ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Justicia Social


Enviado por   •  23 de Octubre de 2011  •  1.315 Palabras (6 Páginas)  •  694 Visitas

Página 1 de 6

Justicia social

Sección: DERECHOS, Y JUSTICIA

________________________________________

Se oye mucho sobre justicia social y sobre gasto social. Lo aceptamos sin cuestionar. ¿Son de verdad conceptos tan maravillosos como los pintan? Eso es lo que hace Hayek, cuestionar esas ideas y, al final, darnos una sorpresa con su análisis. El libro consultado para esta carta fue Hayek, Friedrich A. von (1984). THE ESSENCE OF HAYEK. (Kurt R. Leube Chiaki Nishiyama). Stanford, Calif. Hoover Institution Press, Stanford University. 0817980121., chapter 5, Social or distributive justice, pp 62-78. Hayek fue ganador del Premio Nobel de Economía en 1974.

El primer punto de Hayek es afirmar que hoy existe una expresión muy popular y, al mismo tiempo, muy peligrosa. El autor se refiere a la frase “justicia social”, que tiene amplia aceptación. Esta idea ha sido abrazada y sostenida por las iglesias Cristianas. Su sola mención es motivo suficiente para lograr apoyos ilimitados a acciones de gobierno. Es común pensar que la conciencia de justicia social es algo que distingue al hombre bueno y moral.

Hayek reta esa idea de justicia social y la hace sujeto de una fuerte crítica. De principio, la considera una noción primitiva. La justicia social es simplista y rudimentaria, no tiene lógica. Ella supone que la economía es dirigida explícitamente por alguien cuyo propósito es dañar a unos y beneficiar a otros. Pero la economía no es dirigida por nadie en concreto y, por eso, no tiene aplicación en ella la justicia social.

Los principios morales no pueden aplicarse a las cosas. Un proceso espontáneo, como la economía, no puede ser evaluado por reglas éticas. Por tanto, no tiene lógica hablar de justicia social.

La economía es un proceso que nadie dirige conscientemente. Este proceso tiene resultados que no son ni previsibles, ni intencionales. Carece de sentido hablar de justicia y de derechos dentro de realidades en las que no hay responsables. La justicia social es un concepto no aplicable a la economía. La economía es una serie enorme de actos que persiguen el mejoramiento de las posibilidades de satisfacer las necesidades de las personas. No es posible concretar responsables específicos de los resultados de la economía. Donde no hay responsables concretos no puede aplicarse la idea de justicia.

Peor aún, la justicia social ha sido dirigida, no a la persona individual, sino a la colectividad. El sujeto de la justicia ya no es el individuo, sino el grupo. Esto tiene una consecuencia grave, pues plantea la posibilidad de imponer sobre los ciudadanos un poder que les haga cumplir esa justicia. Cuando el sujeto de la justicia no es la persona sino la sociedad, se acepta la idea de imponer limitaciones a la libertad de sus miembros.

Antes de que la justicia social fuera un concepto popular, la idea de la justicia se aplicaba sólo al individuo. Lo único que podía ser justo o injusto eran las acciones de las personas. Pero, ahora, debido a la influencia de la idea de justicia social, creemos que debemos basar la justicia en las acciones del gobierno y no en las acciones de las personas. Esas acciones de gobierno imponen a las personas obligaciones que se piensa son obligatorias por ser de justicia.

El punto de Hayek aquí es señalar un efecto de la justicia social. Ella provoca que desaparezca la idea de la moralidad personal y que la moralidad pase a depender del gobierno que obliga al ciudadano individual a realizar ciertos actos que se consideran de justicia. La justicia social anula la responsabilidad personal y eleva el poder del gobierno sobre los ciudadanos.

Al combinar las dos ideas anteriores se tiene un panorama completo del juicio de Hayek sobre la idea de justicia social. Primero, la justicia social es una idea muy popular aunque ello no sea una prueba de su validez. Segundo, el efecto real de la justicia social ha sido el de dar poderes enormes al gobierno. La mezcla es fatal, pues hay un reclamo popular para dar mayores poderes a la autoridad sobre una justificación

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (8 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com