ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Stress Y Alimentación Como Factores De Riesgo Para El Desarrollo De Gastritis En Estudiantes De Nivel Superior


Enviado por   •  12 de Diciembre de 2011  •  2.288 Palabras (10 Páginas)  •  1.190 Visitas

Página 1 de 10

Titulo: Stress y alimentación como factores de riesgo para el desarrollo de gastritis en estudiantes de nivel superior

I. Marco teórico:

La gastritis es una inflamación de la mucosa del estómago que puede ser de tipo agudo, de aparición rápida y resolución en pocos días, o de tipo crónico, en cuyo caso puede persistir durante años y producir úlcera péptica. En la gastroscopia se ve enrojecida, presentándose en diversas formas de imágenes rojizas en flama o como hemorragias subepiteliales. Sin embargo, el diagnóstico de certeza se obtiene por exploración endoscópica. Es posible que sólo una parte del estómago esté afectada o que lo esté toda la esfera gástrica.

Son varias las causas, como los malos hábitos alimenticios, el estrés, el abuso en el consumo de analgésicos (aspirina, piroxicam, indometacina, etc.), desórdenes de autoinmunidad o la infección causada por la bacteria Helycobacter pylori, el consumo excesivo de alcohol y otras transgresiones dietéticas (comidas copiosas, abuso de condimentos fuertes e irritantes), las intoxicaciones de origen alimentario, el tabaco.

Los síntomas característicos son sensación ardiente en la boca del estómago que puede llegar hasta el pecho, acidez, náuseas, en ocasiones vómitos y flatulencia. Los ardores en el epigastrio suelen ceder a corto plazo con la ingesta de alimentos, sobre todo leche. Pero, unas dos horas tras la ingesta, los alimentos pasan al duodeno y el ácido clorhídrico secretado para la digestión queda en el estómago, lo que hace que se agudicen los síntomas. También puede aparecer dolor abdominal en la parte superior (que puede empeorar al comer), indigestión abdominal, pérdida del apetito, vómitos con sangre o con un material similar a granos de café, y heces oscuras.

Un estilo de vida saludable y unos adecuados hábitos alimentarios pueden prevenir esta dolencia y, en caso de padecerla, mejorar los síntomas y prevenir posibles recaídas.

Los factores de riesgo también son un elemento a tener en cuenta en el desarrollo de esta enfermedad que una vez instaurada en muchos casos puede ser curada, pero la prevención es más económica beneficiosa y humana, para el individuo, la familia y la sociedad.

Dentro de los factores de riesgo que en general se describen para la gastritis se encuentran el uso de AINES (que puede convertirse en la causa de gastropatía por AINE), el consumo de alcohol reciente y en grandes cantidades, el hábito de fumar, el stress fisiológico como una cirugía mayor, trauma de cráneo, insuficiencia renal, insuficiencia hepática, insuficiencia respiratoria, quemaduras extensas, politraumatismos, shock séptico, fallo multiorgánico; y el consumo de hoja de coca.

El diagnóstico se realiza por medio de la endoscopia del aparato digestivo superior. En el examen de los tejidos (histopatológicamente) se observa infiltración de polimorfonucleares (glóbulos blancos).

La clasificación de la gastritis se basa en la evolución, histología y la patogenia.

Clasificación de las gastritis:

I. Gastritis aguda

• A. Infección aguda por H. pylori

• B. Otras gastritis infecciosas agudas

• 1. Bacteriana (aparte de H. pylori)

• 2. Helicobacter helmanni

• 3. Flegmonosa

• 4. Micobacterias

• 5. Sífilis

• 6. Víricas

• 7. Parasitarias

• 8. Fúngicas

II. Gastritis atrófica crónica

• A. Tipo A: autoinmunitaria, predominante en el cuerpo del estómago.

• B. Tipo B: relacionada con H. pylori, predominante en el antro del estómago.

• C. Química (producida por agentes antiinflamatorios, alcohol, estrés, tabaco)

Formas poco frecuentes de gastritis

• A. Linfocítica

• B. Eosinófila

• C. Enfermedad de Crohn

• D. Sarcoidosis

• E. Gastritis granulomatosa aislada

Las causas más frecuentes de gastritis aguda son infecciosas. La infección aguda por H. pylori induce gastritis. La gastritis por H. pylori se describe como un cuadro de presentación brusca con dolor epigástrico y algunas veces náuseas y vómitos. También se demuestra un intenso infiltrado de neutrófilos con edema e hiperemia en el estudio histológico. Si este cuadro no se trata con un nivel de atencion de primero y segundo nivel, avanzará a gastritis crónica. Después de la infección aguda por H. pylori se puede producir una hipoclorhidria de más de un año de duración.

La gastritis crónica es una inflamación del revestimiento del estómago que se presenta gradualmente y que persiste durante un tiempo considerablemente prolongado. Las hay de un mes y hasta de un año.

• Tipo A. Afecta al cuerpo y el fondo del estómago sin involucrar el antro, por lo general asociada a una anemia perniciosa. Se presume que tiene una etiología autoinmune.

• Tipo B. Es la forma más frecuente, afecta al antro en pacientes jóvenes y a toda la mucosa del estómago en personas mayores, y es causada por la bacteria Helicobacter pylori.

Tratamiento de gastritis

La gastritis tipo B se trata sólo cuando se presenta infección sintomática. Se usa claritromicina, amoxicilina y tetraciclina. Anteriormente se utilizaba metronidazol, pero ahora se sabe que se presenta resistencia en más del 80 por ciento de los casos. Los tratamientos de gastritis suelen ser antiácidos (Almax, Urbal) o reguladores de la acidez gástrica (ranitidina) o que disminuyan la secreción gástrica, del tipo del Omeprazol y sobre todo una dieta adecuada: las bebidas gaseosas retrasan la digestión, por lo que aumentan la secreción de ácidos en el estómago. Una dieta para el estómago delicado se suele llamar dieta blanda.

La gastritis crónica puede ser ocasionada por la irritación prolongada debido al uso de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINES), infección con la bacteria Helicobacter pylori, anemia perniciosa (un trastorno autoinmune), degeneración del revestimiento del estómago por la edad o por reflujo biliar crónico. Muchos

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (14.8 Kb)  
Leer 9 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com