ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Desarrollo Y Subdesarrollo


Enviado por   •  28 de Noviembre de 2012  •  5.163 Palabras (21 Páginas)  •  515 Visitas

Página 1 de 21

Unidad IV

Texto: Sunkel, Osvaldo: Subdesarrollo Latinoamericano y la teoría del desarrollo, El marco histórico del proceso de desarrollo y subdesarrollo.

Resumen de Daniela Gineste

1. Desarrollo y subdesarrollo

La división del mundo entre un pequeño grupo de países que abarca una reducida parte de la población mundial, donde prevalece un elevado nivel de vida, y la mayoría de los países y de la población mundial donde imperan condiciones de vida muy precarias, es un fenómeno relativamente reciente en la historia de la humanidad.

Hacia 1750, la población del mundo vivía en condiciones materiales de existencia no caracterizadas por diferencias fundamentales entre las diversas regiones del mundo. A partir del siglo XVI y el consiguiente auge del comercio colonial, en ciertos lugares de Europa se estuvo operando un proceso de acumulación de capitales. También hacia mediados del siglo XVIII, en vísperas de la era del maquinismo, ya existían en Inglaterra y Escocia verdaderas economías de mercado.

Con la excepción de la nobleza, el alto clero y algunos funcionarios y comerciantes de ciudades y regiones enriquecidas por el auge mercantil, el resto de la población europea y del mundo seguía dependiendo de actividades agrícolas y vivía a niveles cercanos a los de subsistencia. Esto se refleja en los elevados índices de mortalidad y en el escaso crecimiento demográfico que registra el período. La actividad manufacturera se limitaba a la producción artesanal de textiles, y en escala reducida a la de productos metálicos.

El transporte se realizaba esencialmente por vía marítima o fluvial, y también el agua constituía la principal fuente de energía, por lo que la actividad manufacturera y minera se localizaba junto a los ríos y canales. La educación y la cultura estaban restringidas a minorías reducidas, que eran también las únicas que disfrutaban del consumo de bienes de lujo, podían viajar y por ende tener un conocimiento algo más amplio del mundo que la noción restringida y local que poseía la mayoría. Hacia 1850 hubo un aumento del ritmo demográfico de los países europeos en pleno proceso de Revolución Industrial y algunos países habían incrementado sus niveles medios de vida.

Debió producirse algún fenómeno de extraordinaria trascendencia para que unos pocos países alcancen elevados y crecientes niveles medios de vida, en tanto que los restantes mantienen niveles muy precarios; evidentemente ese fenómeno fue la Revolución Industrial, revolución productiva, cuyas primeras manifestaciones a mediados del siglo XVIII fue una transformación en la capacidad de producción y acumulación de la humanidad. No se trata simplemente del desarrollo de la actividad fabril, es una auténtica revolución social, que se manifiesta en transformaciones de la estructura institucional, cultural, política y social.

La Revolución Industrial se desenvuelve dentro de un sistema económico y político mundial que vincula aquellos países y regiones entre sí y con sus respectivas áreas coloniales y países dependientes, a través de la generación y extracción de un excedente, la apertura de mercados y el aprovechamiento de los recursos naturales y humanos de las áreas periféricas. También adaptaron estructural e institucionalmente las economías y sociedades de las áreas periféricas a las necesidades del proceso de la Revolución Industrial en los centros.

El distanciamiento creciente entre países desarrollados y subdesarrollados producido durante los últimos siglos, es el resultado del hecho de que la Revolución Industrial abarcó simultáneamente a ambos grupos de países, transformando radicalmente sus estructuras y creando, en los centros, sistemas socioeconómicos capaces de generar y autosustentar un crecimiento dinámico, y sistemas dependientes en la periferia. Las estructuras de ambos tipos de sistemas están funcionalmente vinculadas y por lo tanto se explican unas a otras en sus interrelaciones y en su evolución.

Fases de la Revolución Industrial(R.I.): mitad del siglo XVIII hasta mediados del XIX es el período durante el cual comienza a manifestarse en forma clara, decisiva y abierta en algunos países, principalmente el Inglaterra, durante este período se producen algunas de las grandes transformaciones en el orden social, jurídico e institucional que posibilitan el avance de la R.I., como así también la transformación agrícola que prepara el terreno para dicho proceso.

Desde mediados del SXIX hasta mediados del SXX, la R.I. da sus frutos más visibles en Europa noroocidental y en EEUU, la enorme expansión de esta economía industrial moderna va creando una economía internacional donde comienzan a participar los países que actualmente se consideran subdesarrollados, asociándolos al proceso de desarrollo y de industrialización, a medida que éstos crean o desarrollan actividades productivas de exportación de gran importancia. El proceso de desarrollo de los países industrializados y el proceso de subdesarrollo de los países de la periferia constituyen elementos de un mismo proceso global, con diversos resultados. Las relaciones económicas internacionales constituyen el elemento capital para explicar de qué manera se conforman las economías periféricas.

2-La Revolución Industrial en marcha: 1750-1850

Este es el período de gestación y triunfo de la R.I., interesa destacar los fenómenos básicos que la caracterizaron: cambios de orden institucional, social y político, y transformaciones técnicas que impulsaron el auge y desarrollo del sistema de producción fabril. Uno de los elementos esenciales que posibilitaron la R.I. es la acumulación de recursos financieros originada por la apertura de nuevas áreas al comercio internacional y la política mercantilista inglesa de épocas anteriores, enriquecimiento debido principalmente al tráfico colonial. También a raíz del auge de las exportaciones textiles a mediados del SXVIII, se produce una renovación de la clase propietaria inglesa como consecuencia de las adquisiciones de tierra realizadas por familias de comerciantes enriquecidos. Estos nuevos propietarios, así como los antiguos terratenientes, introdujeron sustanciales innovaciones en materia de cultivos y actividades tradicionales, y renovaron la técnica de la explotación rural.

El incremento de la demanda de productos textiles exigió la expansión de las áreas de pastoreo disponibles para así aumentar el número de ganado ovino. Desapareció de este modo el tradicional sistema de cultivo medieval de las

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (34.1 Kb)  
Leer 20 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com