ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Erase Una Vez Una Fabrica


Enviado por   •  29 de Octubre de 2013  •  565 Palabras (3 Páginas)  •  174 Visitas

Página 1 de 3

Érase una vez una fábrica nos habla acerca de la situación de una empresa llamada Puntuación S. A la cuál era líder en la producción de signos de puntuación, siempre estaba buscando la innovación para lograr crear un idioma menos aburrido y monótono.

Esta empresa logró mantenerse por mucho tiempo en los primeros lugares del mercado al contrario de nuevas empresas que no lograban el interés del público y desaparecían rápidamente.

El gerente de dicha empresa era confiado y pensaba que la originalidad iba a estar siempre en lo alto y nada los afectaría” y así se lo hacían creer sus empleados de confianza puesto que le enfatizaban que las estadísticas le aseguraban la primera posición en el mercado.

La empresa Procesos S. A que copiaba los productos que creaba Puntuaciones S.A.), Comienza a “pisarle los talones” a puntuación S.A. y logra mantenerse en el segundo lugar en el mercado por más de cinco semanas

Este incidente comienza a preocuparle al gerente de Puntuaciones S.A. por lo que él mismo toma la decisión de hacer una investigación de mercado de la cual salió más desconcertado aún, pues cuando pregunto a los clientes de Procesos S.A. por que preferían comprar allí, la única respuesta que obtuvo fue “Es por la calidad” y cuando le preguntaba ¿Y qué es la calidad para usted? La respuesta resulto ser… “No sé, pero yo la reconozco cuando la veo”

De tal manera que el gerente de Puntuaciones S.A. le dio tantas vueltas a ese asunto en su cabeza que llegó a hacer de todo, con tal de mejorar la calidad de su empresa, de manera que nadie pudiera superarle nunca.

Primero supuso que sus empleados no se estaban esforzando lo suficiente. Con esto solo logro bajar la moral de sus empleados y el disgusto de todos. Luego se le ocurrió contratar supervisores por cada empleado con el objetivo de eliminar los errores desde el inicio

Para arreglar el desastre que creó tuvo que cambiar el sistema, pesando que la mejor solución era la prevención, Cuando por fin creía que lo había logrado recibió la visita de un cliente el cuál venía a expresar su inconformidad con la empresa debido a problemas de diseño y de producción.

El gerente intentó buscar una explicación a la falta pero no consiguió nada. No fue hasta que se quedó solo en su oficina, reflexionando en las necesidades específicas que requerían sus clientes, cuando “se le prendió el bombillito”. Se dio cuenta de que todo lo que hacia la empresa no servía para nada sin antes consultar la opinión del cliente y ajustarse simple y llanamente a su necesidad. Con esta nueva manera de pesar la empresa Puntuaciones S. A. logró resolver el problema de la calidad.

El libro plantea un aspecto muy importante, que puede hacer una gran diferencia a la hora de que un cliente se decida a utilizar o no un

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (3.1 Kb)  
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com