ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Analisis Literario


Enviado por   •  9 de Agosto de 2011  •  1.588 Palabras (7 Páginas)  •  1.110 Visitas

Página 1 de 7

LOS DE ABAJO

MARIANO AZUELA

ANALISIS LITERARIO

ESTRUCTURA EXTERNA: Está compuesto por portada, la cual sostiene las partes internas de la obra.

Portada: en esta obra, la portada incluye nombre de la obra”los de abajo”, autor: mariano azuela, editorial www. Librodot.com

ESTRUCTURA INTERNA: Son las ideas que el autor externa de acuerdo a los propositos de dar una idea central a su obra.

“Los de abajo” es una novela escrita por el médico Mariano Azuela y publicada en 1915. Relata las hazañas, vida y abusos cometidos por un grupo de insurgentes durante la Revolución Mexicana. La historia se diferencia de otras por la sincera crudeza del relato, revelando incluso delitos de guerra cometidos por estos rebeldes.

Demetrio Macías es un campesino de Juchipila, un pueblo al sur del estado de Zacatecas, involucrado en la Revolución Mexicana no por sus ideales sino por un conflicto que tuvo con un caudillo local. Este cacique utilizó federales para atacar a Demetrio con el pretexto de que éste se iba a levantar contra el gobierno, lo que provocó dicha acción en lugar de detenerla y lo obligó a refugiarse con sus amigos, quienes no se dejaron dominar y contraatacaron derrotando al ejército federal y comenzando su lucha contra la amenaza que tal situación les significaba, acumulando seguidores y nunca estableciendo un objetivo o analizando la verdadera razón de lo que hacían.

A ellos se les une Luis Cervantes, un hombre de clase media educado, que desertó del ejército federal con la intención de unirse a las fuerzas de Demetrio por tener “sus mismos ideales”, pero cuando le conoció se quedó sorprendido debido a que los supuestos revolucionarios tenían poca idea de porqué luchaban.

Estos “revolucionarios” se unen a las fuerzas del general Natera y toman Zacatecas, uno de los últimos lugares ocupados por el ejército federal del presidente Huerta, en 1914. Lograron su misión en una notable batalla.

Entonces Demetrio, al sentirse poderoso y liberado, decide tomar venganza contra el caudillo local que inició todo el conflicto, quemando su casa.

Pero comenzó una rivalidad entre Venustiano Carranza y Francisco Villa (los dos caudillos del movimiento insurgente) durante la convención realizada en Aguascalientes en octubre de 1914, lo cual complica la situación ya que ahora Demetrio y sus hombres, que antes luchaban contra los federales, ahora deberán decidir a cuál de los dos caudillos apoyar.

En tanto, Luis Cervantes parte a EE.UU luego de darse cuenta de que la Revolución era algo casi interminable y que debía separarse.

El ejército de Villa pierde ante Carranza en la batalla de Celaya en abril de 1915 .

Siendo que Demetrio y sus hombres apoyaban a Villa se vieron obligados a regresar a Juchipila, el lugar donde comenzó todo, en una condición más pobre y miserable de la que tenían antes y además, obligados a continuar la lucha sin tener un objetivo fijo.

Las fuerzas de Carranza atacan el pueblo, buscando acabar con los últimos reductos de los grupos de Villa. Demetrio y sus hombres mueren, acabando la historia en una situación peor de la que había comenzado.

Análisis

Estructura: En esta obra la estructura es de tipo cerrada porque se narra una historia desde su comienzo hasta su fin.

Tipo de obra: Su tipo de obra es una novela,

punto de vista : es en tercera persona porque me di cuenta que el autor asume la posición de un ser que todo lo sabe con relación a los personajes y la trama de la obra.

Tema: el tema es “Los de abajo”.

Argumento: es el siguiente:

—Te digo que no es un animal... Oye cómo ladra el Palomo... Debe ser algún cristiano...

La mujer fijaba sus pupilas en la oscuridad de la sierra.

— ¿Y que fueran siendo federales? —repuso un hombre que, en cuclillas, yantaba en un rincón, una

cazuela en la diestra y tres tortillas en taco en la otra mano.

La mujer no le contestó; sus sentidos estaban puestos fuera de la casuca.

Se oyó un ruido de pesuñas en el pedregal cercano, y el Palomo ladró con más rabia.

— Sería bueno que por sí o por no te escondieras, Demetrio.

El hombre, sin alterarse, acabó de comer; se acercó un cántaro y, levantándolo a dos manos, bebió

agua a borbotones. Luego se puso en pie.

— Tu rifle está debajo del petate —pronunció ella en voz muy baja.

El cuartito se alumbraba por una mecha de sebo. En un rincón descansaban un yugo, un arado, un

otate y otros aperos de labranza. Del techo pendían cuerdas sosteniendo un viejo molde de adobes,

que servía de cama, y sobre mantas y desteñidas hilachas dormía un niño. Demetrio ciñó la

cartuchera a su cintura y levantó el fusil. Alto, robusto, de faz bermeja, sin pelo de barba, vestía

camisa y calzón de manta, ancho sombrero de soyate y guaraches.

Salió paso a paso, desapareciendo en la oscuridad impenetrable de la noche.

El Palomo, enfurecido, había saltado la cerca del corral. De pronto se oyó un disparo, el perro lanzó

un gemido sordo y no ladró más.

Unos hombres a caballo llegaron vociferando y maldiciendo. Dos se apearon y otro quedó cuidando

las bestias.

—¡Mujeres..., algo de cenar!... Blanquillos, leche, frijoles, lo que tengan, que venimos muertos de

hambre.

— ¡Maldita sierra! ¡Sólo el diablo no se perdería!

— Se perdería, mi sargento, si viniera de borracho como tú...

Uno

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com