ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

HISTORIA DEL DERECHO LABORAL EN EL SALVADOR.


Enviado por   •  27 de Enero de 2013  •  Tesis  •  5.787 Palabras (24 Páginas)  •  433 Visitas

Página 1 de 24

HISTORIA DEL DERECHO LABORAL EN EL SALVADOR.

El antecedente más próximo que se tomará como referencia es 1918, en donde ya se encuentra algún desarrollo capitalista, formando una clase proletaria pequeña.

En 1920 funcionaron en el país: La Compañía de Alumbrado Eléctrico de San Salvador (CAESS), la Compañía Inglesa The Salvador Railway Co. Ltd., Que presta servicios ferroviarios entre Sonsonate y San Salvador; la Internacional Railways of Central América (IRCA), subsidiaria de la United Fruti Company, con línea desde La Unión; además una Compañía de Tranvías en San Salvador, y regular número de talleres semi-artesanales de diferentes tipos. La industria textil aparece también por ese tiempo. En esa época, el derecho del trabajo era inexistente, como es natural, en ningún país del mundo ha surgido por mera voluntad de las clases dominantes en el poder, ha sido preciso conquistarlo mediante luchas constantes y tenaces. La acción obrera tendiente a las conquistas no necesariamente debe revestir una determinada forma: en cada país se adapta a las particulares circunstancias y al momento histórico.

Retrocediendo un poco en la historia, se encuentran algunas medidas aisladas como las de los Ezeta en 1890-1894, quienes con criterio liberalista y paternal, obligaron a los terratenientes a cultivar café en sus fincas con amenazas de expropiación y fijaron salarios de un colón por tarea, así como la de proporcionar comida abundante a sus trabajadores, notándose en esa época abundancia económica. Se incrementó asimismo la producción

agrícola, lo que propició que "los salarios aumentaron en demasía, hasta cinco colones los de los obreros; ningún mozo quería trabajar por menos de dos", provocando una crisis en la demanda de obreros. Ejerciendo presión sobre el gobierno, lo que dio como efecto algunos cambios de actitud que abrió espacio a la normativa laboral.

Por ejemplo, durante el gobierno progresista del Doctor Manuel Enrique Araujo, se promulgó el 11 de mayo de 1911 la primera Ley en materia laboral: "Ley Sobre Accidentes de Trabajo, derogada en 1956 al emitirse la Ley Sobre Riesgos Profesionales; se decretó el salario mínimo de cincuenta centavos en el campo, y se abolió la "Ley de Prisión por Deudas". Todas las relaciones nacidas del trabajo se regulaban por el Código Civil mediante el contrato de arrendamiento de servicios y contrato para construcción de obras materiales.

El 18 de mayo de 1914, fungiendo como Presidente don Carlos Meléndez, se decretó la segunda Ley: "Ley sobre Aprendizaje de Oficios y Artes Mecánicas e Industriales”.

PRIMERAS HUELGAS.

Durante los años 1920-1921 estallaron movimientos huelguistas en algunos gremios, entre ellos de panificadores, zapateros y sastres; tales movimientos eran dirigidos por comités de huelga que se formaban mediante la lucha; esto, por supuesto, cimentó alguna experiencia, fue antecedente para formar los primeros sindicatos en los años de 1923-1924, conquistando así el derecho a sindicalizarse.

Las primeras organizaciones nacen, pues, de hecho, sin la existencia de leyes que las reconocieran. En 1927 durante el gobierno de don Pío Romero Bosque, se dio la "Ley de Protección a los Empleados de Comercio", la cual extendió el sistema de protección a los empleados de comercio, pero que sin embargo su aplicación aún no daba solución a los problemas laborales, por lo cual se comenzaron a gestar movimientos de los trabajadores que conllevaron a una confrontación política, que nuevamente tenía entre sus causas la injusticia.

ANTECEDENTES DE LOS SUCESOS DE 1932.

La aguda depresión con que se expresa el desarrollo del capitalismo mundial al iniciarse la década de los treinta del siglo XX, tal como sucedió en la mayoría de los países latinoamericanos, abre en El Salvador un nuevo ciclo histórico. Los serios trastornos políticos que llevaron a una redefinición del sistema de dominación de la época, todavía hacen sentir su peso en la sociedad salvadoreña. La gran crisis, como se le llamó, tuvo una repercusión en los distintos niveles de la vida social salvadoreña, a la cual afecta íntegramente. Deja intacta, por ejemplo, la estructura económica que su base giraba fundamentalmente en la exportación y en donde la producción del café imponía su importancia como primera actividad generadora de ingresos para el país, manteniendo y reforzando el sistema de propiedad privada.

El 1 de marzo de 1931, el Ingeniero Arturo Araujo llega al poder apoyado por la masa campesina y obrera, sectores mayoritarios del país; fue el candidato popular debido a promesas de la reforma agraria, aumentos de salarios, y otras.

Don Alberto Masferrer fue uno de sus más decididos propagandistas; difundió a los cuatro vientos su obra "El Mínimum Vital”, con la idea que Araujo aplicará la doctrina vitalista en su gobierno. Esta doctrina desarrolla una teoría que proponía al asalariado: confórmate con lo imprescindible; conténtate con que se te asegure aquello indispensable, sin lo cual no podrías vivir; y al rico: consiente en que haya un límite para tu ambición; conténtate con que se te dé libertad para convertir en oro el árbol y la piedra, pero no la miseria, no el hambre, no la salud, no la sangre de tus hermanos.

El Mínimum Vital exige que el Estado garantice que la sociedad satisfaga las siguientes necesidades de las clases desposeídas:

"1. Trabajo higiénico, honesto y remunerado en Justicia.

2. Alimentación suficiente, variada, nutritiva y saludable.

3. Habitación amplia, seca, soleada y aireada.

4. Agua buena y bastante.

5. Vestido limpio, correcto y buen abrigo.

6. Asistencia médica y sanitaria.

7. Justicia pronta, fácil, e igualmente accesible a todos.

8. Educación primaria y complementaria eficaz, que forme hombres cordiales, trabajadores expertos y jefes de familia conscientes.

9. Descanso y recreo suficientes y adecuados para restaurar

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (34.5 Kb)  
Leer 23 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com