ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Control De La Conducta Sexual


Enviado por   •  24 de Junio de 2013  •  1.361 Palabras (6 Páginas)  •  511 Visitas

Página 1 de 6

CONTROL NEURAL DE LA CONDUCTA SEXUAL, DIFERENCIACIÓN DEL SISTEMA NERVIOSO.

RESUMEN: Hablar de la conducta sexual y de lo que implica ha sido un tema que demanda tener documentos de base y sobretodo conocer la neuroanatomía del sistema nervioso central y de algunas estructuras de la medula espinal, que son las encargadas de controlar algunos aspectos de la conducta sexual. Se han hecho varias investigaciones y experimentos especialmente con ratas para encontrar las áreas que intervienen y son estructuras del todo el encéfalo, como son el hipotálamo, sistema límbico, amígdala. Introducción: en los últimos años se han dado importantes aportes empezando por el área psicosocial, biológica, psicológica, con poca información de los aportes neurobiológicos que serian los más importantes, donde se señalan algunos aspectos acerca de la conducta sexual del ser humano y las hormonas masculinas y femeninas que actúan. Desarrollo: no hay un centro único que controla la conducta sexual, sino son varias áreas de la medula espinal y del encéfalo siendo algunas las más importantes como el sistema límbico, el hipotálamo, la amígdala entre otras.. Palabras clave: conducta, neurotransmisores, hormonas, dimórficas,

Conclusión: la conducta sexual del ser humano tiene varias áreas implicadas por lo que una alteración en una de ellas desencadena algunos problemas

INTRODUCCIÓN

En el siglo XXI empezó el estudio de la conducta sexual humana con el conocimiento de las áreas del sistema sexual, es decir el área biológica, el área psicológica y el área social. Las investigaciones psicosociales aportaron grandes conocimientos a sus respectivas áreas del sistema sexual durante los últimos cuarenta años del siglo XX.

Los conocimientos biosexológicos fueron postergados y por momentos subestimados.

En los últimos años se ha dado importancia y en la actualidad tienen una vigencia algunos aportes que han sido tomados en cuenta.

Se ha intentado reunir algunos aportes neurobiológicos de la conducta sexual como “bases”. Ya que esta descripción es solo una

Revisión de algunos que tienen relevancia.

La conducta sexual será activada de forma temporal y reversible por diferentes hormonas; los andrógenos activan los comportamientos masculinos, y los estrógenos y la progesterona, activan los comportamientos femeninos. [1]

CONTROL NEURONAL

En realidad, no hay un centro único que se relacione con el control neural de la conducta sexual; al contrario, existen distintas zonas implicadas.

Resulta que muchas de las estructuras que controlan a la conducta sexual son sexualmente dimórficas, es decir, que son de forma diferente en cada sexo.

Empezando por la médula espinal, si nos fijamos en la respuesta sexual masculina, la erección del pene en el hombre está controlada por la región parasimpática de la médula sacra. Se considera un reflejo involuntario que se mantiene. También se puede destacar la eyaculación, controlada por sección lumbar simpática de la médula. En ambos casos, la testosterona tiene un papel principal actuando sobre centros específicos de la médula.

En cuanto a la respuesta sexual femenina, las contracciones uterinas y vaginales están controladas por la división simpática de la médula espinal.

Hay que considerar al hipotálamo como la estructura más importante de la conducta sexual. El hipotálamo determina la producción de hormonas de las

gónadas, y además es el órgano principal para estas hormonas, y se sabe que lesiones en el hipotálamo eliminan la conducta sexual completamente (la administración de hormonas no podría restablecer la conducta sexual).

Por otra parte, el sistema límbico mantiene una relación indirecta con la conducta sexual, ya que controla las emociones y éstas, indirectamente, modifican la conducta sexual, de manera que una tensión emocional intensa hace que la conducta sexual disminuya.

Se relaciona con el placer, el erotismo, la erección peniana, la eyaculación y el orgasmo.

Está integrado por un doble anillo.

El superior integrado por los núcleos preópticos-septum-cíngulo-fornix está relacionado con conductas sexuales motivadas que refuerzan el erotismo (neopalio).

El inferior témporo-hipocámpico-hipotalámico se relaciona con la autoconservación: la alimentación, la lucha y la autoprotección a través de respuestas tróficas y agresivas.

La excitación del sistema límbico puede provocar crisis epilépticas acompañadas de hiposexualidad e impotencia.

Heath, este autor sostiene que el éxtasis sexual es un “trabajo límbico rinencefálico- hipotalámico”. El orgasmo sería un “olvido” transitorio de lo que se es, “una pérdida de la conciencia” producto de una desneocorticalización transitoria.

Se puede producir eyaculación y orgasmo por estimulación de la corteza límbica a través del espinotalámico. Las sensaciones producidas tocando los genitales van vía tálamo a proyectarse a las áreas del placer (hipotálamo- sistema límbico haciéndose conciente en la corteza.

Corteza, la zona de ésta más vinculada a la conducta reproductora

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (9.6 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com