ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Gato Negro


Enviado por   •  5 de Marzo de 2012  •  536 Palabras (3 Páginas)  •  1.131 Visitas

Página 1 de 3

Gato negro

Es un hombre de gran corazón, que quiere mucho a los animales y por eso tiene una gran variedad en su casa, tiene pájaros, peces de colores, un hermoso perro, conejos, un monito y un gato.

Éste último era bastante grande, muy hermoso y negro completamente, también era su preferido.

Se llamaba Plutón.

El carácter del hombre, cada vez era peor respecto su mujer y respecto al gato, hasta llegar a hacerles daño.

Pero, como los quería, no llegó a maltratarlos como hacía con los otros animales.

Un día llegó a casa totalmente ebrio de ginebra, entró y al ver al gato…relato exactamente con sus palabras:

-…Al punto se apoderó de mí una furia demoniaca y ya no supe lo que hacía. Fue como si la raíz de mi alma se separara de golpe de mi cuerpo; una maldad más que diabólica, alimentada por la ginebra, estremeció cada fibra de mi ser. Sacando del bolsillo del chaleco un cortaplumas, lo abrí mientras sujetaba al pobre animal por el pescuezo y deliberadamente, le hice saltar un ojo…-

El pobre animal s fue corriendo y el terror le hacía esconderse cada vez que le veía y él cada vez tenia más remordimientos, y para librarse de ellos, lo ahorca en la rama de un árbol de su patio.

Para sacarse los cada vez más números remordimientos buscaba excusas, para sentirse mejor.

Esa misma noche s le quemó toda la casa, y se derrumbaron todas las paredes menos una, que aparecía un bajorrelieve, era la silueta de un gigantesco gato. Intentó buscar una explicación lógica y fácil. Lo consiguió pero el remordimiento le llevó a buscar otro gato igual para ocupar el lugar, lo encontró encima de un tonel de ginebra, igual a simple vista. Le siguió hasta su casa y su mujer, le aceptó. Pasados unos días, vieron que el gato era tuerto y que la mancha blanca del pecho, no era una figura abstracta, cuanto más se la miraba más se parecía a un patíbulo. Desde el primer día el gato le quería mucho, le seguía a todas partes y eso en lugar de gustarle, le hacía coger más antipatía, se lo quería sacar de encima, pero el miedo le impedía hacerle daño. No podía dormir por la insoportable angustia. Cierto día se decidió a vencer su miedo, cogió un hacha y al intentar golpear al gato su mujer le paro el brazo, pero él, sufría una rabia endemoniada, tenía que desahogarse y hundió el hacha en la cabeza de su mujer. Sin saber como librarse del cadáver, barajó muchas posibilidades, pero la mejor fue emparedarla en el sótano. Lo hizo y no se notaba.

La policía fue a su casa, él totalmente impasible, le enseñó toda la casa, sin temor, porque sabía que había hecho una buena labor.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (3 Kb)  
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com