ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

EL APORTE DE LA CULTURA PARA EL DESARROLLO EN SANTA CATARINA DEL MONTE, TEXCOCO.


Enviado por   •  26 de Julio de 2011  •  2.654 Palabras (11 Páginas)  •  1.335 Visitas

Página 1 de 11

En este momento en que nos encontramos inmersos en un mundo globalizado, en que los valores se van mundializando y la cultura de los diferentes pueblos corre grave riesgo de desaparecer, es cuando más nos debemos preocupar por el papel de la cultura en el desarrollo de las sociedades.

La cultura como muchos autores lo dicen dota a los seres de identidad, acompañada de valores que facilita la cohesión social y el desarrollo.

En esta sociedad capitalista se busca explotar todos los recursos naturales sin importar el daño ambiental que se provoca, la agricultura tradicional ha sido dejada de lado en busca de la tecnificación de los cultivos, la introducción de semillas mejorada, el uso indiscriminado de fertilizantes y agroquímicos, todo en pro de obtener mayores rendimientos, las relaciones familiares se han modificado, la migración a la que se ven expuestos los campesinos por falta de dinero para cubrir sus necesidades, ha aumentado, provocando la feminización del campo mexicano y trayendo consigo nuevos valores y concepciones de la cultura y la familia.

Afortunadamente en Santa Catarina del Monte aún podemos encontrar familias que siguen inculcando sus costumbres, valores, lengua y saberes ancestrales, generación tras generación, logrando preservarlas de este modo, con lo que afortunadamente desde mi punto de vista como fuereña y la observación parcial a la comunidad ha logrado cosechar grandes frutos en materias de desarrollo, es decir, la comunidad de Santa Catarina por medio de su organización cultural ha logrado grandes avances, un ejemplo de cómo influye la cultura en el desarrollo, es la organización política, la autoridad son los delegados, representantes (del comisariado de bienes comunales, del comisariado ejidal, del presidente de participación ciudadana), fiscales de la Iglesia, sociedades de padres de familia, juntas de aguas (Atlmeya, Atexcac y Cuauhtenco), jefes de faenas y comandantes.

Estos cargos son elegidos cada tres años por la misma comunidad, pero los Delegados son los únicos que eligen a los Comandantes, quienes se encargan de mantener el orden, de dar avisos y citatorios para que los habitantes de Santa Catarina se presenten en la delegación.

Las faenas, han hecho posible que el pueblo reciba ayuda en todas las obras realizadas, los comités de agua se encargan de cobrar una cuota anual a la gente de la comunidad, como pago del agua que consumen, dinero destinado para el mantenimiento de la tubería de los manantiales.

En época de sequía, también controlan el uso del agua de los pozos de reserva, estas y más tares se realizan con el fin de que los recursos no se agoten y puedan seguir siendo base de la economía de las familias Catarinas, para comprender un poco más el como la cultura funge como base para la organización del pueblo y la distribución de los recursos; tomaremos como ejemplo el agua, la fiesta del Apantla o Apantli.

Para el caso de Santa Catarina del Monte la cultura forma parte de la vida cotidiana de sus habitantes, les imprime valores con los que se identifican y logra unir a toda la comunidad en las fiestas patronales o de tipo ritual como es el caso de la fiesta del Apantli que originalmente me comentaban que era un rito prehispánico para ofrendar (promesas: música, danza, comida, flores) al dios Tlaloc y a sus cuidadores de los manantiales denominados ahuaquis o “dueños del agua”, también les llaman tiochis o duendes, para que los proveyera de agua durante todo el año y así seguir con el ciclo del agua para la agricultura, en un inicio el ritual se llevaba a cabo con los graniceros que se dice adquirían el don para serlo, por medio de un sueño o un encuentro místico, ellos tenían la capacidad de invocar la llegada de agua en épocas de sequía, ahora la tradición se ha mezclado con la religión católica, por lo que ha cambiado un poco.

Hoy en día la fiesta del Apantli se celebra realizando una reunión en la Iglesia y de ahí salen a hacer faena, para limpiar todos los lugares donde corre el agua para el riego, el aguador –antes granicero- ofrece bebidas para sus acompañantes; desde que salen de la iglesia cada comité lleva el estandarte de Santa Catarina ya sea del comité de agua actual o incluso los de años anteriores, mientras las personas van limpiando los caminos, la banda de música los acompaña junto con el campanero y la salva de cohetes desde la iglesia a los manantiales.

Posterior a la limpieza de los canales de riego se pasa a cada comité de agua a degustar un desayuno, no sin antes realizar un rezo a Santa Catarina, agradeciéndole por las bondades previstas para la comunidad y sobre todo por el agua, posterior al rezo, se le ofrece como ofrenda un plato de comida de la misma que se va a servir y se rompe en celebración acompañado de cohetes y la banda sonora que prosigue animando el ambiente hasta el medio día en que se vuelven a reunir los tres comités con el fin de realizar una misa en agradecimiento por el agua provista.

En la entrada de la iglesia los representantes de cada comité presentan un regalo a la iglesia o al sacerdote quien sale a recibirlos, bendiciendo sus estandartes, así como las cruces que colocarán en las diferentes presas que han construido con el fin de preservar el agua, el sermón va dirigido en particular en dar las gracias a Dios por el abastecimiento de agua en la zona y todos los beneficios que recibe el poblado de esta.

Posterior a la misa la banda de cada comité toca algunas piezas en lo que los representantes y el pueblo salen de la iglesia para proseguir con el ritual a favor del vital liquido.

Una vez fuera de la iglesia cada comité se dirige a su respectiva zona de manantiales, siempre acompañado por la cuadrilla de músicos que va amenizando el camino en donde pasan dejando en cada presa de agua, parte de manantial entubado u ojo de manantial, una ofrenda floral, que se coloca a los pies de una o dos cruces previamente bendecidas, que remplazan las anteriores, se reza un ave maría y un padre nuestro y se agradece a Dios padre por medio de oración la abundancia de agua, siempre acompañados de él campanero y un miembro de la mayordomía que va quemando incienso en todo el camino, en donde nacen los manantiales al menos en Atlmeya que fue el manantial que recorrí se encuentran dos capillas dedicadas a la virgen de Guadalupe y a Cristo, posterior al rezo los músicos tocan las mañanitas y vitorean el lugar, algunas personas en muestra de su devoción llevan al recorrido imágenes o figurillas de Cristo, otras bailan en cada parada al ritmo de la música y algunos más beben tequila, mezcal o refresco que les ofrece el aguador en cada parada.

Una vez terminado el recorrido de los manantiales todos los miembros del comité pasan a la casa de alguno de ellos donde las

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (15.7 Kb)   pdf (108.3 Kb)   docx (15.2 Kb)  
Leer 10 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com