre, siendo este el usado. Pero a pesar de que esta acción permita a la mujer sentirse como tal, la sociedad la condena como pecado. Es aquí donde surge la crisis femenina:

En general la obra nos presenta, en un principio a la mujer como un ser inocente, que con el tiempo descubre su faz carnal y su ser deseante buscando y anhelando con los mismos sentimientos y deseos que los hombres.

Por último el hombre y la mujer son seres que se necesitan, pero que constantemente huyen del contacto mutuo por culpa de una ley social vacía que encuentra su explicación en simples prejuicios y origina la, tan nombrada, guerra de los sexos.

DESARROLLO:

Desde tiempos remotos la mujer ha sido signo de disminución, discriminación e indiferencia en cuanto a lo que puede realizar y desarrollar como ser humano; hoy se encuentra a la par con los

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (8.2 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com