ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Ensayo Sobre La Segunda Guerra Mundial


Enviado por   •  22 de Noviembre de 2012  •  9.493 Palabras (38 Páginas)  •  1.167 Visitas

Página 1 de 38

Introducción

Durante la Segunda Guerra Mundial, en el Pacífico, hubo pilotos del Ejército y de la Marina Imperial de Japón, que hicieron ataques suicidas, lanzando sus aviones para estrellarlos deliberadamente en portaaviones y acorazados de las fuerzas Aliadas. Esos fueron los pilotos conocidos como Kamikazes. Este ensayo se enfoca en cómo se sintieron ellos en cuanto a sus misiones suicidas.

Debido a que las organizaciones de derecha han usado a los pilotos Kamikaze como símbolo del militarismo y del nacionalismo extremo en Japón, el japonés común y corriente responde al tema con ignorancia o con falsos estereotipos y generalmente con acotaciones negativas y despreciativas. El fin de este ensayo es revelar la generalmente desconocida verdad concerniente a los pilotos, y sobre todo mostrar una imagen clara de quiénes fueron esos pilotos realmente.

La hipótesis detrás de la cuestión "quiénes fueron los pilotos Kamikaze y cómo se sintieron al encarar su misión suicida", es que cualquier piloto que se debía a su país, y que se presentaba voluntario y era escogido sentía miedo, pero aún así aceptaba la responsabilidad y llevaba a cabo su misión.

Parte Uno

La muerte del Emperador Taisho puede ser el punto cuando Japón comenzó a convertirse en el estado fascista que fue durante la Guerra del Pacífico 1941-1945. Aunque los militares estuvieron activos desde el período Jiji (1867-1912), en la Guerra Chino-Japonesa (1894-1895), y la Guerra Ruso-Japonesa (1904-1905), se volvieron extremadamente activos cuando el Príncipe de la Corona Hiroito se convirtió en el Emperador Showa. Los Coup d'etats se hicieron frecuentes, y varias figuras políticas fueron asesinadas. En el reinado del Emperador Showa, los militares tuvieron la verdadera autoridad. [1]

De acuerdo a los que vivieron a través del período temprano de Showa (1926-1945), la presencia del Emperador Showa era como la de un dios y fue más una figura religiosa que política.[2] En muchos de los haiuku que los pilotos Kamikaze escribieron, el Emperador es mencionado en la primera línea.

Una educación sistematizada y organizada hicieron posible tal "lavado de cerebro". en las escuelas públicas, los estudiantes fueron enseñados a morir por el emperador. A finales de 1944, se enseñó el slogan Jusshi Reisho que significa "Sacrificar la Vida."[3]

La mayoría de los pilotos que fueron voluntarios para los ataques suicidas, fueron aquellos que nacieron a finales del período Taisho (1912-1926) o en los dos o tres primeros años del Showa. Por tanto, ellos pasaron por el lavado de cerebro de la educación y fueron un producto del Japón militarista.

La censura llevó las restricciones al pueblo japonés. Las cartas, diarios y fotografías de los soldados fueron todas censuradas. No podía ser comunicado dónde se hallaban, o qué estaban haciendo en lo concerniente a lo militar.[4]

Mayores restricciones eran impuestas sobre la prensa, la radio y otros medios. El público no podía ser informado sobre derrotas o daños en el lado japonés. Solamente podían divulgarse las victorias y los daños causados a los aliados.[5]

Otro factor que creó la atmósfera extrema en Japón fue el Kempeitai, un apéndice del Ejército imperial que vigilaba a los civiles para ver si ellos estaban haciendo o diciendo algo en contra del Emperador o los militares.[6]

Desde la época del feudalismo, especialmente en el período Tokugawa, un guerrero debía profesar el Bushido. Este Código de Honor, y la cultura que veía al suicidio y a la muerte de la gente joven como belleza fueron factores que contribuyeron a los suicidios en masa.[7]

Parte Dos

Aunque sólo fue desde 1944 que el estado mayor consideró montar ataques suicidas[8], los "ataques suicidas" fueron realizados desde el ataque japonés a Pearl Harbor.[9] Se hicieron dos tipos de ataques suicidas. El primero era un ataque organizado que podía, en el 90% de los casos, resultar en la muerte de los soldados. Sin embargo, si el plan en el campo de batalla funcionaba como se esperaba en teoría, había alguna posibilidad que los soldados sobrevivieran.[10] El otro tipo de ataque suicida que se llevaba a cabo era completamente voluntario, y era resultado de una decisión impulsiva. Esto se realizaba generalmente con aviones. Al no encontrar una manera eficiente de combatir a los aviones americanos, deliberadamente se estrellaban contra ellos, causando una explosión, destruyendo al avión americano y matándose, a la vez, ellos mismos.[11]

Debido a que estos ataques suicidas voluntarios han mostrado que los jóvenes pilotos tenían el espíritu de morir antes de ser vencidos, en Febrero de 1944 los oficiales de Estado Mayor comenzaron a creer, que aunque ellos estaban muy por debajo de los americanos, en el número de aviones, buques, pilotos experimentados y soldados y en la cantidad de recursos naturales (petróleo, por ejemplo), ellos estaban por encima de los americanos en el número de jóvenes que preferían morir antes que ser vencidos. Organizando el "Tokkokay", ellos pensaron que atacarían a los americanos también, psicológicamente, y que perderían el deseo de continuar la guerra.[12] se desconoce quien fue la primera persona que sugirió el ataque Kamikaze, pero usualmente se cree que fue el Almirante Takijiro Onishi. Sin embargo, en vez de haberlo sugerido, Onishi estuvo en la posición de comandar el primer Shinpu Tokubetsu Kogekitai.[13]

en Octubre de 1944, el plan para la organización de los ataques suicidas se hicieron realidad. Habiendo recibido permiso del Ministerio de Marina, el Almirante Onishi entró a la Base Aérea Clark preparado para comandar los primeros ataques suicidas organizados.[14] Onishi no pensó que los ataques suicidas organizados fueran una táctica eficiente, sino que ellos serían una poderosa táctica de batalla, y creyó que sería la mejor y más hermosa forma de morir para un piloto. Onishi dijo una vez, "si ellos (los jóvenes pilotos) están en tierra, serán bombardeados, y si están en el aire, serán derribados. Esto es triste... Muy triste... Lo que el Tokko es, es dejar que los jóvenes mueran hermosamente. Darles una muerte hermosa, eso se llama conmiseración."[15]

Esa reflexión tiene sentido, considerando la relativa poca experiencia de los pilotos en esos momentos. En 1944, los ataques aéreos ocurrían en todo Japón, especialmente en las ciudades. La mayoría de los mejores pilotos del ejército y la marina se perdieron en anteriores batallas. El tiempo de entrenamiento fue reducido al mínimo, o menos de lo que era necesario para entrenar un piloto. Para el momento en que comenzaron los ataques suicidas, los pilotos sólo tenían la habilidad para volar, no para combatir. Aunque lo que le pasa a

...

Descargar como (para miembros actualizados) txt (60 Kb)
Leer 37 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com