ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Fx Tibia Y Perone


Enviado por   •  30 de Marzo de 2014  •  1.220 Palabras (5 Páginas)  •  675 Visitas

Página 1 de 5

FRACTURA DE TIBIA Y PERONÉ

Se define fractura como la pérdida de continuidad del hueso por la acción de un traumatismo mecánico y el foco de fractura como el conjunto de lesión ósea y las partes blanda próximas lesionadas en el traumatismo, que también incluye la lesión del periostio, vasos sanguíneos, nervios, músculos, piel, etc.

Fractura de tibia: se define como la pérdida de solución de continuidad ósea en la diáfisis de la tibia.

FISIOPATOLOGÍA

La Tibia es el nombre que recibe el hueso más largo de la pierna. Su extremo superior presenta dos eminencias óseas que se articulan con los cóndilos femorales que encajan conformando la rodilla, mientras que su extremo inferior forma el maléolo interno o prominencia interna del tobillo. La tibia es el único hueso que soporta el peso de la pantorrilla.

El peroné se sitúa de forma paralela a la tibia y es más delgado que ésta. A diferencia de la tibia, el peroné no soporta peso y no toma parte en la articulación de la rodilla.

Aunque cada uno de estos huesos puede fracturarse por separado, normalmente la fractura se produce de forma conjunta.

La mayor parte de las fracturas implican a la parte proximal del hueso (parte del hueso próximo a la rodilla) o a la parte distal (parte del hueso cerca del tobillo).

Debido a la fina cobertura de piel que recubre la tibia y el peroné, las fracturas generalmente son abiertas, es decir, el hueso roto rasga la piel, atravesándola.

La causa principal por la cual una persona puede sufrir una fractura de tibia y peroné es debido a un impacto o fuerza directa en la pierna. Puede ser debido por un fuerte choque o por torsión, cuando el hueso soporta mucha carga.

12

Clasificación

1. Según su localización:

• del tercio superior.

• del tercio medio.

• del tercio inferior.

2. Según su mecanismo:

• por golpe directo.

• por mecanismo indirecto.

• por torsión.

• por cizallamiento.

• por flexión.

• por compresión.

3. Según la anatomía del rasgo:

• Transversales - rasgo único

• Oblícuas - rasgo doble

• Espiroídeas - conminuta

• Conminutas - con estallido

4. Según hayan sido provocadas por un traumatismo de:

• Baja energía.

• Alta energía.

La información dada según estas clasificaciones, unidas a datos clínicos como edad, daño mayor o menor de las partes blandas, mecanismo de la fractura, magnitud de la energía del traumatismo, posible exposición del foco de fractura, desviaciones de los fragmentos, etc., permitirán configurar un cuadro clínico muy exacto del caso en tratamiento, y que puede modificar sustancialmente el pronóstico y la terapéutica a seguir.

13

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

Con frecuencia se encuentran presentes todos los síntomas y signos propios de las fracturas, por lo cual, en la mayoría de los casos, el diagnóstico fluye desde la simple inspección:

• Dolor intenso.

• Impotencia funcional, aunque el peroné esté indemne.

• Edema.

• Equímosis.

• Crépito óseo con los intentos de movilizar la pierna.

• Frecuente desviación de los ejes: angulación y rotación del segmento distal.

• Movilidad anormal de los fragmentos.

• Bulas, generalmente de contenido sanguinolento: son indicio casi seguro de una fractura, generalmente de graves caracteres.

• Deformidad

• Perdida de la función de la extremidad afectada

Por ello, el diagnóstico de la fractura misma es fácil, sin tener que recurrir a maniobras semiológicas, que debieran ser proscritas por dolorosas y peligrosas: movilización de los fragmentos buscando crépito óseo, o movilidad de los fragmentos.

El examen debe completarse buscando posibles lesiones vasculares (signos de isquemia distal), neurológicas o compromiso de la piel (fractura expuesta de primer grado: lesión puntiforme de la piel).

14

TRATAMIENTO

En pacientes jóvenes con fracturas de la tibia cerrada con trazos transversos y corticales anchas es importante la estabilización inmediata ya sea de manera temporal con fijadores externos con osteosíntesis y en aquellos pacientes con politrauma se debe además, iniciar una terapia antiembolia

...

Descargar como (para miembros actualizados) txt (8 Kb)
Leer 4 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com