ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La Oralidad Y Lo Simbolico

Trabajos Documentales : La Oralidad Y Lo Simbolico. Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 2.328.000+ documentos.

Enviado por   •  30 de Octubre de 2013  •  1.881 Palabras (8 Páginas)  •  243 Visitas

Página 1 de 8

LA ORALIDAD

La vida en sociedad ha requerido de un sistema eficiente de comunicación y ha sido precisamente el lenguaje lo que ha promovido la socialización. A la vez, es el lenguaje lo que distingue al hombre de los animales. Dentro de las formas de lenguaje, es la oralidad la forma más remota y a la vez la que se adquiere, individualmente, primero.

La aparición de oralidad, como sistema de expresión, es muy antigua y se corresponde con otras características de la especie humana, tales como el andar erguido y el uso de instrumentos, todo lo cual data de alrededor de un millón de años (Halliday, 1989).

Por otro lado, el lenguaje ha sido definido como un hecho social por ser exterior con relación a las conciencias individuales, en el sentido de que lo adquirimos como algo que ya existe cuando nacemos y porque ejerce una acción coercitiva sobre esas mismas conciencias, de modo que el adquirir una lengua y no otra modela de alguna manera nuestra forma de pensar (cf. Dürkheim, 1974,1993). Esto implica, para nuestra concepción de la oralidad, que ella solamente puede darse cuando existe un oyente individual o colectivo, real o virtual. También implica que la lengua es dinámica y cambiante; Sin embargo, este cambio se da en el colectivo y no por la acción de un solo individuo.

De allí se desprende, que la oralidad es un sistema de expresión, es decir un acto de significado dirigido de un ser humano a otro u otros, y es quizás la característica más significativa de la especie. La oralidad fue, entonces, durante largo tiempo, el único sistema de expresión de hombres y mujeres y también de transmisión de conocimientos y tradiciones. Hoy, todavía, hay esferas de la cultura humana que operan oralmente, sobre todo en algunos pueblos, o en algunos sectores de nuestros propios países y quizás de nuestra propia vida. Por ejemplo, en la transmisión de tradiciones orales como la de los cuentos infantiles en Europa, antes de los hermanos Grimm, o en la transmisión de la cultura de los páramos andinos en Venezuela, o en las culturas indígenas del país.

Aún para los habitantes de la ciudad, la transmisión de muchas esferas del saber se da por vía oral: los conocimientos culinarios son una de ellas, a pesar de haber innumerables libros dedicados a la enseñanza de la cocina. Prueba de ello es, quizás, la proliferación de los programas televisados sobre este particular.

Para Casalmiglia y Tusón (1999), la función social básica y fundamental de la oralidad consiste en permitir las relaciones sociales, pues la mayoría de las actividades cotidianas se llevan a cabo a través de la oralidad; tanto que las relaciones se interrumpen cuando se deja de hablar a alguien. Sin embargo, y a pesar de lo anteriormente dicho, la escritura es el sistema de expresión que mayor prestigio tiene, sin tomar en cuenta que los conceptos de oralidad y escritura hacen referencia solamente a dos modos distintos de producción del lenguaje, cada uno con sus características y sobre todo con sus normas propias de funcionamiento.

Ong (1987) señala el hecho de que se considera prehistoria a todo aquello que sucede antes de la aparición de la escritura. Por ello, al proponernos el estudio de la oralidad llevamos con nosotros el prejuicio que implica el proceder de culturas escritas, o de culturas no sólo orales.

Cabe destacar, que la oralidad es la conjunción entre lo inmediato y lo mediato, entre la memoria ancestral y la no memoria. Este fenómeno doble ha permitido a la oralidad debatirse entre el mundo de la cultura escrita y transformarse. Las culturas orales son porque tienen una historia común, valores comunes, un corpus, una cultura, precisamente; pero las llamadas culturas escritas parecerían adolecer de ello. Se cree que estando en los libros, las tradiciones no se pierden, la memoria no es fugaz y el corpus puede ser alimentado de maneras distintas.

Para investigadores como Havelock, Walter Ong, Benveniste, la oralidad es aquella manifestación fonética que se presenta de forma alejada a la escritura y sus investigaciones, que se desarrollan etnográficamente, describen los rasgos de este tipo de sistema de comunicación.

En este mismo orden de ideas, el hombre inicio a transmitir información de forma oral y empezó a establecer reglas de manera oral sin tener conceptos de lo que transmitían hasta que finalmente llego la escritura y fue así como se tuvo otro concepto de las cosas pero sin dejar atrás al medio oral que fue el que logro influir en la vida de las personas de épocas antiguas. El uso de la oralidad fue la era medieval, en esta época los integrantes del pueblo seguían lo que su rey les proclamará, sin reclamar, ni oponerse, fue también aquí donde la escritura da a flote en la vida cotidiana de las personas cambiando así el pensamiento del hombre hacia las cosas y fue así como se dan cuenta que se podían estructurar mejor a través de unas leyes fomentadas bajo una escritura y que finalmente serviría para sacar a delante al pueblo.

Se puede resumir que los medios de comunicación evolucionaron junto con las necesidades del hombre, un ejemplo pudiera ser a finales de la era medieval, los reyes necesitaban informar o establecer los derechos que tenían las personas o comprobar sus territorios, entre muchas cosas más y fue así como el hombre empezó a olvidar la importancia de la oralidad.

LO SIMBÓLICO

Los símbolos contienen conceptos difíciles de sustituir por explicaciones, si es que no imposibilidad o, cuando menos, inconveniencia sobre todo en aquellos casos en los que la frescura de su significado deba estar presente y completar el sentido de ceremonias o rituales. Allí actúan de manera silenciosa pero efectiva, sin obstruir con palabras el desarrollo del acto.

Todos aquellos elementos que forman parte de la cadena simbólica (imágenes, gestos, entre otras) comunican al iniciado ideas que necesitarían extensas descripciones o relaciones para ser entregadas por medio de la palabra. Estos símbolos se dinamizan a la luz de sus diversas interpretaciones o cuando son internalizados conscientemente por quien los percibe.

Se puede, entonces, suponer que nuestra capacidad de comprensión de un símbolo aumentará en la medida en que nuestro conocimiento previo posea mayor cantidad de definiciones que nuestra percepción pueda aplicar a la aprehensión,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (12 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Generador de citas

(2013, 10). La Oralidad Y Lo Simbolico. ClubEnsayos.com. Recuperado 10, 2013, de https://www.clubensayos.com/Español/La-Oralidad-Y-Lo-Simbolico/1199792.html

"La Oralidad Y Lo Simbolico" ClubEnsayos.com. 10 2013. 2013. 10 2013 <https://www.clubensayos.com/Español/La-Oralidad-Y-Lo-Simbolico/1199792.html>.

"La Oralidad Y Lo Simbolico." ClubEnsayos.com. ClubEnsayos.com, 10 2013. Web. 10 2013. <https://www.clubensayos.com/Español/La-Oralidad-Y-Lo-Simbolico/1199792.html>.

"La Oralidad Y Lo Simbolico." ClubEnsayos.com. 10, 2013. consultado el 10, 2013. https://www.clubensayos.com/Español/La-Oralidad-Y-Lo-Simbolico/1199792.html.