ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Los Bienes Terrenales Del Hombre


Enviado por   •  1 de Mayo de 2012  •  881 Palabras (4 Páginas)  •  1.083 Visitas

Página 1 de 4

PENSAMIENTO ECONOMICO

• LA SEMILLA QUE TÚ SIEMBRAS, OTRO LA COSECHARÁ...

• ¿LEYES NATURALES? ¿DE QUIÉN?

La primera parte de este capítulo describe el trato degradante que los propietarios de las fábricas e industrias dieron al obrero en la sociedad de la Inglaterra de los siglos XVIII y XIX: la jornada de quince-dieciséis horas, el trabajo de los niños hasta el agotamiento, la preferencia del cuidado de las máquinas sobre el hombre, etc. Y la inutilidad de las protestas del obrero, pues las leyes, hechas por los ricos, les favorecían siempre a ellos mismos, a expensas de la explotación del pobre .

Se intentó buscar en la democracia y en el voto universal una defensa a los intereses de su clase. Pero con ello, realmente, no se consiguió mejorar su situación. Los obreros siguieron entonces luchando por sus intereses y fueron tomando conciencia de clase. Este es un paso importante. Nace entonces el sistema de los sindicatos como instrumento adecuado, tal como lo señala Friedrich Engels en 1844: «Si la centralización de la población estimula y fomenta la clase proletaria, fuerza el desenvolvimiento de los obreros aún más rápidamente. Los trabajadores comenzaron a sentirse como clase, como un conjunto; comenzaron a percibir que, aunque débiles como individuos, forman un poder unidos; su separación de la burguesía, el desarrollo de puntos de vista peculiares a los obreros y correspondientes a su posición en la vida fueron propiciados. Y se despertó la conciencia de la opresión y el trabajador alcanzó importancia social y política. Las grandes ciudades son la cuna de los movimientos de trabajadores; en la ciudad, comenzaron a reflexionar sobre su propia condición y a luchar contra ella; en la ciudad, la oposición entre el proletariado y la burguesía se manifestó inicialmente; de la ciudad proceden los sindicatos, el Cartismo y el socialismo»

La semilla que tú siembras, otro la cosechará... ¿Leyes naturales? ¿De quién?

a los obreros y correspondientes a su posición en la vida fueron propiciados. Y se despertó la conciencia de la opresión y el trabajador alcanzó importancia social y política. Las grandes ciudades son la cuna de los movimientos de trabajadores; en la ciudad, los trabajadores comenzaron a reflexionar sobre su propia condición y a luchar contra ella; en la ciudad, la oposición entre el proletariado y la burguesía se manifestó inicialmente; de la ciudad proceden los sindicatos, el Cartismo y el socialismo»

Los sindicatos —sigue Huberman— se convierten en el mejor medio para que la clase proletaria pueda defender sus derechos

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (5.3 Kb)  
Leer 3 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com