ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Las drogas en la la adolescencia


Enviado por   •  15 de Diciembre de 2018  •  Ensayos  •  1.819 Palabras (8 Páginas)  •  19 Visitas

Página 1 de 8

Las Drogas                                                                                               Pino Rodrigo  

La droga forma parte de nuestra cultura, desde la mañana, cuando tomamos cafeína, incluso, en el desayuno, hasta la noche o el fin de semana, donde podemos relajarnos al volver a casa o ir al boliche para celebrar con alguna bebida alcohólica, junto nuestros seres queridos.                                                                                                                                    

Aún cuando las drogas han estado presentes desde tiempos inmemoriales, hoy en día son más personas las que las consumen y ni hablemos de las formas de conseguirlas. Su uso es cada vez mucho más permisivo, mal informando a los jóvenes haciéndoles creer que está bien, estos quedan a la deriva ante los estupefacientes y siendo la falta de educación la responsable en gran parte de esto.

Aspectos como la curiosidad, el consumo, el tráfico, fueron cobrando fuerza estos últimos días. Y, a diferencia de hace un par de años, hoy es más común ver y escuchar en la  televisión, en la hora familiar, imágenes sobre el consumo de alcohol y tabaco, como así también, de estupefacientes. Para poder estar al tanto de la situación, debemos saber qué son, cuántas existen, sus efectos, consecuencias, como prevenir su uso, etc. Pero aún así, la tendencia de la droga no disminuye, sino que va cobrando más fuerza en gran parte de los ámbitos y creo que esta generación “post-milenial” es la más afectada a lo largo de la historia de las drogas. Es por eso que, para evitar el consumo de la misma, tenemos que estar bien informados del tema, también, podemos asesorar a nuestros seres queridos antes de que pase de un problema personal a uno familiar; pero el hecho de que estemos informados no quiere decir que estemos del todo seguros, ante estos estupefacientes, siempre estaremos expuestos de manera directa e indirecta, lo que quiero decir es, que por más que estemos bien informados, hay que tener en claro que una situación difícil por la que estemos pasando puede ser el detonante, para que empecemos a consumir drogas. La situación empeora si es que alguien se encuentra en una de las etapas más “difíciles” de la vida, una donde comenzamos a tomar decisiones, conociendo más allá de nuestros antiguos límites, donde las influencias cobran mucha fuerza y nuestra cordura se ve ligada a ellas… la adolescencia.                                                                                                                                                

Nuestro rol en la sociedad es el eje principal que mueve los engranajes de nuestras decisiones futuras de nuestra identidad, conforme al círculo social, familiar y laboral donde se ven reflejadas dichas acciones. Éstas pueden ser alteradas por el uso de narcóticos. Entonces, podemos afirmar que se trata de un fenómeno omnipresente y hasta de un círculo vicioso sin fin, que, si no tomamos las medidas necesarias, nos veremos atrapados; obviamente, hay una solución para este problema, pero sólo personal. Qué va a pasar con las demás vidas ajenas que también se ven atrapadas en esta desdicha y que no son capaces de encontrar una salida sino un desvío de la misma. Al no poder afrontarlo, el vigor de sus vidas va decayendo de a poco, dado que, están a merced de las drogas. Familias, relaciones, vidas destruidas por esto; la individualidad, en este asunto, es poco notoria, los resultados son colectivos, dañinos. Diría que las drogas poseen una entrada y también una salida, pero ésta no es definitiva, una donde por fin ningún individuo sea una marioneta, los resultados deben ser permanentes y no temporales. Si bien una persona logra salir adelante, otra estará retrocediendo, mientras que otra estará ingresando a la pistas. Estos estupefacientes poseen una gran cantidad de problemas, pero dejando de lado la pobreza, la mediatización, la drogadicción, y las muertes, no hay un detonante principal, sino que es, multicausal,  un campo semántico si lo vemos de manera hipotética. Es por esto que no sólo se ve  a una persona afectada, sino que, perjudica a las demás personas con las que convive en su día a día generando varios tipos de problemas en su entorno; en el que interfieren la familia, el colegio, el trabajo, nuestras actividades extracurriculares alterándolas de su rutina diaria. Es, de esa manera, en que se manifiestan las consecuencias, no sólo individuales, sino que, toda la sociedad en mayor o menor medida es la que sufre los efectos económicos, sanitarios, culturales, de seguridad y mucho más; derivado de las drogas.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (8.6 Kb)   pdf (60.9 Kb)   docx (13.2 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com